Gente

La madre de Cristiano Ronaldo habla tras el ictus: “Han sido días duros, de luchas y victorias”

Dolores Aveiro vuelve a casa después de tres semanas en el hospital y agradece el cariño recibido por su familia y seguidores

Cristiano Ronaldo con su madre, Dolores Aveiro, celebrando un título con la Juventus conseguido en la temporada 2018/2019.
Cristiano Ronaldo con su madre, Dolores Aveiro, celebrando un título con la Juventus conseguido en la temporada 2018/2019.Foto Instagram @doloresaveiroofficial

Dolores Aveiro, la madre de Cristiano Ronaldo, ha recibido el alta hospitalaria tres semanas después de sufrir un ictus el pasado 3 de marzo. La matriarca del clan, que se ha instalado en su casa de Funchal en la isla de Madeira (Portugal), en el mismo edificio en el que también vive en este momento Cristiano Ronaldo junto a su familia y su hermano Hugo, ha querido agradecer a través de su cuenta de Instagram todo el apoyo y cariño recibido estos días. “Tengo la suerte de vivir para amar a mi familia y tenerlos cerca de mí. He vuelto con paz en mi corazón y pensando que por qué juzgar el color de la piel, la ropa que llevas o el aspecto de cada uno. La vida es una lección, tenemos que estar agradecidos por todo y tener fe en Dios para que todo salga bien".

La madre del delantero del Juventus también ha querido compartir con sus seguidores y los de su famoso hijo cómo ha vivido estos días en los que ha estado ingresada luchando contra una enfermedad tan grave como el ictus y cuyas secuelas pueden ser irreversibles si no se actúa frente a ella con rapidez. “Han sido días duros, de luchas y victorias, pero ya estoy en mi casita rodeada del amor de mi familia, que es mi fuerza, y de buena energía”, ha explicado Aveiro en su cuenta de Instagram en la que tiene 2,1 millones de seguidores.

Solo dos días después de haber sufrido el ictus y de que su hijo volara hasta Funchal desde Italia para estar a su lado en esos momentos, Dolores Aveiro ya realizó una primera publicación en la que se pudo ver que los efectos de la dolencia estaban bastante controlados. En aquel momento la madre de Cristiano Ronaldo dijo: “Queridos este no es un típico mensaje de Dolores. Solo estoy de paso para decirles que me estoy recuperando bien (ya me quejo mucho de esta acostada en la cama durante muchas horas). Pero sé que es por mi bien, y si Dios quiere en una días estaré en mi rutina normal. Todo fue solo un susto, soy consciente de lo que me ha sucedido y de la suerte que he tenido”. En el mismo mensaje, también publicado en Instagram, daba las gracias al equipo médico que la estaba atendiendo y los constantes mensajes de apoyo, que afirmaba que no leía pero que le transmitía su hija Katia. También explicaba que ella no había escrito el mensaje pero que sí había dictado todo lo que quería decir, palabras de agradecimiento que hacía extensivas a sus hijos, nietos, hermanos y amigos y al resto por su comprensión y por respetar, en general, su privacidad.

Ahora la matriarca del clan Ronaldo debe continuar con la recuperación en su domicilio para evitar las secuelas físicas, y algunos medios afirman que, al menos hasta el agravamiento de la crisis del coranovirus que también afecta a Portugal, hacía rehabilitación en una clínica especializada. Doña Dolores, como se la conoce en Portugal, ha sido una figura clave en la vida de Cristiano Ronaldo y sus hermanos, Hugo, Elma y Katia. Ella misma escribió un libro autobiográfico en 2014 que tituló Madre coraje, y en el que daba cuenta de una vida repleta de dificultades.

Nació hace 65 años en un entorno mísero de Madeira, se crió en un orfanato después de perder a su madre con solo cinco años y según manifestó ella misma sufrió los maltratos de su madrastra, Angela, quien murió hace un mes con 92 años. Pese a esta circunstancia Dolores Aveiro le agradeció que hubiera ayudado a criar “mal o bien, a mí y a mis nueve hermanos, después de la muerte de mi querida y amada madre”, escribió el día del entierro de su madrastra. El matrimonio de Dolores Aveiro tampoco mejoró su vida en los suburbios de Funchal, pero ella consiguió sacar adelante a sus cuatro hijos con las mismas penalidades que había sufrido durante su propia infancia, y al lado de un marido, José Dinis Aveiro, con problemas de alcohol que le causaron la muerte den 2005.

El éxito de su hijo menor, Cristiano Ronaldo, en el fútbol, y una nueva relación de pareja junto a José Andrade han cambiado la vida de esta mujer luchadora y constante que antes de este ictus ya se ha enfrentado dos veces a un cáncer de mama. La primera en 2008 cuando fue tratada y operada mientras vivía en Madrid, cuando Cristiano Ronaldo jugaba en el Real Madrid, y la segunda hace dos años cuando sufrió una recaída de la misma dolencia.

Más información

Lo más visto en...

Top 50