Las 72 horas de crisis en Ciudadanos: Villacís sufre la primera gran baja en Madrid y Almeida se frota las manos

La concejal de Deportes en el Ayuntamiento de la capital, Sofía Miranda, anuncia que no formará parte de “ninguna lista” con la vicealcaldesa, al tiempo que deja las puertas abiertas al PP

La concejala delegada de Deporte, Sofía Miranda, el pasado 17 de noviembre.
La concejala delegada de Deporte, Sofía Miranda, el pasado 17 de noviembre.Gustavo Valiente (Europa Press)

Hace unos días el entorno de Begoña Villacís envió un mensaje de WhatsApp a los 11 concejales de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid. Convocó una reunión de urgencia para este lunes a mediodía. La vicealcaldesa de la capital citó a sus ediles en una sala del torreón del palacio de Cibeles, en la última planta del edificio que alberga el Ayuntamiento de Madrid, con vistas a la calle de Alcalá, donde los ediles se suelen reunir una vez al mes para comentar la actualidad política municipal y nacional entre pastas, cocacolas y botellines de agua. Acudieron todos puntuales. Poco a poco, se fueron sentando alrededor de una mesa alargada. El grupo municipal de Ciudadanos no atraviesa por su mejor momento. Hay ediles que no se hablan entre ellos, otros que le tienen ganas a Villacís y algunos que mantienen reuniones periódicas y a través de intermediarios con el entorno del PP. Las encuestas internas auguran que, salvo milagro, todos tienen los días contados. Villacís trata de mantener a flote un grupo alicaído que de cara a la galería sonríe, pero que, internamente, se hace a la idea de que los madrileños le auguran un futuro como el de sus excompañeros en la Asamblea madrileña o el Parlamento andaluz.

Este lunes, a la una de la tarde, se presentaron todos los concejales, salvo el edil y escritor Martín Casariego, que se ausentó presencialmente por una baja médica. Antes de comenzar la reunión, y como cuentan varios de los presentes, la responsable del área de Deportes en el Ayuntamiento, Sofía Miranda, sorprendió a todos. Tomó la palabra con una carta impresa de renuncia. Anunció a sus compañeros que dejaba de ser la portavoz adjunta de Ciudadanos en el Ayuntamiento, un cargo poco visible, pero de mucho peso interno. A grandes rasgos significa que, en caso de ausencia de Villacís, Miranda era la voz del partido. En la carta agradecía a todos los compañeros estos tres años. Miranda, además de imprimir su carta para todos, tomó la palabra:

―Estoy muy cansada.

Expuso ante sus compañeros de partido que la situación interna le abrumaba, que se sentía molesta porque no se la dejó hablar en el último debate sobre el estado de la ciudad, el día grande de la política en la capital, donde los focos de la prensa están más presentes que nunca. El resto de los ediles comprendió su situación, pero nadie puso ninguna objeción. La mayoría sabía que la relación entre Villacís y Miranda durante todos estos años había ido como una montaña rusa, pero muy deteriorada en los últimos dos años. Tras el anuncio de Miranda, el edil Santiago Saura, uno de los hombres de confianza de Villacís, asumió ante todos el cargo de portavoz adjunto, una decisión que, tal y como apuntan varios ediles, ya estaba tomada de antemano. Fue entonces cuando otro concejal alzó la voz:

―¿Hay alguna objeción?, ¿alguien se opone?

El silencio se impuso. Minutos después, otro de los ediles renunciaba a otro puesto. Ángel Niño, el presidente de MercaMadrid y el delegado en el Ayuntamiento de Innovación y Emprendimiento, anunció también que abandonaba su puesto como tesorero del partido. Para que quedara constancia, uno de los presentes, preguntó:

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

―¿Renuncias como tesorero, Ángel?

― Sí.

El cargo de tesorero fue asumido entonces por Mariano Fuentes, otro de los hombres de confianza de Villacís y el secretario del partido en la ciudad. Al concluir la reunión, los ediles se marcharon, pero comenzaron las filtraciones a la prensa. Sin embargo, no ha sido hasta el miércoles cuando, unos minutos antes de la comisión de Cultura y Deportes, donde se reúnen los portavoces de cada partido político para tratar los asuntos de esta área, la agencia Europa Press ha sorprendido a los presentes con una noticia bomba a las 11.12 horas: “Sofía Miranda deja su cargo como portavoz adjunta de Ciudadanos en Cibeles y abandonará la política al finalizar este mandato”. La noticia llegó al teléfono móvil de la portavoz del PSOE, Mar Espinar, que acudió de inmediato a conversar con Sofía, que se acababa de sentar en la sala de la comisión:

―Joder, lo siento. ¿Qué ha pasado?

―¿Cómo?―, responde Miranda.

Espinar sacó el móvil del bolsillo y le enseñó el teletipo de Europa Press. Miranda no dio crédito. Llamó inmediatamente a sus asesores de prensa, que convocaron de urgencia una rueda de prensa con los medios para las 13.30 horas. Allí mismo, en el patio de la plaza de la Villa, la sede del antiguo Ayuntamiento de Madrid, Miranda habló durante seis minutos: “Todos aquellos que me conocen saben que siempre en mi vida me he distinguido por tres principios básicos: la lealtad, la honestidad y la discreción. No entiendo de qué manera alguien ha pensado que poner palabras en mi boca que no son ciertas han sido una buena idea. Estoy profundamente dolida con las informaciones y con el entrecomillado de que abandono la política. Jamás he dicho eso. Esa es la razón por la que estoy aquí. No me cierro ninguna puerta”.

―¿Es una filtración?

―A todas luces. Esto se produce en una reunión interna del lunes. No sé quién ha filtrado esto. Esto es un ataque personal.

―¿De Ciudadanos?

―No lo sé.

―¿De quién sospecha?

―No lo sé.

―¿Se siente a gusto en Ciudadanos?

―Es una pregunta complicada.

Varios concejales de Ciudadanos consultados narran por teléfono que la relación entre Villacís y Miranda estaba prácticamente rota y que esto era cuestión de tiempo. Que la decisión de Villacís de cambiar la coportavocía del grupo estaba tomada desde hace semanas. El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, se ha enterado de la noticia durante un acto: “Es una gran concejal y ha demostrado una gran vocación de servicio público”. Faltan seis meses para las elecciones. Almeida y el PP se frotan las manos.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

Manuel Viejo

Es de la hermosa ciudad de Plasencia (Cáceres). Cubre la información política de Madrid para la sección de Local del periódico. En EL PAÍS firma reportajes y crónicas desde 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS