El Ayuntamiento de Madrid ‘se olvida’ del agradecimiento de Antonio Resines a la sanidad pública

El actor dio el pistoletazo de salida a las fiestas patronales de la capital como pregonero el jueves, con elogios a los sanitarios que no aparecen en el primer vídeo de resumen de su discurso subido por el Consistorio

Antonio Resines, durante el pregón de las Fiestas de San Isidro 2022, acompañado por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, el jueves en Madrid.Foto: JAIME VILLANUEVA | Vídeo: EPV

El Ayuntamiento de Madrid ha tardado un día en subir a YouTube las palabras de agradecimiento a la sanidad pública que el actor Antonio Resines pronunció durante su pregón de San Isidro el jueves. El viernes, la cuenta oficial de la red social del Consistorio subía un resumen del discurso del actor de poco más de un minuto. En él, el protagonista de las fiestas de San Isidro de este año narraba parte de su pregón, pero sin alusiones a la sanidad pública madrileña, a quien rindió homenaje varias veces desde el balcón de la plaza de la Villa.

Resines estuvo acompañado por más de 50 sanitarios, que acudieron a la plaza de la Villa ataviados con batas blancas. El actor deseó a los madrileños que disfrutaran de las fiestas de su patrón, San Isidro, pero que lo hicieran con cabeza y recordando que todavía la pandemia no ha terminado. “Os deseo unas divertidas fiestas, con cabeza y precaución, os lo digo por lo que acabo de pasar. Por cierto, aprovecho para pedir un aplauso para la sanidad pública”. Inmediatamente, añadió: “Vecinos de Madrid. ¡Viva San Isidro!, ¡Viva Madrid!, ¡Viva España!”. El Ayuntamiento sí ha colgado en su resumen de YouTube estas palabras, pero no las de agradecimiento a la sanidad pública.

El vídeo, que acumula cerca de 6.000 visualizaciones, ha tenido más impacto en la red social de Twitter, donde numerosos usuarios han denunciado que no se subieran las palabras de agradecimiento a la sanidad públicas de Resines. “La cuenta del ayuntamiento publica el pregón de Resines recortado y elimina sus palabras de agradecimiento a la sanidad pública”, escribió en su perfil la portavoz de Más Madrid, Rita Maestre. Fuentes municipales argumentan que el procedimiento ha sido el mismo que el del año pasado. Primero han subido un vídeo resumen de poco más de un minuto “solo para redes sociales” y, este sábado, el pregón entero y subtitulado.

“Vivir en Madrid es un lujo”

A sus 67 años, con 110 títulos a sus espaldas, y tras superar un zarpazo del coronavirus que lo llevó a estar ingresado en la UCI y en coma varias semanas a finales de 2021 y principios de este año, Resines salió al balcón de la plaza de la Villa el jueves como pregonero de la ciudad que le acogió con dos años, tras marcharse de su Cantabria natal con sus padres para instalarse en un rinconcito de Sainz de Baranda, a pocos metros del Retiro. Allí, más de un centenar de madrileños ―y turistas que no sabían ni quién estaba en lo alto del balcón― coreaban su nombre: “¡Antonio, Antonio!”. Él, aún con secuelas de su paso hospitalario, se quitó la parpusa―la gorra tradicional de los chulapos con estampado de cuadros― muy sonriente. Como un torero, la brindó al público que lo observaba desde el balcón de la plaza de la Villa:

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

―Vecinos de Madrid, como pregonero vuestro que soy, os debo un pregón.

El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, le siguió el juego durante unos segundos. Los dos emularon la mítica escena de Bienvenido, Mr. Marshal, de Luis García Berlanga, ante la atenta mirada del hijo del director. “Quiero rendirle un homenaje por su centenario [...]. Es un verdadero honor estar aquí con todos vosotros. No os podéis imaginar la ilusión que me hace. Desde los tres meses viví en Sainz de Baranda, paseaba por sus bulevares, nos llevaban a jugar al Retiro, mi colegio estaba en el barrio del Niño Jesús. A los 10 años me fui a Chamberí, donde iba al cine”. Con pausas y numerosos aplausos de sanitarios que habían venido a aplaudirle por sus continuos gestos de defensa de la sanidad pública, habló también de su hijo Ricardo, madrileño y de 35 años, de sus amigos cineastas, como Carlos Boyero o Fernando Trueba, con los que paseaba por Malasaña durante su juventud. “He rodado muchas películas y series aquí. Vivir en Madrid es un placer y un lujo”.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

Manuel Viejo

Es de la hermosa ciudad de Plasencia (Cáceres). Cubre la información política de Madrid para la sección de Local del periódico. En EL PAÍS firma reportajes y crónicas desde 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS