Un joven de 19 años muere tras recibir cinco cuchilladas en Madrid

La Policía ha detenido a 10 personas en las inmediaciones de lugar del homicidio

Un policía municipal pasa junto al cadáver del joven asesinado en el madrileño barrio de Villaverde, este sábado. Foto: J. M. YAGÜE (EFE) / AYUNTAMIENTO DE MADRID

No habían pasado ni 11 horas del comienzo del nuevo año cuando las estadísticas oficiales ya registraban el primer homicidio de 2022. Una pelea entre dos bandas juveniles a plena luz del día en el distrito de Villaverde se saldó con la muerte de un ecuatoriano de 19 años, quien recibió al menos cinco cuchilladas. Otro joven de la misma edad también resultó herido grave por una puñalada en la zona lumbar. Los agentes de la comisaría de esa zona de la capital detuvieron a los 10 supuestos implicados en la reyerta, que este sábado estaban a la espera de ser interrogados y de pasar a disposición judicial.

Los servicios de Emergencias de la capital recibieron el sábado 1 de enero una llamada en torno a las 10.50 alertando de una pelea en la calle del Sáhara, en el distrito de Villaverde. Siete miembros de una banda —la Policía Nacional no ha transmitido los nombres de los grupos— se habían enfrentado con cuatro de otra y, durante la reyerta, uno de los jóvenes del grupo más numeroso había recibido al menos cinco cuchilladas en el tórax y en el abdomen. Cuando cayó al suelo, desfallecido, el resto de los contendientes huyeron del lugar a la carrera. Las causas que motivaron el enfrentamiento todavía no se han esclarecido.

Algunos testigos de la pelea avisaron desde sus teléfonos móviles a los servicios de Emergencias. Uno de ellos, al ver la gravedad de las heridas que sufría la víctima y que no respiraba, inició las maniobras de reanimación cardiopulmonar. Cuando llegaron al lugar los efectivos del Samur-Protección Civil, los sanitarios continuaron los masajes cardiacos, pero sin éxito, según informó una portavoz de Emergencias Madrid. Las cuchilladas habían afectado a órganos vitales y le habían provocado al joven la pérdida de gran cantidad de sangre.

A los pocos minutos, se recibió otro aviso de que otro joven estaba caído en la calle de Agapito, a unos 200 metros del lugar de la reyerta. Los sanitarios del Samur vieron que había recibido una puñalada en la zona lumbar. Tras estabilizarlo, lo trasladaron al Hospital Universitario 12 de Octubre, donde quedó ingresado con pronóstico grave aunque ayer no se temía por su vida, salvo complicaciones, según fuentes policiales.

A 500 metros de comisaría

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La reyerta se produjo a unos 500 metros de la comisaría de la Policía Nacional del distrito de Villaverde, por lo que, nada más recibirse el aviso, los agentes que estaban de servicio hicieron una enorme batida por la zona y detuvieron en las calles de los alrededores a los participantes de ambos grupos. Entre los arrestados hay un menor, de 17 años. El resto tiene entre 18 y 19 años, según un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

También se encuentra detenido el hospitalizado en el 12 de Octubre. Ayer permanecía ingresado con custodia policial, a la espera de recibir el alta y de ser interrogado. Fuentes policiales explicaron que de los arrestados, seis son de nacionalidad española, incluido el herido. También hay un cubano y un hondureño. Ayer por la tarde estaba pendiente de ser identificado el décimo arrestado, por lo que se desconocía su origen. Los investigadores estaban a la espera de tomarles las huellas dactilares y comprobar si tenían o no antecedentes policiales por hechos similares.

Al lugar del crimen se trasladaron agentes del Grupo VI de Homicidios, perteneciente a la Brigada Provincial de Policía Judicial, y especialistas del Grupo de Delitos Violentos (Devi) de la Brigada Provincial de Policía Científica para buscar pruebas e iniciar las investigaciones. También participa la Brigada Provincial de Información, entre cuyos cometidos está la investigación y desarticulación de las bandas juveniles violentas. El cuerpo del joven ecuatoriano ingresó a mediodía en el Instituto de Medicinal Legal, donde está previsto que hoy se le practique la autopsia.

Pendientes de declarar

Los arrestados estaban ayer por la tarde en dependencias de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, a la espera de que llegaran los abogados y se les pudiera interrogar para determinar el motivo que desencadenó la mortal reyerta. El menor fue puesto a disposición de la Fiscalía de Menores.

Los enfrentamientos entre bandas juveniles se han hecho frecuentes en los últimos meses en la región. Uno de los días de mayor actividad delictiva se registró a finales de noviembre, cuando se sucedieron dos ataques entre jóvenes en las estaciones de Alcalá de Henares y de Valdemoro. Las víctimas sufrieron la amputación de una mano, además de múltiples heridas por el cuerpo.

Lo más habitual en estos enfrentamientos es el empleo de armas blancas, algunas de grandes dimensiones llamadas bolomachetes. Una de las actividades de las bandas consiste en lo que llaman “salir de caza” por los territorios que consideran de su propiedad y agredir o matar a cualquiera de un grupo rival.

La memoria de la Fiscalía de 2020 recogía que al menos un tercio de los 18 homicidios cometidos por menores durante ese año estaban relacionados con estos grupos violentos. El ministerio público también incoó 2.027 delitos de lesiones y 29 casos por riñas tumultuarias. Y ello pese a la pandemia y los tres meses del confinamiento.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS