Un año después, sin noticias de las ayudas prometidas por Almeida

En noviembre de 2020, todos los partidos del Ayuntamiento de Madrid aprobaron una subvención para que las familias vulnerables puedan pagar el impuesto de bienes e inmuebles (IBI)

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (i), y la vicealcaldesa, Begoña Villacís (d), conversan mientras cogen pesas durante su visita a la nueva Unidad Integral de Distrito (UID) de la Policía Municipal en Hortaleza, este martes.
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (i), y la vicealcaldesa, Begoña Villacís (d), conversan mientras cogen pesas durante su visita a la nueva Unidad Integral de Distrito (UID) de la Policía Municipal en Hortaleza, este martes.A. Pérez Meca (Europa Press)

Un año después, ni rastro de las ayudas prometidas. El Ayuntamiento de Madrid aprobó en noviembre de 2020 un paquete de ayudas para aquellos propietarios que no podían hacer frente al impuesto de bienes e inmuebles, más conocido como IBI. El IBI es uno de los grandes caudales de ingresos que tienen los ayuntamientos en España. Solo en 2020, por ejemplo, las arcas de la capital española tenían prevista una recaudación de casi 1.552 millones de euros. El presupuesto de la capital ronda siempre los 5.000 millones. Este tributo afecta tanto a la vivienda habitual, como a los garajes, locales y fincas. Un inmueble, en definitiva. El impuesto se calcula aplicando un coeficiente, que en ningún caso será inferior al 0,4% ni superior al 1,3% sobre el valor catastral del inmueble. Es decir, una valoración independiente que siempre realiza la Dirección General del Catastro, que depende del Ministerio de Hacienda. En el caso de Madrid el impuesto se sitúa ahora mismo en el 0,456%. El pacto de investidura de PP y Ciudadanos con Vox prevé llegar al 0,4% antes de 2023.

En noviembre de 2020, el PSOE planteó en un pleno ordinario celebrado en el Palacio de Cibeles que sería una buena idea emitir un paquete de ayudas para aquellas familias o personas que tuvieran dificultades para pagarlo. No era una idea novedosa. Un plan similar estuvo vigente en Madrid de 2012 a 2017, con las alcaldías de Ana Botella y de Manuela Carmena. Las ayudas se retiraron en 2017 porque era muy difícil saber si la subvención se ofrecía directamente a quien lo necesitaba. “Técnicamente era casi imposible de llevarse a cabo”, cuentan fuentes de aquella área de Hacienda que por entonces gobernaba Carmena. Más datos. Solo en 2015 la solicitaron más de 8.000 madrileños. Desde entonces, la burocracia se hacía casi imposible. La demanda bajó de golpe, hasta unos cientos.

El PSOE sugirió en noviembre de 2020 que, dada la magnitud de la crisis económica y social surgida durante la pandemia, sería un buen momento de retomarla. “Queremos que esta ayuda llegue a todos los colectivos vulnerables”, dijo entonces la portavoz socialista en los asuntos económicos, Enma López. “Y especialmente, a aquellas mujeres víctimas de violencia de género, a las familias monomarentales, a las empleadas del hogar, a los jóvenes menores de 30 años, a las personas mayores de 65 años o a los desempleados”. Todos los grupos políticos se pusieron de acuerdo, algo que sucede en contadísimas ocasiones en los plenos.

PP, Ciudadanos, Vox, PSOE y Más Madrid aprobaron por unanimidad que, efectivamente, era una buena idea lanzar un paquete de ayudas. Un año después, la buena idea sigue siendo eso, una buena idea. El pasado mes de septiembre, la concejal López preguntó en la comisión de Hacienda los motivos de este retraso, que ya acumula un año. A fin de cuentas, Hacienda es quien se encarga de abrir el grifo de las arcas madrileñas. Todos los grupos de la oposición reconocen en privado que siempre que el alcalde José Luis Martínez-Almeida tiene un problema, la edil popular de Hacienda, Engracia Hidalgo, se encarga de resolverlo. Para sorpresa de la oposición socialista, la pregunta no pudo llevarse a cabo. “Me derivaron la cuestión al área de Familias, Igualdad y Bienestar social. No daba crédito”, cuenta por teléfono la socialista López. El área de Familias depende de Ciudadanos, la otra ala del Gobierno. Este martes, y ya en la comisión del área, la edil López pudo al fin preguntar por los motivos del retraso.

“Las bases ya están diseñadas”, contestó la directora general de familias, María Sonia Moncada. “Las ayudas se retiraron en 2017 porque su solicitud eran de una gran complejidad. Estamos trabajando en un nuevo modelo. Por ello, hemos creado un grupo de trabajo en este año. El procedimiento es complejo. Para conceder estas ayudas necesitamos también información de la Comunidad de Madrid y del Gobierno central”. Sin embargo, fuentes del área de Hacienda del Ayuntamiento reconocen que el presupuesto ya está listo: “Tenemos dos millones de euros preparados para las ayudas”. Fuentes de la concejalía de Familias responden: “En breve el problema estará solucionado. En estos momentos ya están configuradas las bases de la convocatoria”. ¿Cuáles son? Silencio como respuesta. Mientras tanto, las cartas del impuesto del IBI ya ha comenzado a llegar a los buzones de los madrileños.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

Manuel Viejo

Es de la hermosa ciudad de Plasencia (Cáceres). Cubre la información política de Madrid para la sección de Local del periódico. En EL PAÍS firma reportajes y crónicas desde 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS