arte

Los 14 relatos coreanos que narran la precariedad, la naturaleza y las particularidades del país asiático

Una exposición en Casa de Vacas aúna estas tendencias contemporáneas en fotografías, elementos arquitectónicos, cuadros y un documental

La exposición '14 relatos breves', en La Casa de Vacas, que reúne la obra de 14 artistas coreanos.
La exposición '14 relatos breves', en La Casa de Vacas, que reúne la obra de 14 artistas coreanos.Santi Burgos

Una estructura de nailon traslúcido ocupa la mayor parte de una de las salas de Casa de Vacas, centro cultural ubicado en el parque de El Retiro. Es un tubo por el que los transeúntes pasan, y está decorado con detalles del mismo material: picaportes, cerraduras, bisagras, interruptores e incluso un radiador. Por muy tentador que parezca palpar la tela, está decorado con el habitual cartel con las letras rojas: “No tocar”. Esta creación de Do-Ho Suh es una de las elegidas por Casa Asia para catorce Relatos breves, que recoge las obras de ese número de artistas coreanos desde este jueves hasta el 29 de agosto. Según la comisaria, Menene Gras Balaguer, aunque este y otros participantes de la exposición viven en EE UU, apuestan por “la identidad de sus orígenes de la que nunca se han desapegado”. En este caso, tuvo que venir un equipo de tres personas a montar las varillas. “La preocupación y esfuerzo por el detalle es algo muy típico del país”, apunta.

Más información

Esta construcción, fotografías, cuadros y un documental retratan una realidad muy heterogénea. Gras buscó un hilo invisible para atarlos y que convivieran entre ellos. Eligió los que le interesaban personalmente y de los que había escrito. “Hay una gran diversidad, quiero defender que cuando haces una exposición colectiva difícilmente hay afiliación de los formatos; hay una narrativa. Con el título imaginé unificar lo que las obras cuentan a través de los paisajes coreanos y lo que me decían esas arquitecturas”, resume. Algunos de los antecedentes son la antológica de Cody Choi en 2016-2017 con el Vicerrectorado de la Universidad de Málaga y Casa Asia; la contribución de esta institución para que Corea fuera el país invitado en 2007 en la feria ARCO (Madrid); o la retrospectiva de Nam June Paik el mismo año en Fundación Telefónica.

En catorce Relatos breves Won Ju Lim exhibe tres maquetas en las que recrea la naturaleza de su tierra. Cada uno de los paisajes montañosos tiene un corte en la ladera y de ahí brotan diferentes colores. “Quiere mostrar esa percepción de lo que vemos y lo que no”, explica Gras. A las piezas les cubren campanas: una blanca, otra azul y otra naranja, elegidas por la artista para representar, el día, la noche y el anochecer.

En el mismo espacio, al fondo, se ven unas cajas de cartón que parecen tener un cielo impreso en ellas. Quien se acerque se dará cuenta de que esas nubes se mueven con lentitud, porque la imagen se proyecta en ellas. Tardaron dos días y medio en montar este escenario de Timothy Hyunsoo Lee, un trabajo en el que no pudo participar porque la burocracia de la pandemia le impidió salir de EE UU. “La covid-19 solo trae problemas, cuesta muchísimo más organizar a los artistas”, asegura la comisaria. El creador también expone unas láminas de oro sobre las que plasma fotografías del álbum de su familia. “Sus orígenes están en la diáspora coreana y en la pérdida de memoria”, cuenta, y añade que él desembarcó en norteamérica cuando tenía apenas 5 años y ese trauma aún le impide recordar nada de esa época.

Obra de  Do-Ho Suh en la exposición '14 relatos breves', en La Casa de Vacas, que reúne la obra de 14 artistas coreanos.
Obra de Do-Ho Suh en la exposición '14 relatos breves', en La Casa de Vacas, que reúne la obra de 14 artistas coreanos.Santi Burgos

En cuanto el visitante entra se encuentra con dos realidades enfrentadas: en una pared la fotografía está manipulada y parece un dibujo. Es de Kim Joowon, quien recoge la pureza de una nieve invasora. La segunda, de Kim Byonggu, invita a admirar imágenes sin editar de los ríos y montañas del país. Gras defiende esta contraposición: “En una antología de relatos encuentras textos de horror, fantástico y otros estilos. Lo que hago es unir para crear un viaje de descubrimiento”.

Su baluarte es: “No hay una realidad única”. Y el único nexo es que la selección de artistas se ha hecho teniendo en cuenta su paso por España en algún momento de su trayectoria. Han colaborado las Galerías Saro León (Las Palmas de Gran Canarias), Sabrina Amrani (Madrid), Michel Soskine (Madrid), Àngels Barcelona (Barcelona), la Galería Parra & Romero (Madrid) y del MUSAC (Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León) y una obra de la Colección Aldebarán, porque en algún momento asumieron el riesgo de apostar por coreanos en su mayoría desconocidos.

El arte se escucha en una de las salas. Allí se proyecta Factory complex, documental en el que Im Heung-Song homenajea a su madre, y denuncia que fuera una trabajadora en condiciones inhumanas durante las épocas de mayor crisis económicas; a ella y a sus compañeras las explotaban laboralmente en Corea del Sur. Obtuvo en 2015 el León de Plata en la 56ª Exposición Internacional de Arte de la Bienal de Venecia por captar los testimonios de mujeres a las que recibieron todo tipo de vejaciones. Las maltrataron, las violaron, les echaron excrementos encima. Los testimonios provocan que algunos asistentes, que antes contemplaban lo apacible de los prados; se retuerzan en sus asientos, incómodos.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50