DANZA

“Danza”: un vídeo de 60 segundos y una sola palabra para salvar a todo un arte

El coreógrafo Damien Jalet, la bailarina Ana Laguna y profesionales de otras disciplinas, como Iñaki Gabilondo y Penélope Cruz, apoyan esta iniciativa del Centro Coreográfico María Pagés

Algunas de las personas que han participado, como Pedro Almodóvar, Pepa Bueno y Joan Manuel Serrat.
Algunas de las personas que han participado, como Pedro Almodóvar, Pepa Bueno y Joan Manuel Serrat.Centro Coreográfico María Pagés

“Danza”. El cantautor Joan Manuel Serrat es el primero en pronunciar y en llenar de significado una sola palabra, en el vídeo coral que el Centro Coreográfico María Pagés ha lanzado este jueves a través de sus redes sociales. Se trata de una celebración y al mismo tiempo de una reivindicación. Coincidiendo con el Día Internacional de la Danza que tiene lugar todos los 29 de abril, la grabación defiende una disciplina “que está en una situación de extrema fragilidad y que es un patrimonio común a proteger”, cuenta por teléfono la propia Pagés (Sevilla, 57 años).

A Serrat le siguen en los siguientes 60 segundos algunos de los grandes profesionales de este arte, como Iratxe Ansa y Jesús Carmona, ambos Premio Nacional de Danza 2020, el coreógrafo belga Damien Jalet y la bailarina Ana Laguna. También aparecen personalidades del mundo del flamenco, como Carmen Linares y Marina Heredia; los periodistas Iñaki Gabilondo y Pepa Bueno; y gente del cine: Pedro Almodóvar, Penélope Cruz y Antonio Banderas.

El año pasado, el vídeo tenía como eje a los profesionales del sector. Éste año, sus responsables han decidido a abrirse a otras áreas. “A raíz del encuentro de coreógrafas de todo el mundo y de todos los estilos en nuestro centro de Fuenlabrada en 2019, nacieron una serie de iniciativas en defensa de la danza”, explica El Arbi El Harti, esposo de Pagés y codirector del mismo. “Esta vez, hemos querido defender que, si la danza forma parte del paradigma social, también forma parte de la sociedad española. Hemos querido hacerlo sensibilizando a quien lo vea, sin reclamos agresivos. El vídeo recoge varios aspectos del espíritu de la Fundación María Pagés, como la formación, con la presencia de los alumnos de la IT Danza de Cataluña y del grupo Amas Escena, y la vocación internacional”.

Imágenes del vídeo que ha lanzado el Centro Coreográfico María Pagés coincidiendo con el Día Mundial de la Danza. Grupo Amas Escena en el momento en el que aparece en el vídeo.
Imágenes del vídeo que ha lanzado el Centro Coreográfico María Pagés coincidiendo con el Día Mundial de la Danza. Grupo Amas Escena en el momento en el que aparece en el vídeo.

El Centro Coreográfico María Pagés se ubica en una nave de 400 metros cuadrados en Fuenlabrada, gracias al acuerdo alcanzado con el Ayuntamiento socialista de Javier Ayala. Su intención desde que abrió sus puertas en 2018 es solventar en la medida de lo posible algunas de estas carencias y dejar documentado todo el proceso creativo de las obras de la bailaora, además de recuperar a los grandes maestros del flamenco del siglo XX, comentaba Pagés en su momento a este periódico. En este tiempo, la iniciativa ha buscado “agitar desde Fuenlabrada las conciencias tanto de las y los creadores, como de los responsables políticos y técnicos sobre una profesión que aporta mucho a la sociedad, pero a la que le cuesta ser aceptada como lo que es: una profesión de profesiones”.

Aunque en este mes de abril que se celebra el Día Internacional de la Danza han llegado a espacios públicos madrileños nuevas ediciones de los ciclos Madrid en Danza -en los Teatros del Canal- y Danza en la Villa -en el Centro Cultural de la Villa-, es para la pareja tan solo un espejismo que no se repite durante el resto del año. “Y recordemos que España no es Madrid. No existen en general políticas de equilibrio en las programaciones culturales”, apunta El Arbi El Harti. “El problema de la danza no es la pandemia, ya que su precariedad viene de antes. Desde la crisis del 2008 bajó enormemente su presencia en la programación cultural española”, comenta la bailaora y coreógrafa, para quien “es urgente que se establezca un orden en el sector”. Se refiere en concreto un Pacto de Estado para la Cultura que defina un marco en el que puedan desarrollarse todas las disciplinas artísticas y también un Estatuto del Artista.

La sevillana llegó a Madrid hace más de cuatro décadas para trabajar con Antonio Gades pero, tal y como está estructurado el sector de la danza en estos momentos, le parece casi imposible que un talento joven pudiera tener una oportunidad así en la actualidad. “Para empezar, la educación en esta disciplina no está bien planeada. Existe un grado superior, lo cual está muy bien, pero las enseñanzas se están retrasando mucho en una profesión que tiene una vida muy breve y muy intensa. Con 15 años, los alumnos de danza siguen a mitad de su formación básica”. ¿Y qué se está haciendo para incentivar el interés de la gente joven a las artes escénicas, más allá de gestos puntuales y efímeros?, se preguntan los dos casi al unísono.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50