ELECCIONES EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Una ‘resistencia’ urbanita se prepara para activar el voto

Seis organizaciones cívicas diseñan acciones digitales y en los barrios para movilizar la asistencia a las urnas el 4-M

Daniel Mateos, de Defiéndete4M y Paola Solís y Natalia Munévar, de Poder Migrante, en una cafetería, este viernes.
Daniel Mateos, de Defiéndete4M y Paola Solís y Natalia Munévar, de Poder Migrante, en una cafetería, este viernes.INMA FLORES

Digitales y activistas en pantuflas. Se definen así sin complejos, porque su posición actual a los mandos de las pantallas es la de arrancar motores. Se imaginan mucho más allá en unas semanas. “En estas elecciones es muy importante salir a la calle, llegar a los barrios”. Clara, ilustradora de 40 años y de la plataforma Vota Por Favor, sabe que el mundo real sigue ahí y que hace falta estar en él para este 4 de mayo. Aunque las calles y barrios tengan que ser ocupadas en distancias de dos metros. Este domingo está planificada una primera acción de calle, un clásico reparto de materiales y pancartas en barrios del sur de Madrid, si el tardo-invierno de estos días lo permite.

Daniel Mateos, analista de datos de 36 años y participante de Defiéndete4M. explica que su intención es “empezar a teñir la ciudad del ambiente que incite a la participación el 4 de mayo, que vaya in crescendo de aquí al día de las elecciones”. Su objetivo es “recuperar la Comunidad después de más de 20 años de la derecha”, explica en la mañana del viernes, alrededor de varios ordenadores portátiles y cafés con leche, a Paola Solís, de 37 años, politóloga de origen boliviano, y Natalia Munévar, ingeniera industrial colombiana de 40 años, ambas integrantes de Poder Migrante, que lanzará la semana que viene su campaña pro voto y que se han conocido en persona esta mañana en una cafetería. “Es curioso, llevamos tiempo trabajando juntas en la red, pero no nos habíamos visto”, explica Munévar.

La unión de la izquierda que las siglas políticas no han firmado en esta convocatoria la están asumiendo con naturalidad sus votantes. Un ejemplo es esta mesa de desayuno. Urbanitas de la capital, aunque no todos, ya que se están movilizando desde municipios como Leganés, Móstoles o incluso desde fuera de la región o de España. Jóvenes pero no tanto. Mayoritariamente entre 30 y 40 años. Sin duda, son más mujeres. ¿Profesión? Mucho diseñador instagramero, sociología por un tubo, precariado joven, que prefiere utilizar memes rápidos y mensajes certeros, mientras otros apuestan por el diseño gráfico, cierto orden y armonía, golpes de creatividad e ingenio o símbolos que se hagan transversales, y migrantes.

Son vecinas y vecinos, lo que significa que también son empresarias, autónomos, trabajadores, usuarias de servicios públicos, clientes y dueños de hostelería y comercios; madres y padres de niños; hijos de mayores, nacidos en el país o no. Hay de todo, como en cualquier botica castiza que se precie.

Resistir es votar, ésa es su misión

Alrededor de Vota Por Favor, Poder Migrante, Emergencia Gráfica, La Oportunidad, Defiéndete 4m y Madrid Reloaded se organizan unas 90 personas —“y creciendo”, dicen todos―, que como organismos vivos dependientes de las redes sociales han comenzado a lanzar campañas para fomentar la participación. El mundo ha cambiado y en su versión pandémica es más digital que analógico, y así lo han entendido. Resistir es votar, fin del análisis: ésa es su misión.

En los diarios fundacionales de la resistencia francesa de los años cuarenta del pasado siglo, su autora y una de sus militantes iniciáticas, Agnès Humbert, explica que el movimiento se formó con “intelectuales y personas anónimas”, que no eran héroes pero que tejieron una red a partir del boca a boca “sin un plan preconcebido”. El ser humano no ha cambiado tanto en 80 años, porque es lo mismo que está ocurriendo estas semanas en las pantallas de los móviles de estos madrileños.

Para contactar y entrevistar a estas iniciativas es necesario dejar mensajes privados en sus cuentas de Instagram y Twitter, y lanzar anzuelos a contactos de los espacios asociativos y políticos conocidos. No resulta muy distinto a dejar un papel con una contraseña bajo el paragüero de un restaurante poco frecuentado en la margen izquierda del Sena, en el París ocupado por los nazis, y sentarse a esperar respuestas.

Por fin llegan. Desde una de ellas, Madrid Reloaded, Elena S., de 26 años, y que prefiere no dar su apellido, revela que su iniciativa está conformada por trabajadores con sueldos bajos. “Somos precariado”, afirma. Estudiantes, periodistas, representantes del sector educativo, parados, ninis, y dicen ser de orígenes distintos, más allá de la capital. “Llegamos de Coslada, de Carabanchel o Cuatro Caminos”, explica. El grupo promotor se nutre de unas 20 personas, de entre 25 y 35 años, que no quieren limitarse a lanzar logotipos y diseños bonitos en redes. “Lo gráfico-creativo profesional lo vemos muy encasillado para un público muy determinado”, afirma. Hasta ahora su publicación más exitosa es un meme con el detalle de un calcetín sucio del youtuber conservador Un Tío Blanco Hetero.

No diríamos que la población vote con los ojos, pero queremos que a través de los ojos se despierten cosas dentro y voten
Marcos García, de La Oportunidad

No hay heterogeneidad en las estrategias. En La Oportunidad, otra de las iniciativas y que se articulan sobre el hashtag #Primaveramadrileña, sí son mayoritariamente diseñadores y creativos publicitarios. “No diríamos que la población vote con los ojos, pero queremos que a través de los ojos se despierten cosas dentro y voten”. Marcos García, de 32 años, insiste en ser uno más de un grupo en el que hay miembros que superan la cincuentena, en distritos como Carabanchel, Vallecas, Barajas, Ciudad Lineal y Centro y en Móstoles.

Eso sí: no quieren quedarse con el “rollo gremial” de diseñadores y han abierto sus diseños en una web para que puedan ser personalizados y broten en los balcones. “Es nuestra forma de saltar a los barrios”, afirma.

Iniciativas espontáneas y cercanas

Todas se presentan como iniciativas espontáneas y cercanas, al menos en sus propuestas visuales, lemas y textos, aunque hay estudios sociológicos y demoscópicos que marcan el camino y todas ellas han estudiado a conciencia: espontáneo no es sinónimo de ingenuo. Defiéndete4M es la que más científicos sociales tiene entre su equipo fundador. Cuentan con varios sociólogos y abogados, y es el grupo más urbanita, pero con red extendida porque “socializamos en otros barrios”, explica Malela Durán, codirectora de una escuela de música de 40 años. Son los que más contactos y alianzas están buscando para dar el salto a las calles. Tienen a un equipo estudiando acciones concretas en diferentes barrios y municipios. Sus conocimientos sociológicos les ayudan a primar y recorrer el mapa regional con más tino.

Nunca se ha superado el 70% de participación en elecciones autonómicas en Madrid. Desde los primeros comicios del 8 de mayo de 1983, nunca ha subido de ahí, y ha sido especialmente baja en épocas de crisis: 58,6% en 1991 o 65,8% en 2011

Nunca se ha superado el 70% de participación en elecciones autonómicas en Madrid. Desde los primeros comicios del 8 de mayo de 1983, nunca ha subido de ahí, y ha sido especialmente baja en épocas de crisis: 58,6% en 1991 o 65,8% en 2011. En medio de la pandemia actual, este histórico preocupa.

Por eso Vota Por Favor, la más longeva, nacida en 2019, cree que la Administración debería fomentar activamente el voto. “Es responsabilidad de las instituciones que los ciudadanos se sientan parte del proceso democrático, que se sientan escuchados y representados, que sean conscientes de que su voto importa”. Paola Solís, sentada en la cafetería, se indigna: “Es increíble que sepamos que tenemos derecho a un médico y cómo y dónde solicitarlo, pero no haya información institucional masiva y clara de dónde, cómo votar y por qué es importante hacerlo”. De hecho, ella no podrá votar por no estar nacionalizada, pero se moviliza para que “se comprenda lo importante que es y que puede marcar la diferencia”.

Cartel de la plataforma Vota Por Favor.
Cartel de la plataforma Vota Por Favor.

Imaginación y creatividad para fomentar la participación

Para tener éxito, todas le ponen velas a San Desborde. Esta palabra que economiza dos sílabas sobre la que entendemos los hispanohablantes, desbordamiento, fue usada desde dentro para explicar el éxito de la campaña de la exalcaldesa Manuela Carmena en Madrid en 2015, y que cinco de los seis grupos citan. Lo definen como una imagen de instagram que salta a un balcón, a un cartel en un portal o a un buzón de correos y que termina siendo el centro de una conversación de sobremesa en familia. “Este año no tenemos la capacidad de volcarnos a las calles, pero en anteriores ocasiones sí que imprimimos, repartimos y pegamos algunos de los diseños por Madrid”. Desde Emergencia Gráfica reconocen que es una tarea difícil y que con la precariedad están sufriendo este año no van a poder llevarla a cabo. Mantienen el anonimato por sentido colectivo y para evitar señalamientos. Lo que a todos les gustaría lograr ya lo resumió la exalcaldesa la noche electoral de 2015: “Por encima de las campañas que tiran de talonario, esta ha tenido como moneda la imaginación, la alegría y la creatividad”.

Todavía hay mucho recelo en la población migrante a participar en procesos electorales, pero también en colectivos antirracistas, que lo ven como una especie de traición
Víctor Pool, de Poder Migrante

La única de ellas con nicho de población concreto y por razones obvias, es Poder Migrante, que busca movilizar el voto de la ciudadanía nacionalizada española. Victor Pool, trabajador social de origen mexicano y miembro del colectivo está preocupado por las reticencias: “Todavía hay mucho recelo en la población migrante a participar en procesos electorales, pero también en colectivos antirracistas, que lo ven como una especie de traición”.

Los cafés se enfrían y la mañana avanza. Vuelven a mirar a sus pantallas. Hay que llegar a cada persona de la región, ninguna acción o idea sobra si es útil, en la calle o en los móviles, para que el borde rebose el 4 de mayo y caiga un voto más en las urnas.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50