SUCESOS

El delegado del Gobierno en Madrid apunta a más detenciones en el crimen de Velilla de San Antonio

Familiares y amigos despiden a Iván en San Fernando de Henares, donde ha sido incinerado

Vista de la calle Frascuelo de Velilla, donde se produjo la agresión.
Vista de la calle Frascuelo de Velilla, donde se produjo la agresión.GOOGLE MAPS

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, ha avanzado este miércoles que la detención de un hombre el martes por la paliza que le costó la vida al vecino de Velilla de San Antonio Iván Vaquero Sanz no será la única y que espera una pronta “resolución definitiva” del caso. “No descartamos que en los próximos días se produzca alguna nueva detención. Creo que la Guardia Civil tiene ya bastante claro por donde deben ir sus actuaciones”, ha afirmado Franco.

Los agentes del grupo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Rivas Vaciamadrid, que llevan el caso, detuvieron el martes por la mañana a un hombre español de 26 años como presunto responsable de la paliza. El arresto se produjo en un centro logístico alimenticio en el que trabaja de reponedor el detenido, Alberto J. C, un vecino de la localidad que vive muy cerca de la víctima. Por la tarde registraron su vivienda con ayuda de perros expertos en restos biológicos, en busca de pruebas como ropa o calzado. También han tomado declaración a una decena de menores por si vieron o participaron de alguna manera en la brutal paliza, y a otros testigos oculares, según informan fuentes del instituto armado.

Según algunos vecinos, tanto víctima como el arrestado eran personas problemáticas y tenían rencillas anteriores por culpa de los perros pitbull que Alberto paseaba en ocasiones sin correa. Acusan al detenido, al que apodan El Sinsa, que practicaba artes marciales, de meterse en frecuentes peleas.

El delegado del Gobierno ha destacado su arresto en tiempo “récord” gracias al “magnífico trabajo” de la Guardia Civil, ha elogiado Franco durante la presentación del Plan Nevadas 2020-2021 en Madrid. Franco ha trasmitido “tranquilidad y seguridad” a los habitantes de Velilla de San Antonio, donde los ánimos están muy caldeados por este suceso, porque las fuerzas de seguridad están haciendo su “trabajo muy bien”.

Poco después de conocerse la detención, familiares y amigos despedían a Iván en San Fernando de Henares, donde fue incinerado. “Estamos fatal, hemos pasado la última noche con mi primo, no lo terminamos de encajar que, de esta manera, te quiten a un ser querido”, señaló José Carlos Asuero, primo del fallecido, a la entrada del tanatorio.

La paliza se produjo sobre las ocho y media de la tarde del pasado viernes por la tarde, a raíz de la pintada que la víctima realizó en la pared de su expareja. Decía TQMT (Te Quiero Mi Todo), un lema que también llevaba tatuado en el cuerpo. Por motivos que se investigan, se inició una discusión con un numeroso grupo de jóvenes, que lo zarandearon, lo tiraron al suelo y le patearon la cabeza.

“Lo que entendemos es que a raíz de unas pintadas, de unas muestras de cariño de mi primo, todo evolucionó en una pelea y en una salvaje agresión hacia su persona que le ocasionó desgraciadamente la muerte”, explicó el primo. El hombre fue ingresado en el hospital La Princesa, donde llegó en coma y donde murió el domingo por la tarde.

Sobre este suceso, la alcaldesa de la localidad, Antonia Alcázar, ha dicho que “más que con miedo” están “consternados y preocupados, porque es la primera vez que pasa esto en Velilla y es algo que no se esperaba nadie, nadie se espera que pase eso en su pueblo”. La alcaldesa confía en que la investigación, “totalmente abierta y con discreción para intentar detener a los involucrados”, concluya pronto.

Vecinos de Velilla han depositado flores en el lugar del homicidio. “El pueblo está totalmente apenado”, señala una vecina de la localidad, que también ha querido recordar con flores a Iván “por una demostración de querer compartir con su familia”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50