SUCESOS

Prisión para los dos hermanos detenidos por el accidente mortal de Móstoles

El juez imputa a los acusados delitos de homicidio, al supuestamente sacar de la carretera a otro coche en el que murieron tres personas, entre ellas su hermana y su sobrina menor de edad

Agencias
Sanitarios rescatan a los fallecidos en el accidente mortal de Móstoles, en la antigua carretera de Extremadura, a finales de agosto.
Sanitarios rescatan a los fallecidos en el accidente mortal de Móstoles, en la antigua carretera de Extremadura, a finales de agosto. / Europa Press

El Juzgado de Instrucción número 4 de Móstoles ha ordenado el ingreso en prisión provisional de los dos hermanos implicados en el accidente y posterior fuga del pasado 24 de agosto en la antigua carretera de Extremadura, en Móstoles, en el que murieron tres personas: una mujer, su hija menor de edad y su cuñado. Se trata de Emilio David J.P. y Manuel Ruiz J.P., hermanos de la mujer fallecida, a quienes el juez imputa los delitos de homicidio, contra la seguridad vial y contra la Administración de Justicia, informa el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Además, les ha prohibido aproximarse a menos de un kilómetro de la menor que sobrevivió al impacto, también hija de la mujer fallecida y por tanto sobrina de los acusados, así como comunicarse con ella por cualquier medio durante la tramitación de las actuaciones, en las que también está imputada una mujer. El magistrado considera que los hechos resultan constitutivos de tres delitos de homicidio, uno de ellos agravado por ser una de las víctimas menor y otro por la circunstancia de parentesco al ser una de las víctimas hermana de los autores.

Atiende así el criterio de la Fiscalía que había solicitado prisión preventiva por los supuestos delitos de homicidio consumado, homicidio en tentativa, conducción temeraria y denuncia falsa. El accidente tuvo lugar en torno a las dos de la madrugada del pasado 24 de agosto, cuando los dos vehículos colisionaron en el kilómetro 20 de la antigua carretera de Extremadura. Uno de los conductores perdió el control, se salió de la carretera y chocó contra un árbol y una farola, lo que provocó la muerte de estas tres personas.

La cuarta ocupante del vehículo siniestrado, una niña de 12 años, fue rescatada con fracturas en los tobillos y la tibia y trasladada al Hospital 12 de Octubre con pronóstico grave, aunque no se teme por su vida. El otro coche implicado fue localizado a varios metros del primero, en la cuneta y sin los ocupantes, que huyeron de la zona.

Según las investigaciones y declaraciones de varios testigos, el choque no fue frontal, sino lateral, por lo que los ahora detenidos supuestamente sacaron de la carretera a los ocupantes del otro por una venganza familiar. Minutos antes del suceso, la mujer y su cuñado fueron a buscar a sus hijas a la casa de sus abuelos. Su expareja y allegados se opusieron a la entrega, pero finalmente la madre logró llevarse a las menores en el coche, un Seat León, momento en el que se iniciaría la persecución que acabó de forma trágica.

Más información

Lo más visto en...

Top 50