La crisis del coronavirus

El daño del coronavirus en las residencias de mayores será imposible de conocer

La cifra oficial de bajas en los geriátricos será más baja de la realidad porque casi nadie está haciendo diagnósticos a los enfermos con síntomas

Una ambulancia el martes en la puerta de la residencia Monte Hermoso de Madrid.
Una ambulancia el martes en la puerta de la residencia Monte Hermoso de Madrid.David Expósito

La Comunidad de Madrid tenía este sábado 804 muertos por coronavirus, pero ese conteo es insuficiente. En las residencias donde ha entrado el brote están muriendo decenas de ancianos a los que no se les ha hecho la prueba de diagnóstico. En muchos casos se está registrando sus muertes con otras causas, como neumonía.

No hay cifras oficiales pero según una estimación de EL PAÍS han muerto más de 100 personas con síntomas o con diagnóstico en los centros donde se han producido brotes. El conteo se basa en denuncias de trabajadores, familias y en algunos casos en la información que han reportado las propias residencias. El virus ha entrado en al menos 72 geriátricos madrileños.

Por esa falta de pruebas médicas probablemente nunca conoceremos el daño real del coronavirus en las residencias de mayores. Es un problema que también se está dando en Italia o Estados Unidos, donde los medios de comunicación informan de residencias con decenas de muertes. En la residencia Cremona Solidale, en la ciudad italiana de Cremona, murieron en un solo día 18 personas por problemas respiratorios, síntomas asociados con el coronavirus. Al menos 35 personas han muerto por la enfermedad en el geriátrico Life Care Center de Kirkland, en Seattle, Estados Unidos.

Hay otro obstáculo para conocer la realidad, según fuentes del sector: los datos que proporcionen las residencias privadas no serán creíbles.

Los centros están dando la información sobre enfermos y muertos a la Comunidad de Madrid en llamadas telefónicas hechas por los inspectores de la Consejería de Políticas Sociales. El conteo comenzó el jueves y según una portavoz del Gobierno regional este lunes se espera un primer balance.

No serán creíbles, según los sindicatos. “Las residencias privadas están ocultando contagios a las familias y a los trabajadores porque les importa un bledo los mayores. Solo quieren mantener el chiringuito”, denuncia a este periódico Jaime Cedrún, secretario general de Comisiones Obreras en Madrid.

“Están dando datos falsos”, advierte Margarita Domínguez, secretaria de Dependencia e Intervención Social de UGT en Madrid. “Aquí lo que hay es la pela”.

La patronal de las residencias con ánimo de lucro, AESTE, defiende la credibilidad de sus centros asociados. “A diferencia de lo que opinan los sindicatos, nosotros sí confiamos en la buena labor que realizan los trabajadores de nuestros centros, en la gestión adecuada que hacen de cada caso, y en su comunicación a las autoridades sanitarias", dice su secretario general, Jesús Cubero. "No podemos poner en tela de juicio la labor de nuestros profesionales. Eso sólo ayuda a generar confusión y malestar entre las familias”.

Las residencias infectadas se defienden como buenamente pueden. No son hospitales, sino hogares con cuidadores para personas dependientes y ni siquiera están obligadas a tener médicos las 24 horas. Las ambulancias no atienden sus llamadas y los mayores mueren en las residencias.

La opacidad de Monte Hermoso

Los sindicatos llevan días recibiendo alertas de sus trabajadores delegados en los centros. Según estos trabajadores, hay residencias con más de diez muertes por coronavirus que las están escondiendo. El miedo de los trabajadores a sufrir represalias, hace que esta información salga a la luz con dificultad. También hay familiares que se han puesto en contacto con EL PAÍS para alertar de residencias con múltiples muertes que no han sido reportadas por las empresas. La opacidad retrasa la acción urgente de las autoridades y mientras el virus sigue matando.

La residencia Monte Hermoso ocultó a las autoridades el alcance del brote y por ello va a ser investigada por la Fiscalía. El martes, cuando se conoció la gravedad de la situación había al menos 19 muertos. Este sábado el balance asciende al menos a 25, según fuentes conocedoras de la situación en el centro.

Las residencias madrileñas con más muertes atribuidas al virus son además de Montehermoso, Santísima Virgen y San Caledonio (13) y Albertia Moratalaz (9).

Domínguez de UGT dice que hay otras, como Orpea Loreto, con al menos 15 muertes por coronavirus. Un portavoz de la multinacional Orpea, Ricardo Gutiérrez, dice que esa información es falsa. “Solo hay confirmación de Covid-19 en un caso”, responde Gutiérrez. “Hay fallecimientos por la propia actividad a la que nos dedicamos”. Trabajadoras de Orpea Loreto, con 145 plazas, dicen que lo normal es que en un mes no haya más de una o dos muertes.

La multinacional francesa DomusVi se niega a entregar sus datos a este periódico: “Decidimos no dar cifras para no contribuir a la alarma social, pero informamos día a día a las familias y a Salud Pública", informa una portavoz en España, Consuelo Chaves.

Quienes creen que las residencias esconden información, temen que la protección de la marca y los intereses económicos acaben causando una catástrofe. CCOO y UGT han pedido que las autoridades intervengan las residencias. También la asociación Lares, que agrupa a las residencias sin ánimo de lucro, reclama más contundencia: o una evacuación urgente de todos los enfermos a hospitales, o convertir las residencias en centros médicos.

Las pruebas de diagnóstico no solo servirían para arrojar luz sobre lo que sucede en las residencias. También permitirían una actuación más eficaz para frenar los contagios. Se sospecha que muchos brotes en las residencias los han originado trabajadores sin síntomas que entran y salen a diario en los centros. Conocer quién está contaminado serviría para poner en cuarentena a esos cuidadores.

Pero pedir kits de diagnóstico parece ahora mismo un lujo. Las autoridades sanitarias aún no han enviado algo más básico como son los guantes o mascarillas. Las residencias se apañan como pueden, con material protector improvisado, a veces guantes de cocina. Dicen fuentes del sector que en Madrid esperan que el Ministerio de Sanidad les entregue una primera remesa de material protector este lunes.

¿Conoces algún otro caso de brote de coronavirus en una residencia de la Comunidad de Madrid? Contacta con los reporteros de esta información a fpeinado@elpais.es o jdquesada@elpais.es o mándales un mensaje por Twitter a @FernandoPeinado o @jdquesada

Información sobre el coronavirus:

- Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución del coronavirus.

- Medidas clave del estado de alarma.

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Guía de actuación ante el coronavirus

- Todas las medidas contra el coronavirus en Madrid

- En caso de tener síntomas, la Comunidad de Madrid recomienda evitar acudir al centro de salud salvo casos de extrema necesidad y utilizar el teléfono 900 102 112

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50