_
_
_
_
_

Feijóo, retador tras el 18-F: “Si querían un plebiscito sobre mi liderazgo, ahí tienen el resultado”

El líder popular elude el cambio de discurso sobre el indulto a Puigdemont y acusa a la izquierda de mentir sobre “lo que piensa el PP”

Alberto Núñez Feijóo recibe los aplausos de los populares en la sede de Génova.Foto: CLAUDIO ÁLVAREZ | Vídeo: EPV
Elsa García de Blas

Alberto Núñez Feijóo está exultante por la victoria del PP en las elecciones gallegas del 18-F. Este martes, en el vestíbulo de la sede del partido en la madrileña calle de Génova, se ha arrancado incluso a bailar los primeros pasos de una muñeira. El líder del PP no es dado a los aspavientos, así que más bien ha amagado con bailarla, levantando solo unos segundos los brazos mientras su sucesor al frente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, aplaudía a su lado. Sonaba por megafonía Xuntos, la canción que el PP adaptó para la campaña gallega y que ha tomado el relevo como himno popular tras el Ganas de la campaña de la madrileña Isabel Díaz Ayuso. El PP ha vuelto a celebrar una victoria electoral tras el fiasco de las generales, cuando ganó pero no sumó para gobernar; y del alivio de la noche del 18-F en Génova se ha pasado a la euforia. Ante los barones territoriales del partido, reunidos en el comité ejecutivo nacional, Feijóo se ha mostrado retador con el Gobierno de Pedro Sánchez: “Si querían que las elecciones gallegas fueran un plebiscito sobre mi liderazgo, ahí tienen el resultado del plebiscito”.

El triunfo en las urnas supone un chute de autoestima y hace de bálsamo interno de los errores, pero Feijóo ha querido volver también sobre el patinazo de su partido en la última semana de campaña, cuando un alto dirigente popular dio un giro considerable al discurso sobre Cataluña al trasladar a 16 periodistas que el PP analizó durante “24 horas” la posibilidad de una amnistía y que estaría dispuesto a conceder un “indulto condicionado” a Carles Puigdemont. En vez de tratar de pasar página sobre ese episodio, Feijóo ha hecho alusión a él, pero acusando de todo lo sucedido a “la izquierda”, que “miente”, ha dicho, sobre “lo que piensa el PP”.

“La izquierda fía su suerte a decir que en el PP somos como ellos”, ha dicho el líder popular. “Por eso, su argumento estrella en esta campaña ha sido que somos capaces de pensar lo mismo que ellos hacen”, ha seguido en referencia a la amnistía pactada por el Gobierno de Sánchez con los partidos independentistas. “Mienten sobre lo que decimos, mienten sobre lo que hacemos y hasta sobre lo que supuestamente pensamos. Necesitan interpretar las voluntades ajenas porque se avergüenzan de sus propios hechos”. Sin embargo, Feijóo no ha añadido a continuación qué es exactamente lo que piensa sobre cómo debería cerrarse la crisis catalana, después de las dudas que abrió esa revelación periodística en plena campaña.

El líder del PP ha preferido detenerse en el PSOE y en extrapolar el resultado de las gallegas a la política nacional, defendiendo que los gallegos han castigado al Gobierno progresista. “Los gallegos han sido los primeros españoles que han votado [después de las generales de julio del año pasado] y han castigado la división y han premiado la unidad. Son los españoles que primero han votado y han castigado también la mentira y han valorado la verdad, y son los españoles que primero han votado y han castigado a Sánchez y han premiado al PP”, ha defendido. Feijóo ve la clave de la derrota socialista en que el PSOE ha “renunciado a ser un partido de mayorías” y ha decidido “ser solo la muleta de los independentistas”. Y ha acusado al Ejecutivo de haber “perdido la mayoría social”, aunque el 18-F solo se ha votado en Galicia y las generales, en las que la izquierda consiguió sumar con los nacionalistas, se celebraron hace apenas siete meses.

Como esperaba el PP, el líder ha subido además el pistón contra el Gobierno animado por el refuerzo interno que le ha supuesto la victoria en las gallegas. Feijóo ha proclamado que el PP no es solo la única alternativa al Gobierno de Pedro Sánchez, sino “la única alternativa para la España constitucional”, porque “lo que está en juego en España no es la mera alternancia de un Gobierno u otro Gobierno, sino la continuidad del proyecto constitucional y del proyecto común de España”. “Esto es mucho más que una victoria”, ha insistido el líder popular, “es la mayor prueba de confianza en el momento más delicado de la democracia”. Después, ha reiterado el mensaje de que solo “concentrando el voto” en el PP es posible derrotar a la izquierda y al independentismo, en un dardo velado a su principal competidor a la derecha: Vox.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Elsa García de Blas
Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_