_
_
_
_

Fran Fernández, coordinador de Lambda: “Al PP le interesa del Orgullo LGTBI el turismo y la purpurina, sin ningún valor detrás”

El responsable del histórico colectivo valenciano sostiene que hay una campaña de la Generalitat y el Ayuntamiento para desacreditar a la entidad

Fran Fernández, el coordinador de Lambda, en la sede del colectivo LGTBI de Valencia.
Fran Fernández, el coordinador de Lambda, en la sede del colectivo LGTBI de Valencia.Mònica Torres
Ferran Bono

Fran Fernández nació en la población albaceteña de Hellín (Albacete), pero vive “toda la vida en Valencia”. Tiene 44 años y desde hace cuatro es el coordinador general de Lambda, un colectivo histórico de LGTBI en la Comunidad Valenciana y en España, que por primera vez no organiza la fiesta del Día del Orgullo de este viernes, tras las desavenencias con el Ayuntamiento de Valencia y la Generalitat, gobernados por el PP y Vox. Sostiene que el PP valenciano intenta apropiarse del Orgullo.

Pregunta. Lambda fue una las entidades más implicadas en lograr el matrimonio homosexual. ¿Qué piensa al ver casarse, por ejemplo, al concejal popular de Valencia Juan Carlos Caballero con su novio cuando el PP presentó un recurso de inconstitucionalidad, además de votar en contra?

Respuesta. Siento cierta indiferencia. Los colectivos LTGBI, si bien nos acusan de partidistas, hacemos política incluso a favor de las personas que van en nuestra contra. Javier Maroto presentó ese recurso y luego en su boda [2015] estaba el jefe del PP [Mariano] Rajoy. En fin. Mi pregunta es qué sentirán ellos: ¿contradicción? ¿vergüenza?

P. La alcaldesa de Valencia, María José Catalá, del PP, dice que es una conquista ya de todos.

R. Aunque Catalá salga agradeciendo a la izquierda la lucha de hace 50 años, pero que hoy la conquista es de todos los ciudadanos, hay que recordar que [Alberto Núñez] Feijóo ha dicho que derogará la trans y LGTB. Se recortarán los derechos de las personas lesbianas o trans. [Isabel Díaz] Ayuso recorta leyes, Castilla y León no tiene ley propia... Y aquí no se ha tocado la ley pero se está sembrando la semilla.

P. Pero que se asuman esas reivindicaciones es positivo para ustedes, ¿no?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

R. Para quien se quede en la letra pequeña, sí. Pero para quienes vemos el fondo es una perversión del lenguaje, porque sus mensajes “hacer diversa la diversidad” o “esto es algo de toda la ciudadanía” llevan oculto que “esto os lo vamos a quitar”. El evento de este viernes lo han vendido de toda la ciudad, se han apropiado de imágenes nuestras, dicen que ahí está el colectivo de LTGBI, pero ¿en qué se diferencia de una verbena de las hogueras de San Juan, con barras, concierto? Solo falta la hoguera. No hay reivindicación. Mientras tanto siguen incrementándose los delitos de odio, como atestiguan los informes como el de la fiscalía.

Fran Fernández, en al sede de Lambda, en Valencia.
Fran Fernández, en al sede de Lambda, en Valencia.Mònica Torres

P. Ustedes pretenden que su discurso sea transversal, no?

R. Cuando la alcaldesa dice que esto es de todas, se está refiriendo a la fiesta. Cuando lo decimos nosotros, hablamos de reivindicación de los derechos humanos. Y aquí nos podíamos haber encontrado. El problema es que de la mano del “esto es de todos” han intentado controlar el discurso, las invitaciones, los artistas, y al final, se ha quedado en que esto es solo suyo. Se lo han querido apropiar.

P. ¿Hay una campaña contra Lambda?

R. Solo hay que oír a [Susana] Camarero [vicepresidenta valenciana, que acusó a Lambda de quejarse por haber perdido los privilegios del anterior Gobierno de izquierdas]. Sus palabras suenan a amenaza, a aviso para navegantes. Si somos sectarios, por qué trajimos de Madrid al principal organizador del Orgullo para que vieran el modelo. En Madrid, por cierto, no se ha oído a ningún representante político decir eso de como quién paga, manda, esto lo organizo yo. Estamos abiertos, pero no a las falsedades y manipulaciones.

P. El PP reconoce esos derechos; Vox, su socio de Gobierno, los rechazan

R. Es una falacia. El PP nos ha demostrado que no necesita a Vox para ir contra del colectivo con el agravante de tener la máscara de aliado. Es incluso más honesta la actitud de Vox. Nos dice que esto es un chiringuito, que no quiere saber nada... El PP, mientras dice que nos tiende la mano, miente en el relato del conflicto, y se queda con lo que realmente les interesa de todo esto del Orgullo: el turismo, el brigi-brigi, la purpurina, la despedida de soltero con drags, dj’s, alguien que cante, sin ningún valor detrás. Eso no es el Orgullo LGTBI.

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Sobre la firma

Ferran Bono
Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_