_
_
_
_
_

El juez mantiene el archivo de la causa por el incendio de Campanar hasta que reciba el informe policial definitivo

El magistrado desestima el recurso presentado por la familia de cuatro de las víctimas

Incendio edificio Campanar
El edificio que ardió en el barrio de Campanar de Valencia el pasado febrero, en el que murieron 10 personas.Mònica Torres
El País

El titular del Juzgado de Instrucción 9 de Valencia mantendrá el sobreseimiento provisional de la investigación abierta por el incendio registrado en un edificio residencial del barrio de Campanar el pasado 22 de febrero, en el que murieron diez personas, hasta recibir el informe policial que debe determinar el origen y las causas exactas del fuego, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) en un comunicado. El magistrado ha desestimado el recurso de reforma interpuesto por un pariente directo de cuatro miembros de una misma familia fallecidos en el siniestro, al que se adhirieron parcial o totalmente otras partes.

El instructor decretó el sobreseimiento provisional de estas diligencias previas el pasado 8 de marzo, tras recibir un oficio policial en el que descartaba expresamente la “etiología criminal o delictiva” del incendio. Ahora, en un auto notificado este martes a las más de 60 partes (entre personas físicas y jurídicas) personadas en la causa, el titular del Juzgado asegura que las alegaciones expuestas en el recurso de reforma “no desvirtúan la legalidad de la resolución impugnada”.

El magistrado recuerda que la investigación no ha finalizado definitivamente, sino que “sigue su curso con el fin de desvelar el origen y causa del incendio”. Y explica que está a la espera del informe final que está elaborando la Policía Científica, documento que ha requerido al grupo policial y que espera sea remitido “con la mayor celeridad posible”.

Es por ello que no existe hasta el momento “ningún dato oficial” que contradiga la primera conclusión policial que descarta el origen delictivo de las llamas, lo que contempla “cualquiera de las modalidades propias de la comisión de un hecho criminal o delictivo; es decir, por dolo o imprudencia”.

Igualmente, tampoco se han aportado a la causa “otros dictámenes periciales sobre lo sucedido y sobre presuntas responsabilidades penales”. “Sí existen conjeturas y afirmaciones” por parte de los recurrentes que en su momento “deban ser investigadas”, añade el instructor.

En cualquier caso, el juez entiende que será cuando se reciba el informe policial requerido “el momento de poder acordar cuantas diligencias resulten pertinentes para determinar responsabilidades y responsables, en su caso, de la causación del origen del incendio y de sus consecuencias”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“Antes de ello (…) no parece aconsejable en términos de eficacia en la investigación comenzar a ordenar la práctica de diligencias -por más que en adelante todas ellas fueran relevantes y puedan practicarse- que pudieran entrar en contradicción con las conclusiones aún por llegar”.

A juicio del magistrado, esta premisa se ve reforzada por el hecho de que las diligencias solicitadas por los recurrentes “no parecen correr peligro de obtención y estudio completo”, al tratarse de “documentos preservados y custodiados en registros públicos” como expedientes de licencias o de obras o del Registro Mercantil.

El titular del Juzgado insiste finalmente en que, al tratarse de un sobreseimiento provisional, la causa puede ser reabierta “en cualquier momento” por la aparición o determinación de indicios racionales de criminalidad en cualquier persona relacionada con los hechos del incendio”. El auto dictado y notificado este martes no es firme y puede ser recurrido en apelación ante la Audiencia Provincial.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_