_
_
_
_

El Consell de Cultura lamenta la “condena de la memoria” del PP y Vox por retirar el nombre de un cantante en valenciano del Auditori de Torrent

La mayoría del pleno aprueba un texto de repulsa por la decisión del Ayuntamiento que afecta a Vicent Torrent, fundador de Al Tall. Cinco consejeros se ausentan de la reunión al rechazar la iniciativa

Vicent Torrent, en el pleno del Consell Valencià de Cultura.
Vicent Torrent, en el pleno del Consell Valencià de Cultura.Consell Valencià de Cultura

El Consell Valencià de Cultura (CVC), el órgano consultivo en materia cultural de la Generalitat, ha aprobado este lunes por mayoría en su pleno de julio una declaración en la que lamenta “profundamente” la retirada del nombre del creador del grupo de música en valenciano Al Tall, Vicent Torrent, del Auditori de Torrent (Valencia). “El respeto y la preservación de nuestra cultura en su conjunto ha de ser el objetivo de todos los agentes activos de una sociedad y en especial de las instituciones que están al servicio de toda la ciudadanía y han de velar por un mundo cultural diverso”, defiende el documento aprobado por los presentes en el pleno por asentimiento. La consejera Irene Ballester ha comparado la decisión del consistorio de Torrent con una práctica del Imperio romano: “Es una damnatio memoriae [condena de la memoria] que significa atacar a todo lo que suena a valenciano”.

Esta declaración del pleno parte de un documento presentado por nueve consejeros que han solicitado incluir en el orden del día un punto para tratar la eliminación del nombre del artista valenciano -y también miembro del CVC- de la sala municipal. Por su parte, otros cinco miembros designados a petición del PP han pedido suprimir este apartado, al considerar que “no está justificado” que el órgano se pronuncie acerca de “decisiones de otras instituciones”. El CVC está compuesto por 21 miembros (hay dos vacantes) que son elegidos por Les Corts valencianas a propuesta de los grupos parlamentarios. En la actualidad, la mayoría del pleno es progresista.

Pleno del Consell Valencià de Cultura, celebrado este lunes.
Pleno del Consell Valencià de Cultura, celebrado este lunes.

Esta petición ha sido desestimada con 14 votos en contra y cinco a favor, que se corresponden con los vocales propuestos por el PP: Marta Alonso, Ascensión Figueres, José María Lozano, Vicente Navarro e Inmaculada Vidal. Todos ellos han abandonado temporalmente la sesión y se han abstenido de participar en la votación, por lo que finalmente la declaración ha sido aprobada por unanimidad de los presentes.

El documento alerta de que “este tipo de decisiones -en relación a la adoptada por el Ayuntamiento de Torrent-, basadas en la exclusión de determinadas miradas culturales que nos ayudan a explicarnos y a definirnos como pueblo, nos alejan del objetivo común de construcción de una sociedad y una cultura valenciana donde tienen cabida todas as ciudadanas y los ciudadanos”.

En esta línea, ensalza la figura de Vicent Torrent, de quien remarca que “tiene una trayectoria destacada en el mundo de la cultura, el trabajo en favor de la música de tradición oral valenciana”. “Además de ser consejero de esta casa y compañero, es una autoridad en su campo que ha trabajado siempre por la recuperación y la defensa de una cultura valenciana, tradicional, rica, diversa y plural”, añade.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Los consejeros que han pedido la retirada del punto del orden del día han presentado una explicación de voto, en la que señalan que “no es función” del órgano “analizar una decisión democrática y legítima de una corporación local”, según “establece el art.6 de la Ley del Consell Valencià de Cultura”, al tiempo que sostienen que “no existen antecedentes en tal sentido desde la creación del mismo en 1985″.

Asimismo, aseguran “entender y lamentar el disgusto del consejero Torrent”, pero consideran que la propuesta de analizar en el pleno del CVC la decisión del consistorio de Torrent es “ideológica” y “no está justificada en el ámbito de sus atribuciones y responsabilidades” pronunciarse “acerca de decisiones tomadas por otras instituciones”.

Vicent Torrent, consejero a propuesta de Compromís, se ha mostrado “contento y honrado” de formar parte del CVC, a la vez que ha aseverado estar “un poco incómodo” con la decisión de retirar su nombre del teatro torrentino: “Porque tengo mi vanidad personal, pero sobre todo por la cantidad de gente que se ha sentido ofendida por esta medida gratuita, por esa agresión que ha sufrido toda la gente que comparte un sentimiento de país y una perspectiva de forma de vida”.

A los consejeros que han abandonado la reunión se ha referido como “los enterradores”. “No han querido mirar ni poner los ojos en este tema, pero lo importante es que no quieren que nadie ponga los ojos en este tema”, ha lamentado, y ha citado una frase que ha contextualizado en la “caída” de València en 1707: ‘Picad todos los escudos de la muralla de València para que nunca recuerden los valencianos que fueron valencianos’.

Los miembros presentes han aplaudido su intervención y la presidenta en funciones, Dolors Pedrós, ha expresado la “tristeza” por lo ocurrido en Torrent, pero también “la alegría de tener a Vicent Torrent como consejero”. “Esta institución es el templo de la palabra y hoy se ha hecho más grande que nunca”, ha declarado, “orgullosísima” de ser la presidenta de un órgano que “refuerza el tejido que la sociedad valenciana”.

“La autoestima de este pueblo ha crecido a través de muchísima gente que se ha dedicado al cuidado de la cultura, y de la cultura en nuestra lengua, y por eso debemos quejarnos y denunciar cuando alguien ahoga las palabras, las canciones, o intenta tirar la fuego algunas publicaciones”, ha reivindicado, y ha concluido: “Consejeros y consejeras, enhorabuena por estar, hacer y cumplir con vuestra responsabilidad”.

Entre los integrantes del Consell Valencià de Cultura que han permanecido en la reunión, Ana Noguera ha matizado que “no es cierto” que no existan antecedentes en el órgano sobre decisiones adoptadas por otras instituciones. “En esta casa analizamos continuamente presupuestos y decisiones culturales”, ha subrayado, y se ha referido a algunos ejemplos como el informe realizado a petición de los consejeros del PP con motivo de la remodelación de la plaza del Ayuntamiento de València.

Así, ha lanzado dos preguntas a los consejeros ausentes: “¿Qué hubiera pasado si hubiera sido alguno de ellos los afectados? ¿Qué habríamos hecho los demás?”. “No se han puesto de perfil, ha sido mucho más que eso”, ha criticado.

Por otra parte, Gerardo Muñoz ha apuntado que “estas primeras medidas de censura cultural no son más que el principio de lo que se avecina, el principio de un iceberg con el que podemos tropezar como el Titanic si no tenemos cuidado”. Respecto al nuevo consejero de Cultura, Vicente Barrera (Vox), ha lamentado que su nombramiento “va a tener consecuencias muy crudas para la cultura valenciana en los próximos cuatro años”. “Cuanta más rotundidad tengamos mejor, para que en el otro lado sepan que nos tendrán enfrente si seguimos por ese camino”, ha recalcado.

Maribel Peris ha denunciado que la eliminación del nombre del fundador de Al Tall del auditorio es “una discriminación hacia la cultura”; mientras que Xavier Aliaga ha pedido que quede constancia de que el documento finalmente aprobado no ha sido presentado por iniciativa de Vicent Torrent. “La gravedad del hecho tiene que ver con su trayectoria, es una figura referencial y quien ha hecho esto sabía a quien atacaba y su valor simbólico”, ha afirmado, y ha aseverado que estas decisiones “forman parte de una estrategia de ataque a la pluralidad y a la cultura que no sea entendida como la entiende un determinado sector”.

Irene Ballester ha comparado la decisión del consistorio de Torrent con una práctica del Imperio romano: “Es una damnatio memoriae [condena de la memoria] que significa atacar a todo lo que suena a valenciano”. A su vez, Núria Vizcarro ha asegurado que “esto no va de la figura de Vicent Torrent, sino de que la eliminación de ese nombre quiere decir muchas más cosas y es muy peligroso que continúe pasando”. Finalmente, Rosana Pastor ha recalcado que Torrent “se inscribe dentro de una serie de acciones que pretende borrar y censurar la cultura valenciana”.

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_