El verano se salda con 1.331 incendios y 857 hectáreas de bosque quemadas en la Comunidad Valenciana

Los fuegos den Rafelguaraf y Azuébar son los que mayores consecuencias han tenido, con 177 y 420 hectáreas calcinadas

Los bomberos durante las labores de extinción del fuego de Azuébar, en una imagen del consorcio de Castellón.
Los bomberos durante las labores de extinción del fuego de Azuébar, en una imagen del consorcio de Castellón.

La Agencia Valenciana de Seguridad y respuesta a las Emergencias (AVSRE), que depende de la Consejería de Justicia, Interior y Administración Pública, ha coordinado un total de 1.331 incendios durante los meses de junio a agosto de este año, la mayoría (1.140) de vegetación y 191 que han afectado a terreno forestal.

En total, durante el verano se han quemado 857 hectáreas de bosque. Y entre los incendios declarados, los de Rafelguaraf y Azuébar son los que mayores consecuencias han tenido, con 177′76 y 420′61 hectáreas quemadas en cada caso, según ha precisado la Generalitat en un comunicado.

La consejera de Justicia, Interior y Administración Púbica, Gabriela Bravo, ha explicado que “cada incendio es una pérdida, pero, en líneas generales, este verano no ha sido especialmente virulento en nuestros montes”.

Según ha detallado, “se han producido 1.331 incidentes de los que 191 han afectado a terreno forestal y los 1.140 han sido incendios de vegetación que no han afectado a terrenos forestales, es decir, estamos hablando de cunetas, descampados y zonas de monte bajo y matorral sin especial valor ecológico”.

Si comparamos con el verano anterior, 2020 registró una cantidad menor de incendios y hectáreas afectadas, pero fue un año marcado por las restricciones a la movilidad por la pandemia. En 2019, año sin limitaciones, tuvieron lugar más fuegos, pero se quemó la misma cantidad de hectáreas que este verano. Los años anteriores, entre 2015 y 2018, las cifras son similares, alrededor de 150 incendios forestales.

Más información

La AVSRE ha dispuesto un operativo estival diario para 2021 de 432 personas entre medios terrestres y aéreos formada por 280 bomberos y bomberas forestales de la Generalitat, 45 autobombas, 9 helicópteros y 9 aviones.

La titular de Interior ha recordado que este verano “se han reforzado en un 50% los vuelos de vigilancia preventiva, especialmente en los parajes boscosos de especial vulnerabilidad y durante las horas centrales del día, y en un 17% el personal que atiende el teléfono de Emergencias 112 Comunidad Valenciana”.

A ello se han sumado los medios de prevención de la Consejería de Agricultura y Transición Ecológica y los efectivos de los tres consorcios provinciales de bomberos, las brigadas de la Diputación de Valencia, personal de la UME, Guardia Civil y policías locales de los distintos ayuntamientos, así como la Policía de la Generalitat.

La Generalitat Valenciana ha destinado 89 millones de euros (un 10% más que en 2020) a las tareas de extinción de incendios.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción