crisis del coronavirus

La Comunidad Valenciana busca herramientas para afrontar otra ola de contagios

El Consell trabaja las opciones sanitarias y jurídicas en varios escenarios

Un camarero atiende las mesas de una terraza en uno de los restaurantes de la playa de la playa de la Malvarrosa de Valencia.
Un camarero atiende las mesas de una terraza en uno de los restaurantes de la playa de la playa de la Malvarrosa de Valencia.Manuel Bruque / EFE

“Todos los datos apuntan a que puede haber un repunte. Sabemos que se ha detectado, en los análisis de aguas residuales, un cierto aumento” en la presencia de coronavirus. “Los indicadores nos hacen pensar que aún no hemos visto las consecuencias de Semana Santa”. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ya dejó entrever, tras la reunión interdepartamental de seguimiento de la covid-19, que, pese a que los datos de incidencia (casos por 100.000 habitantes) son los mejores de toda España, la curva puede volver a ascender en cualquier momento.

La Comunidad Valenciana registra, desde Navidad, el marco normativo más cauteloso de todas las autonomías. “Ningún instrumento dice que con más restricciones se registren más casos”, apunta un asesor de Sanidad, con lo que la Generalitat se prepara ya para ese entorno menos favorable.

Dos son las bases sobre las que se buscan instrumentos con los que prever y tratar de frenar el presumible ascenso: los datos científicos-sanitarios y los jurídicos. En la parte científica, la subdirectora general de Epidemiología, Hermelinda Vanaclocha, ya vaticinó que la evolución no se vería hasta 15 días después de Semana Santa. De ahí la “prudencia” a la que apeló Puig al anunciar que se mantienen prácticamente todas las restricciones impuestas en la Comunidad Valenciana y el hecho de que la consellera Ana Barceló volviera a apelar este viernes a esa prudencia ante la rebaja de las limitaciones en el número de personas que se pueden reunir tanto en espacios públicos como privados a partir del lunes. En la jurídica el aval que, de momento, otorgó el Tribunal de Justicia de la Comunidad Valenciana a las medidas adoptadas por el Consell respecto a la hostelería.

Más información

La Generalitat cuenta, al margen de la experiencia del último año y los ciclos y subida y bajada de casos, con una herramienta de inteligencia artificial que, basada en datos cruzados con las restricciones vigentes en cada momento, permite predecir la evolución de los contagios. El proyecto, coordinado por Nuria Oliver, doctora en Inteligencia Artificial por el MIT (Instituto Tecnológico de Massachussets, por su siglas en inglés) y comisionada de la Presidencia de la Generalitat Valenciana en Inteligencia Artificial y Ciencias de Datos en la lucha contra la covid-19 y por Alberto Conejero, director del Departamento de Matemáticas Aplicadas de la Universitat Politècnica permite proponer distintos escenarios de restricción para la contención de la propagación del virus, según ha explicado el propio Conejero. “Permite fundamentar decisiones que buscan el equilibrio entre la salud y la economía”, sostiene. Sin embargo, este instrumento, el Valencia IA4Covid19 premiado por la Fundación Xprize, no ha almacenado, de momento, datos sobre la vacunación. Ese es, precisamente, el próximo paso, según el director del Departamento de Matemáticas Aplicadas, que asegura que también se incluirán parámetros del coste económico que tienen las medidas, con el fin de obtener un resultado más completo.

Pese a que en cuatro semanas la incidencia puede variar notablemente, el hecho de que el decreto de estado de alarma (que sostiene las medidas restrictivas) decaiga el 9 de mayo, también supone un hándicap. Al paraguas legal se refirió este viernes la vicepresidenta Mònica Oltra: “Hemos tenido periodos sin paraguas legal de un estado de alarma. Habrá medidas que no podamos adoptar pero tendremos un margen de actuación con competencias propias”. Oltra se refirió a aforo y horarios. Puig ya ha comentado en varias ocasiones que, si es necesario, cuentan con la Ley de Salud Pública y con el aval que la justicia otorgó a algunas de las medidas decretadas por la Generalitat. El TSJ valenciano desestimó, en febrero y marzo, la suspensión del cierre de la hostelería. Aunque el tribunal no entró en el fondo de la cuestión, sus resoluciones hacen referencia, para adoptar su decisión, a un informe emitido por la Subdirección General de Epidemiología, Vigilancia de la Salud y Sanidad Ambiental de la Conselleria de Sanidad y apenas nombran el decreto de estado de alarma.

Otra cuestión será la limitación de la movilidad, la libertad de circulación en horario nocturno y la libertad de reunión en espacios públicos o privados.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50