_
_
_
_
_

Collboni promete 25.000 pisos públicos y derogará la obligatoriedad del 30% de vivienda social

El alcaldable socialista cree que la medida no ha funcionado y quiere transformarla para que el Ayuntamiento compre o construya otros pisos

El candidato socialista a la alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni.
El candidato socialista a la alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni.Quique García (EFE)

El alcaldable del PSC – y hasta hace solo unas semanas mano derecha de Ada Colau en el Ayuntamiento de Barcelona-, Jaume Collboni, ha anunciado este sábado que si gana los comicios municipales derogará la medida que obliga a reservar un 30% de las nuevas promociones y grandes rehabilitaciones a vivienda protegida. “La medida no ha cumplido sus objetivos. No ha funcionado. Desde 2018 solo ha generado 52 viviendas públicas: diez por año. Además, ha paralizado la inversión privada”, ha denunciado el líder socialista. “Si una política no da los resultados que quieres, se ha de rectificar y cambiar. Derogaremos la obligación de reservar el 30% de las rehabilitaciones y flexibilizaremos esa reserva. Es decir, lo convertiremos en dinero que el ayuntamiento utilizará para la promoción de vivienda protegida dentro de la ciudad tal y como lo hace París, Nueva York… De esta manera, el potencial de construcción de nuevas viviendas protegidas es de hasta 300 pisos nuevos al año”, ha defendido.

Collboni ha realizado este anuncio en la clausura de la convención municipal del PSC que llevaba por título: El Futuro de Barcelona. El alcaldable socialista ha prometido la construcción de 40.000 viviendas nuevas, de las que 25.000 serán “públicas o asequibles” destinadas, sobre todo, a jóvenes en barrios como el 22@ Nord, la Sagrera, Bon Pastor o Marina del Prat Vermell. “El precio del alquiler en Barcelona es de 1.100 euros al mes, es más que en Madrid, y hay muy poca oferta. Vamos a poner en marcha el ‘plan 500′”, ha adelantado Collboni. El plan consiste en que los propietarios puedan ceder al Ayuntamiento inmuebles por un periodo mínimo de seis años a cambio de que quede garantizado el cobro del alquiler conforme al índice de precios de la zona. La propuesta socialista es que el Consistorio alquilará el piso a jóvenes a los que se les marcará un precio y el Ayuntamiento abonará, al propietario, el dinero que falte hasta llegar al índice marcado con un máximo de 500 euros. Además, los propietarios podrán tener una bonificación de hasta el 95% del IBI. El presupuesto estimado para este programa es de 44 millones y se pretende incorporar al mercado del alquiler un millar de pisos al año.

Durante su discurso, el socialista ha criticado a la que es su socia de gobierno: “La señora Colau está celebrando una fiesta en medio de las obras de las Superillas que está pagada con el dinero de todos cuando los jóvenes no pueden pagar el alquiler y no están para fiestas, ni los autónomos que sufren por sus negocios están para fiestas, ni los comerciantes ni los vecinos ni los socialistas tampoco”. Collboni ha seguido: “Si la gente dice que la ciudad no está limpia y que no se siente segura hay que solucionarlo”. También ha tenido palabras contra el alcaldable de Junts: “No nos merecemos repetir experiencias fracasadas. Trias fue alcalde y perdió”.

En la clausura de la convención también ha participado el primer secretario del PSC, Salvador Illa, que ha acusado a la Generalitat de gobernar “de espaldas a los ayuntamientos”.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_