_
_
_
_

La Guardia Urbana de Barcelona investiga la presencia de albóndigas envenenadas para matar perros

La policía municipal recopila las trampas contra las mascotas que se han hallado en parques de Sant Andreu

perros veneno
Un hombre pasea con su perro en BarcelonaAlbert Garcia
Alfonso L. Congostrina

La Guardia Urbana ha abierto una investigación para intentar averiguar quién (o quienes) están esparciendo albóndigas con clavos en los parques del distrito de Sant Andreu para intentar matar a perros y otras mascotas. Varios perros han fallecido o resultado heridos en las últimas semanas tras ingerir estas bolas de carne u otras trampas consistentes en pastillas con veneno. La alarma comenzó entre los dueños de mascotas que colgaron fotos y avisos las redes sociales y ha acabado con denuncias presentadas ante la Guardia Urbana.

El teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle -a preguntas de ERC- ha adelantado este miércoles, en la comisión de Presidencia y Seguridad, que los urbanos han localizado este tipo de albóndigas en las zonas del parque de la Pegaso, en Antoni Santiburcio, en las calles de Sao Paulo, Peronella y Roine y en el recinto de la fábrica Fabra i Coats. “Nos consta una denuncia en la zona de la Maquinista donde un perro se comió una aguja y sabemos de tres casos más en uno de los cuales un perro falleció”, ha lamentado Batlle.

El teniente de alcalde ha hecho un llamamiento a la ciudadanía alertando que si encuentran algún tipo de trampa ya sea en forma de albóndiga o salchicha con veneno o clavos lo aporten a la Guardia Urbana ya que es una evidencia con la que se puede iniciar una investigación para detectar quien ha depositado allí el señuelo. Además, también ha solicitado que en el caso de que algún animal resulte envenenado se debe aportar el informe del veterinario en las dependencias de la policía municipal.

El Ayuntamiento difundirá un folleto informativo para que los dueños de perros sepan cómo actuar y denuncien casos de envenenamiento y depósito de elementos de riesgo mediante pruebas que puedan aportar a la policía. Los trípticos se enviarán a los dueños de perros censados en la ciudad y también al Colegio de veterinarios. Batlle también ha alertado que la Guardia Urbana ya ha recopilado varias pruebas que han sido entregadas a los Mossos d’Esquadra que serán quienes definitivamente investiguen este tipo de delitos.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_