Un interno de la cárcel de Figueres golpea al acusado de matar a su pareja de 21 años en Campdevànol

Albert P. P. ha sido aislado para su seguridad y la Junta de Tratamiento del centro decidirá la sanción a imponer al agresor

El presidente de  la Generalitat, Pere Aragonès, ha presidido este martes un minuto de silencio del Parlament por el asesinato de una mujer en Campdevànol.
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha presidido este martes un minuto de silencio del Parlament por el asesinato de una mujer en Campdevànol.Gianluca Battista

Un recluso de la prisión Puig de les Basses de Figueres asestó un fuerte puñetazo este lunes a Albert P. P., el vecino de Campdevànol encarcelado el pasado sábado como presunto autor de la muerte de su pareja, Anna G. LL., de 21 años. La víctima, según fuentes cercanas al caso, sufrió unas setenta heridas de todo tipo, desde puñaladas a quemaduras, y tuvo una muerte lenta y dolorosa. Esta brutal agresión conmocionó a los vecinos de Campdevànol y Ripoll, de donde era la joven, e hizo que casi unas 200 personas se concentraran ante el juzgado el sábado e increparan al investigado con gritos de “asesino”.

El presunto autor del crimen fue atendido por los servicios médicos del centro penitenciario, pero el golpe no le causó lesiones. Tras la agresión, la dirección le puso en aislamiento por su seguridad, aplicando el artículo 75 del reglamento penitenciario. El punto 2 de este artículo recoge que “el director podrá acordar mediante resolución motivada, cuando fuere preciso salvaguardar la vida o la integridad física del recluso, la adopción de medidas que impliquen limitaciones regimentales, dando cuenta al juez de vigilancia”.

El interno que agredió a Albert P.P. se enfrenta a dos posibles consecuencias: por un lado, a la apertura de un procedimiento disciplinario interno y, por la otra, podría tener que responder por vía penal.

Agredir a una persona está considerado dentro de la cárcel como una “falta muy grave”. La Ley Orgánica General Penitenciaria recoge las diversas sanciones posibles por cada una de ellas, que van desde una amonestación hasta el aislamiento en una celda. El preso declarará sobre los hechos, y también lo harán los testigos presenciales. En base a ello, la Junta de Tratamiento, integrada por el director del centro, un médico, un educador, un psicólogo, un psiquiatra, y demás personal del centro penitenciario, decidirá la sanción. Se decidirá en función de las circunstancias que puedan resultar agravantes o atenuantes de la medida que se le aplicará.

Respecto a la vía judicial, el centro ha puesto los hechos en conocimiento del juzgado de guardia de Figueres, y será el juez el que decida sobre el caso.

Por otra parte, el Parlament ha mantenido un minuto de silencio para condenar el nuevo caso de violencia machista sucedido el pasado miércoles. Después del Debate de Política General celebrado esta mañana, el presidente Pere Aragonès, acompañado del resto de diputados y miembros del Govern se han concentrado frente al acceso principal del Parlament y han mantenido un minuto de silencio en repulsa de la asesinato de la joven de 21 años a manos de su pareja.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS