Trapero rechaza “teorías conspirativas” sobre los atentados de La Rambla y Cambrils y alaba el papel del CNI

El mayor de los Mossos asegura que el cuerpo de inteligencia dio a la policía autonómica la respuesta más leal tras el 17 de agosto

21-10-2020. Barcelona. Josep Lluis Trapero, mayor de los Mossos, sale de la comisaria tras conocer la sentencia de absolucion por parte de la Audiencia Nacional © Foto: Cristobal Castro
21-10-2020. Barcelona. Josep Lluis Trapero, mayor de los Mossos, sale de la comisaria tras conocer la sentencia de absolucion por parte de la Audiencia Nacional © Foto: Cristobal Castro

El mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero ha dicho que no tiene “ningún indicio” que justifique las “teorías conspirativas” sobre los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) del 17de Agosto de 2017 y, además, ha alabado el trabajo llevado a cabo por el CNI durante los días posteriores. En una entrevista a La Vanguardia, Trapero ha afirmado de forma categórica: “Le puedo decir que la respuesta más efectiva, con más conocimiento de datos, más profunda, y le puedo decir que más leal, fue la del CNI. No tengo ninguna duda, ni yo, ni ningún mando de los Mossos, sobre esto”.

Este miércoles se cumple el quinto aniversario de los atentados que costaron la vida a 17 personas -16 de ellas en La Rambla y una en Cambrils- y heridas a mas de 40 personas. Las declaraciones de Trapero sobre el papel del CNI van en la misma línea que expresó Eduard Sallent cuando ocupaba el cargo de comisario jefe de los Mossos, momento en el que aseguró que “antes, durante y después” del 17-A la colaboración de la policía catalana con CNI, Policía Nacional y Guardia Civil fue ”muy buena” y dijo no tener constancia de que se les ocultara información. Sin embargo, Trapero desliza esta reflexión cuando se le pregunta por el hecho de que el imán de Ripoll, Abdelbaki es Satty, presunto cerebro de los atentados de Cataluña de 2017, fuera confidente del CNI. “Una cosa necesariamente no lleva a la otra (...) La única realidad de aquel momento es que el CNI nos ayudó mucho en la investigación”.

Trapero, en alusión a los audios que ahondan en el rol jugado por la llamada “policía patriótica” en Cataluña, también se ha referido a ”cómo era de difícil mantener una relación franca y de confianza” durante su etapa al frente de los Mossos con otros cuerpos policiales. “Yo hablo de policías. Policía patriótica con nombres y apellidos. Que tenían roles de responsabilidad en el ámbito de la coordinación y ahora vemos lo que pensaban de muchos de nosotros y lo que querían hacer con algunos de nosotros. Entonces entiendes cómo era de difícil mantener una relación franca y de confianza”, ha apuntado.

Durante la entrevista, Trapero lamenta que la sociedad fuera poco “generosa” con las víctimas y sostiene que no han sido suficientemente acompañadas. Y añade que él mismo, cuando mira hacia atrás, tras los atentados, no se gusta. Actualmente, es jefe de la División de Evaluación de Servicios (DAS), que se encarga de evaluar los dispositivos de la policía autonómica, tras haber sido destituido en diciembre como jefe del cuerpo. Mantiene el rango de mayor, ya que es vitalicio. Ha permanecido al frente del cuerpo en dos etapas, primero desde 2013 hasta que fue destituido por el Gobierno en octubre de 2017 tras la Declaración Unilateral de Independencia (DUI), y posteriormente desde que en noviembre de 2020 fue restituido por la Generalitat, tras su absolución por su papel en el 1-O, hasta que en diciembre de 2021 le destituyó el Govern.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS