Detenidos dos ‘mossos’ acusados de detener ilegalmente y golpear a un hombre en Barcelona en 2021

Asuntos Internos, que investiga a cuatro agentes más, les acusa de insultar a la víctima, esposarlo a las puertas de un bar de ambiente y llevarlo en coche a la otra punta de la ciudad

Tres agentes de los Mossos d'Esquadra.
Tres agentes de los Mossos d'Esquadra.Pere Duran

Los Mossos d’Esquadra han anunciado este viernes la detención de dos agentes del cuerpo acusados de un delito de detención ilegal y torturas por una actuación policial llevada a cabo a finales de 2021 en Barcelona. Los dos policías, junto a otros cuatro de sus compañeros investigados, están acusados de retener ilegalmente a un hombre, al que supuestamente insultaron por su condición sexual, lo esposaron, lo agredieron y lo llevaron en un vehículo policial con mampara, que se utiliza para los detenidos, a la otra punta de la ciudad, donde lo dejaron ir, según fuentes policiales.

La detención empezó a las puertas de un bar del ocio nocturno y de ambiente gay, en la calle de Villarroel, en el distrito del Eixample de Barcelona. Allí, los agentes recibieron un aviso de que un hombre estaba provocando altercados en el local, y necesitaban su intervención. Al llegar, los policías participaron en la detención del hombre. Se llamó a refuerzos, y este acabó reducido en el suelo, con las esposas puestas y dentro de un vehículo policial, donde lo lógico es que lo llevasen a comisaría.

Pero en lugar de eso, según esas mismas fuentes, los dos policías, detenidos el pasado jueves, destinados en el área de seguridad ciudadana del distrito del Eixample, condujeron con el coche fuera de su ámbito de actuación, hasta el distrito de Ciutat Vella, y dejaron a la víctima, a la que supuestamente habían agredido en insultado por su condición sexual, cerca de la rambla de El Raval. Los otro cuatro policías investigados formaban parte de las patrullas de refuerzo que acudieron al bar cuando se requirió la presencia de los Mossos d’Esquadra por los altercados.

Oficialmente, los Mossos d’Esquadra no han facilitado ningún detalle de lo sucedido, únicamente han informado de la detención de los agentes, los delitos por los que están investigados y la apertura de un expediente por el que se les ha apartado. Según fuentes policiales, el inicio de la investigación, a pesar de que los hechos tuvieron lugar a finales del año pasado, es reciente, después de que un mosso acabase explicando parte de lo ocurrido aquel día, según fuentes al corriente de la investigación. Posteriormente, los agentes de la Divisón de Asuntos Internos lograron localizar a la víctima, de origen marroquí, que denunció lo sucedido.

Los policías detenidos han pasado la tarde de este viernes a disposición judicial. El juzgado de instrucción 23 de Barcelona en funciones de guardia, después de recibir a los acusados, ha acordado prisión provisional comunicada eludible con una fianza de 6.000 euros. Ambos policías, según ha aclarado el juzgado, están investigados por trato degradante, lesiones y detención ilegal. Si satisfacen la fianza, además se ha impuesto una orden de alejamiento de 1.000 metros de la víctima, la prohibición de comunicarse por cualquier vía, tampoco pueden salir del territorio, se les retira el pasaporte y deben personarse periódicamente ante la autoridad judicial.

Administrativamente, la Dirección General de la Policía ha apartado a los dos mossos detenidos del servicio y ha abierto a todos los implicados un expediente, que queda paralizado, como es habitual en este tipo de casos, a la espera de que avance la vía judicial. La División de Asuntos Internos es el área de la propia policía catalana que actúa en los delitos en los que se ven involucrados policías.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Rebeca Carranco

Reportera especializada en temas de seguridad y sucesos. Ha trabajado en las redacciones de Madrid, Málaga y Girona, y actualmente desempeña su trabajo en Barcelona. Como colaboradora, ha contado con secciones en la SER, TV3 y en Catalunya Ràdio. Ha sido premiada por la Asociación de Dones Periodistes por su tratamiento de la violencia machista.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS