A prisión dos jóvenes de Olot por una presunta agresión sexual a dos adolescentes de 13 años

Los Mossos d’Esquadra investigan si pudieron echarles algún tipo de sustancia en la bebida qué les podía haber causado el estado de aturdimiento

Los Mossos d'Esquadra, durante un registro.
Los Mossos d'Esquadra, durante un registro.Enric Fontcuberta (EFE)

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Olot (Garrotxa) ha decretado la prisión provisional comunicada y sin fianza para dos jóvenes de 22 y 23 años vecinos de la localidad que fueron detenidos el pasado domingo por los Mossos d’Esquadra por, presuntamente, agredir sexualmente a dos adolescentes de 13 años en un domicilio de la ciudad. Un vecino alertó a la policía tras percibir desde su balcón que ellas estaban en una actitud extraña. Uno de los jóvenes ya fue detenido en 2018, con 16 años, por abusar de seis ancianas en dos meses, también en Olot.

Los hechos, según ha avanzado el diario El Punt, tuvieron lugar sobre las cuatro de la madrugada del pasado domingo. Un vecino de Olot estaba en su balcón cuando vio en el patio exterior de una vivienda que había dos chicos con dos adolescentes que parecían menores y cuya actitud le hizo sospechar que se podía tratar de una violación. Por eso filmó un video con el móvil y llamó a los Mossos para denunciar los hechos.

Cuando los agentes se presentaron en la vivienda encontraron a las dos chicas vestidas pero en un estado de aturdimiento, por lo que llamaron a emergencias y una ambulancia las llevó hasta el Hospital Comarcal de Olot para hacerles una exploración completa. Además de una exploración ginecológica –para ver si había heridas o restos de ADN- también fueron atendidas por un médico forense, que según El Punt, que determinó que podía corresponderse con una agresión sexual. Las analíticas, sin embargo, no habrían detectado en su organismo ni presencia de alcohol ni drogas convencionales.

Las dos adolescentes explicaron a los Mossos que aquella noche habían estado de fiesta con un grupo de gente entre los que estaban los dos detenidos. Los investigadores ahora tratan de averiguar, aunque no será tarea fácil, si pudieron echarles algún tipo de sustancia en la bebida que hiciera que quedaran aturdidas y eso facilitara que las pudieran agredir sexualmente sin que opusieran resistencia. Aun en el supuesto que las chicas hubieran accedido a tener relaciones, sería igualmente delito porque en el código penal español la edad de consentimiento sexual es a los 16 años.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS