La madre de la menor agredida en Igualada a Pedro Sánchez: “Le ruego que frenen estas salvajadas ya”

La Unidad Central de Agresiones Sexuales estrecha el círculo para arrestar a los violadores

Dos concentradas frente al Ayuntamiento de Igualada muestran pancartas con el lema "justicia feminista".
Dos concentradas frente al Ayuntamiento de Igualada muestran pancartas con el lema "justicia feminista".Albert Garcia (EL PAÍS)

“Señor presidente del Gobierno, habrá visto en las noticias el caso de mi hija”. Así comienza una misiva que la madre de la menor que sufrió una brutal agresión sexual el pasado lunes en Igualada (Barcelona) ha enviado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. La mujer reclama a Sánchez: “Le ruego que frenen estas salvajadas ¡ya!, que la ley sea dura para ellos”.

En la misiva, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, la madre pide mejorar los controles en el ocio nocturno dirigido a los más jóvenes. “En las zonas de los adolescentes debe haber mucha protección y vigilancia, y en la entrada un control de alcoholemia y drogas y por supuesto de covid y comprobar todos los DNI”, subraya la carta, en la que la madre propone que los documentos de identidad pasen por un lector para comprobar que no sean falsos. La mujer reclama la confección de una lista con los nombres de “violadores, delincuentes, asesinos” a los que se prohíba la entrada en zonas de ocio. La madre de la víctima pide otras medidas como la obligatoriedad de que las jóvenes lleven lo que denomina “pulseras salvavidas” que en caso de que una mujer se encuentre en peligro alerte a la policía. “Soy la mamá de la niña agredida brutalmente en Igualada”, concluye una carta donde ruega que Sánchez que la ley “sea dura con esos salvajes”.

Las investigaciones que están llevando a cabo los agentes de los Mossos se centran en el joven con el que salió la menor de la discoteca Épic. Han revisado las cámaras de seguridad del polígono industrial y pronto prevén acabar de reunir el mayor número de pruebas que permita identificar y detener a los violadores de la joven.

Los agentes han interrogado a las amigas de la joven y también a la víctima, que no recuerda lo sucedido. El miércoles, un miembro de la familia de la víctima imploraba a EL PAÍS: “Los agresores siguen en la calle, los tienen que detener lo antes posible porque pueden hacérselo a otra chica”.

La víctima tiene 16 años y vive junto a su padre en el municipio de Masquefa, cercano a Igualada. Visita habitualmente a su madre y a su actual pareja, en Vilanova i la Geltrú. La noche del domingo la joven había quedado con unas amigas para celebrar la fiesta de Halloween en la discoteca Épic de Igualada. La actual pareja de la madre de la menor fue quien la llevó en coche desde Vilanova hasta Igualada, donde la dejó con las amigas. A las 2.00 y a las 5.00 la madre envió un wasap a la joven para ver cómo se encontraba. En ambos casos la menor contestó que estaba bien y en el segundo mensaje tranquilizó a su progenitora anunciándole que cogería el tren de las 6.00 para regresar a Vilanova i la Geltrú.

La menor salió de la discoteca acompañada de un chico y es en ese momento cuando se pierde el rastro de la víctima hasta que hora y media más tarde un transportista llamó al teléfono de emergencias alertando de que había encontrado lo que creía que era el cadáver de una mujer semidesnuda en la calle Italia del polígono Les Comes de Igualada (a tres minutos de la discoteca). La joven estaba inconsciente, pero seguía viva. Ahora se recupera de un traumatismo craneoencefálico y de varios desgarros en la zona genital en el hospital maternoinfantil de Sant Joan de Déu de Barcelona.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Centenares de personas se concentraron a última hora de la tarde del miércoles frente a los ayuntamientos de diversos municipios catalanes —sobre todo en la comarca de la Anoia— condenando la brutal agresión sexual.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS