Ada Colau aprueba las ordenanzas fiscales gracias al apoyo de ERC

Los republicanos se abstienen mientras que el resto de oposición vota en contra

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona.
El pleno del Ayuntamiento de Barcelona.EUROPA PRESS (Europa Press)

Una vez más, ERC ha facilitado la gobernabilidad de Ada Colau en el Ayuntamiento de Barcelona. Ayer, los republicanos se abstuvieron en la presentación del proyecto provisional de ordenanzas fiscales. El resto de la oposición votó en contra, por lo que solo con el voto a favor de la coalición de gobierno municipal, BComú (10 ediles) y PSC (8), las ordenanzas pasaron el primer trámite. El documento marca las tasas municipales que permanecerán, mayoritariamente, congeladas durante 2022.

La propuesta de las ordenanzas fiscales incorpora la eliminación de la bonificación a terrazas —que era del 75% durante 2021 debido a la pandemia— aunque en el texto definitivo que se votará en diciembre todo apunta a que se aplicará algún tipo de descuento. El documento mantiene una bonificación del 30% del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a los inmuebles de uso industrial para la instalación de sistema para el aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía del suelo, y una reducción del 20% en la tasa de recogida de residuos domiciliaria a los vecinos que tienen un sistema individualizado.

El primer teniente de alcalde, el sociJaume Collboni, insistió ayer en el pleno que el objetivo de congelar las tasas e impuestos es reducir las desigualdades, luchar contra el cambio climático y apoyar a la economía local. Por su parte, el concejal de ERC, Jordi Castellana, fue muy crítico con el equipo de gobierno. Denuncio varios incumplimiento en las ordenanzas como el de no implantar la llamada tasa Amazon para las grandes operadoras de comercio on line. Aún así, el grupo republicano se abstuvo en la votación.

Para la líder de Junts en Barcelona, Elsa Artadi, las ordenanzas no dan “ninguna esperanza a las familias ni a la actividad económica” y cree que son las mismas que se hubieran presentado si no hubiera pasado la pandemia.

La sentencia del Tribunal Constitucional que declaró inconstitucional el impuesto municipal de la plusvalía marcó ayer el debate de las ordenanzas fiscales. La concejal de Hacienda, Montserrat Ballarín, lamentó que la sentencia “es un golpe muy duro a las economías de todos los municipios de España” pero aseguró que el Ministerio de Hacienda trabaja aceleradamente para solucionarlo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS