Falsificación de documentos

Macroperativo contra una trama de falsificación de carnets de conducir con epicentro en Girona

Los Mossos y la Policía prevén detener a una quincena de supuestos líderes y a 900 clientes de la red

Dispositivo de Mossos en el edificio Creu de Sant Pol, en S'Agaró, Girona, este martes por la mañana.
Dispositivo de Mossos en el edificio Creu de Sant Pol, en S'Agaró, Girona, este martes por la mañana.Toni Ferragut

Los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional han puesto en marcha a primera hora de la mañana una macroperación contra una trama que se dedicaba presuntamente a la falsificación de carnets de conducir. Con epicentro en Girona y ramificaciones por toda Cataluña y algunos puntos del resto de España, los investigadores prevén detener este martes a una quincena presuntos líderes de la red y a unos 900 clientes que supuestamente compraron los carnets. En total, se han identificado a 1.845 conductores en toda España que circulan con el carnet obtenido mediante el pago directo a los integrantes del grupo delincuencial, según ha informado el Juzgado de Instrucción 1 de Girona, que lleva el caso. Las cantidades para comprar los permisos oscilaban entre los 4.000 y 10.000 euros.

El caso se inició en 2020, a raíz de una denuncia de Policía y Mossos, y la causa suma ya más de 6.000 folios. En el caso de las personas que adquirieron los permisos, la intención es que la detención quede sin efecto una vez pasen por sede policial, según fuentes policiales. El juzgado ha aclarado que tomará declaración a los compradores de los carnets paulatinamente, presencialmente, por videoconferencia o mediante exhorto. Este martes se están llevando a cabo 14 registros en S’Agaró, que pertenece al municipio de Sant Feliu de Guíxols, Calonge, Llagostera, Quart, todos ellos municipios de la provincia de Girona, y en Vic, en la de Barcelona. El juzgado también ha ordenado un registro en el País Vasco.

Uno de los supuestos líderes de la red, afincado en S’Agaró (Baix Empordà), es un informático que trabaja en la DGT en Girona, según ha avanzado la Cadena SER. Se trata de la pieza clave del entramado, acusado de aprovechar el acceso a las bases de datos de tráfico para lograr falsificar los carnets de conducir y otras gestiones, como modificar los puntos de las licencias. La mayoría de los clientes de esta trama son extranjeros, aunque también hay españoles, según fuentes policiales, con una cadena de distribución piramidal entre ellos.

La operación ha supuesto un despliegue policial mastodóntico, en el que están implicados la mayoría de los servicios de la policía catalana y de la Policía Nacional. Además de en Cataluña, están previstas diversas detenciones en otros puntos de España, según fuentes policiales. El caso está bajo secreto de sumario.

Las detenciones de los supuestos clientes de la red no se prevén realizar en un único día, añaden esas mismas fuentes, que matizan que en algunos casos en los que el delito sea menor, probablemente sean únicamente citados y no detenidos. Las propias auditorías internas de la DGT, junto a otras pruebas que no han sido especificadas, pusieron tanto a los Mossos como a la Policía Nacional tras la pista de los principales líderes de la trama. Por ese motivo, acabaron llevando a cabo una operación conjunta. La causa está abierta por los delitos de falsificación documental, soborno, blanqueo y grupo criminal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50