Restricciones movilidad

El éxodo de fin de semana condiciona la Semana Santa en Cataluña

Interior avisa de los riesgos de descontrol en la primera salida masiva tras el confinamiento comarcal

La ronda de Dalt de Barcelona, a la altura del barrio de Horta, este viernes por la tarde.
La ronda de Dalt de Barcelona, a la altura del barrio de Horta, este viernes por la tarde.MASSIMILIANO MINOCRI / EL PAÍS

La apertura del confinamiento comarcal ha agitado la movilidad y el Servicio Catalán del Tráfico (SCT) ya ha avisado de que prevé una intensidad en las carreteras similar a la que se registraba en las operaciones salida de la época prepandemia. Para este viernes se espera un volumen de 930.000 vehículos circulando por las carreteras que rodean Barcelona y su área metropolitana. Es, según el SCT, un volumen de coches apenas un 5% inferior al que se desplazaba en la época previa a la covid. El consejero de Interior, Miquel Sàmper, ha avisado de que el cumplimiento de las medidas establecidas para evitar contagios este fin de semana será “una prueba” porque todavía “no está decidido” qué se podrá hacer en Semana Santa. En una entrevista en Rac1, el consejero ha expuesto que la semana que viene el Procicat tendrá que valorar cuál es la situación y tomar decisiones.

Más información

“Hemos dado aire y no querríamos volver a cerrarlo, pero la resolución podría variar si los índices fueran negativos”, ha advertido Sàmper en relación con la Semana Santa. El consejero ha insistido en que la limitación es a una sola burbuja de convivencia. “Si fuésemos capaces de hacer en otra población lo que haríamos en casa, no pasaría nada”, manifiesta. Y ha insistido en que “la movilidad no es el problema”, sino “mezclar burbujas”.

Interior dispondrá 400 controles de Mossos para velar por el cumplimiento de las restricciones, pero Sàmper reconoce las limitaciones. “Es imposible tener un mosso en cada esquina”. El sindicato de Mossos d’Esquadra (SME) ha criticado que Interior dedique efectivos a hacer controles de movilidad. Las denuncias, indica el sindicato, solo afectan a ciudadanos de dentro de la comunidad, “las personas que provienen de otros países pueden entrar libremente”, y suelen terminar en nada: “la propia administración ni tan siquiera las gestiona”.

Las previsiones meteorológicas anuncian frío para el fin de semana y el Servicio Catalán del Tráfico ha advertido sobre la necesidad de usar cadenas en algunas carreteras de montaña, básicamente en el Valle de Aran. Nada de ello hace pensar que la salida de vehículos no sea masiva. Ferrocarrils de la Generalitat ha informado de que ha vendido 4.000 abonos anticipados en las estaciones de esquí que gestiona, esto es, Vallter 2000, Vall de Núria, La Molina, Espot, Boí-Taüll y Port Ainé.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50