Joan-Pere Viladecans da color a la historia (independentista) de Cataluña

El pintor ilustra un ensayo de Jaume Sobrequés que va de la prehistoria al referéndum del 1 de octubre

El pintor Joan-Pere Viladecans en su estudio de Barcelona, rodeado de las obras que ha pintado para ilustrar la Historia de Cataluña de editorial Base.
El pintor Joan-Pere Viladecans en su estudio de Barcelona, rodeado de las obras que ha pintado para ilustrar la Historia de Cataluña de editorial Base.MASSIMILIANO MINOCRI (EL PAÍS)

Los libros ilustrados son una apuesta segura. Eminentemente didácticos, las imágenes ayudan a entender lo que el texto explica. En 2007 Jaume Sobrequés, historiador, director del Museo de Historia de Cataluña entre 2000 y 2008, y promotor en 2013 del polémico congreso España contra Cataluña, publicó su libro Catalunya. Història de una nació, en el que explicaba, desde la óptica nacionalista, los acontecimientos vividos desde la prehistoria hasta ese año. Ahora, editorial Base ha vuelto a publicar el texto, actualizado hasta los acontecimientos derivados del referéndum del 1 de octubre de 2017. Y lo ha hecho en un libro de bibliófilo de gran formato que ha ilustrado el pintor Joan-Pere Viladecans (Barcelona, 72 años).

”Lo estuve pensando bastante porque veía que era un trabajo difícil ilustrar una historia completa, porque es mezclar dos cosas diferentes. Mi idea ha sido crear una atmósfera paralela que no se llega a juntar nunca”, explica Viladecans en su estudio barcelonés, inundado de luz y en el que ha colocado en el suelo las ilustraciones originales, como si las hubiera arrancado, una a una, del libro.

Obra de Viladecans para ilustrar el exilio dentro del libro editado por Base sobre la Historia de Cataluña.
Obra de Viladecans para ilustrar el exilio dentro del libro editado por Base sobre la Historia de Cataluña.Editorial Base

“No son imágenes aisladas, hay un ritmo, con referencias que van desde el territorio, la flora y la fauna, las costumbres populares, y luego elementos más puntuales, referencias concretas y abiertas para ilustrar la guerra civil, el exilio, las fosas, el fusilamiento de Companys, el encarcelamiento de los políticos catalanes, el lazo amarillo…”, continúa Viladecans, mientras va hojeando el libro.

Preguntado por el hecho de que el texto sea una visión nacionalista de la historia que no todo el mundo comparte, Viladecans es claro: “Ni yo tampoco. No es que yo esté a favor o no esté. Lo que he procurado es que, a partir de los hechos determinados, que están delante de nuestras narices, como el lazo amarillo, dejar unos testimonios de lo que pasa en la actualidad. Pero no opino, ni hago una obra ideologizada ni politizada, ni nada de todo eso. Yo no quiero hablar de política hasta que los políticos no hablen de cultura y de pintura. He hecho mi historia de Cataluña”, zanja el pintor.

La senyera, según Viladecans, en la Historia de Cataluña que ha editado Base.
La senyera, según Viladecans, en la Historia de Cataluña que ha editado Base.Editorial Base

Aparte de la treintena de grabados, el pintor ha intervenido el texto con unos dibujos, una especie de signos, pinceladas o puntos, que recorren las páginas. Están realizadas con pigmentos y tintas muy diluidas que recuerdan acuarelas. “Tenía el reto de integrar el texto con elementos plásticos, para invitar a que el lector siga con la lectura. Coloqué todas las páginas en el suelo y con un pincel largo, para no perder ritmo, realicé estos signos, sin renunciar a los accidentes intencionados”. Se refiere a las gotas que han salpicado algunas de las páginas, incluso el texto. Uno de estos accidentes recuerda la tristemente famosa imagen del coronavirus. “Es premonitorio. Comencé a trabajar hace un año en este proyecto y cuando la hice todavía el virus no tenía imagen”, explica sonriendo.

Viladecans ha utilizado en este libro por primera vez un color, el azul índigo, presente en varios de estos dibujos. “Hasta ahora yo utilizaba el azul añil”. También ha realizado quemaduras para mostrar los tiros de la guerra civil o añadido elementos como arena, para formar el nombre de Cataluña, piedras, caracolas y patas de animales como la de un rebeco para formar una especie de collages en muchas de estas ilustraciones.

El artista Joan-Pere Viladecans, en su estudio de Barcelona.
El artista Joan-Pere Viladecans, en su estudio de Barcelona.MASSIMILIANO MINOCRI (EL PAÍS)

A Viladecans siempre le ha interesado el paso del tiempo y su huella. En la última exposición que se ha podido ver en Barcelona, celebrada en la Fundación Vila Casas en 2018, mostró 20 enormes pinturas realizadas a partir de radiografías en las que se veían deformaciones de los huesos y la enfermedad. “La huella del tiempo es permanente en mi obra. También está presente en este trabajo. Siempre me ha gustado la historia, pero leo poca”, reconoce. “Yo era un extraordinario lector de poesía, pero desde hace ocho o nueve años me he decantado por la novela, sobre todo americana. Sin abandonar la poesía. Algo que ha coincidido con una etapa más narrativa de mi obra”.

Del libro, la editorial ha realizado 890 ejemplares (a 1.490 euros) y 75 más acompañados de un grabado original del autor (1.890 euros). “Estaba preparada hace ya unos meses, pero la pandemia ha impedido que los pudiera firmar hasta ahora”, termina Viladecans.

Sobre la firma

José Ángel Montañés

Redactor de Cultura de EL PAÍS en Cataluña, donde hace el seguimiento de los temas de Arte y Patrimonio. Es licenciado en Prehistoria e Historia Antigua y diplomado en Restauración de Bienes Culturales y autor de libros como 'El niño secreto de los Dalí', publicado en 2020.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción