Más de 60 detenidos en un macroperativo en El Raval contra la venta de droga

Un millar de agentes han participado en el tercer gran dispositivo en el barrio de Barcelona

Agentes de policía durante el operativo antidroga en el barrio del Raval, Barcelona.
Agentes de policía durante el operativo antidroga en el barrio del Raval, Barcelona.Massimiliano Minocri

En total, 61 personas han sido detenidas hoy en una macroperación contra la venta y la distribución de drogas, principalmente en el barrio de El Raval de Barcelona. Un millar de agentes se han desplegado a partir de las ocho de la mañana y han registrado 35 pisos y 5 locales, en una operación conjunta de los Mossos, la Policía Nacional y la Guardia Urbana. En los registros, han hallado también 3,8 kilos de cocaína, 2,7 de heroína y 350 plantas de marihuana, entre otras drogas. También ha intervenido 74.000 euros.

Bautizada como caso Coliseu, la de hoy es una investigación que surge de las informaciones obtenidas de una operación anterior, en junio del año pasado. Uno de los arrestados está acusado de seguir dirigiendo desde la cárcel puntos de venta, almacenaje y distribución de droga en pisos del Raval. La policía también apuntan a otro subgrupo que lo traficaba en la calle, y un tercero que a raíz de las restricciones del confinamiento, y la dificultad de la organización principal de contar con personas que transportasen drogas desde Paquistán e Inglaterra, las conocidas como mulas, suministraban drogas al entramado.

También han llevado a cabo registros en El Prat de Llobregat, donde han intervenido el cuerpo de élite de los Mossos, los GEI, ante la posibilidad de que hubiese armas. Uno de los arrestados está acusado también de suministrar drogas al grupo. La Policía Nacional también ha investigado por tráfico de seres humanos a diversos detenidos, a los que se acusa de introducir personas en situación irregular y luego obligarlas a vender drogas en la calle, con amenazas y coacciones a sus familias.

La de este miércoles es la tercera macroperación que se lleva a cabo en el barrio de El Raval de Barcelona contra el tráfico de drogas en dos años después de que los vecinos alertasen de la problemática de los bautizados como narcopisos. Inicialmente, se trataba de pisos ocupados donde se vendía y consumía droga, aunque el concepto ha evolucionado y se denomina de la misma manera a los puntos de venta de droga.

Entre 2017 y 2019, se han desarticulado 225 narcopisos en El Raval. A ellos hay que sumar una cuarentena de puntos de venta registrados durante este año, según fuentes policiales, y el operativo de hoy. Los Mossos sostienen que en la actualidad solo existen tres pisos activos donde además de vender droga se consume, lo que tradicionalmente se denominaba narcopiso.

Quedan muy lejos los cerca de 60 puntos activos que llegó a haber en el barrio del Raval en verano de 2017. Los Mossos y la Guardia Urbana fueron cerrando pisos de forma individual, hasta que en octubre del año siguiente hicieron la operación Bacardi, donde atacaron a los suministradores de la droga, un grupo de nacionalidad dominicana que también traficaban con cocaína. Al año siguiente, en junio, fue el turno de la operación Suricata, donde acusaron a ciudadanos paquistanís de ocupar el vacío creado y dedicarse a traficar con heroína.

Acció Raval ha denunciado que han seguido proliferando narcopisos en el barrio. E incluso durante la etapa más dura del confinamiento, los vecinos alertaron de que seguía el tráfico de drogas. Hasta llegaron a pintar rayas en el suelo delante de algún narcopiso para que los ‘clientes’ guardasen las distancias de seguridad. En ese periodo también desmantelaron algunos de estos pisos.

Lo más visto en...

Top 50