FERIAS

Discos de colección con mascarilla y gel hidroalcohólico

La feria de material discográfico arranca el viernes en Barcelona pese a la covid

Un visitante en la feria del disco de Barcelona.
Un visitante en la feria del disco de Barcelona. Albert Garcia

Los coleccionistas de material discográfico, y por extensión todos los aficionados a la música, están de suerte. A pesar de la agitación social provocada por la segunda oleada de Covid-19, el viernes a las 15 horas abrirá sus puertas la Fira Internacional del Disc de Barcelona. El veterano certamen, que llega a su 29 ª edición, permanecerá en la Estación del Nord de la capital catalana hasta las 19 horas del próximo domingo.

Lógicamente no será una feria como las veintiocho que la han precedido, ya que las extremas medidas de seguridad van a marcar todo su desarrollo. A pesar de esos insalvables inconvenientes, el optimismo reina entre organizadores y feriantes. “La pasada semana hicimos la feria de Bilbao y tuvimos más público que nunca”, comenta con un entusiasmo contagioso Joan Carles Vilella, director no solo del certamen barcelonés sino también de los que se celebran en Madrid, Valencia y Bilbao. “Fue una sorpresa, en Bilbao superamos todos los niveles de venta anteriores. Todos los feriantes estaban muy contentos.” Vilella, que tuvo que suspender la feria barcelonesa prevista para el pasado mayo, tiene claras las causas del éxito bilbaíno. “Hacía mucho tiempo que no se hacían ferias como esta. Tampoco hay muchos conciertos y la gente tiene ganas de música”.

El sector que rodea a la industria discográfica y a la venta de material de segunda mano no pasa por su mejor momento, tal vez por ello el éxito de la feria de Bilbao se ha contagiado rápidamente a los feriantes barceloneses que esperan poder compensar la caída de ventas de los últimos meses. “Todos los feriantes me han comentado que la gente está esperando la feria, se lo comentan en sus tiendas o páginas web”. Feriantes que este año serán 50 con unos 130 expositores. En otras ediciones las paradas más buscadas por los coleccionistas eran las estadounidenses y las alemanas, que esta vez no acudirán a la cita. “Vendrá un estadounidense que se encontraba en Europa pero el resto y los alemanes han fallado por las restricciones en sus respectivas fronteras pero los franceses y holandeses vendrán todos”. En la presencia española han fallado cuatro habituales pero, en cambio, se han sumado dos nuevos feriantes".

Vilella afirma no haber tenido ningún tipo de problema con la administración para organizar la feria. “Cumpliendo todas las medidas no había ningún problema. De hecho la pasada semana ya se realizó una feria gastronómica en el mismo local”. Pregunta obligada, ¿cuáles son esas medidas a cumplir? “De entrada tenemos un aforo de 700 personas que históricamente nunca se ha superado, el total de asistentes a la Fira ronda el millar en tres días. Al entrar será necesario tomar todos los datos de cada asistente (nombre, dirección, teléfono y mail) para facilitar el trabajo de los rastreadores si surgiese algún positivo. En la entrada habrá unos arcos que realizan una desinfección total de cabellos, ropa, zapatos... Habrá también gel hidroalcohólico en todas las paradas. La entada y la salida estarán diferenciadas y se marcarán los pasillos para que sean de una sola dirección. Y, por supuesto, mascarilla obligatoria en todo el recinto”.

El mensaje final de Vilella es claro: “La gente puede venir tranquila porque respetando las medidas de seguridad no existe ningún problema”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50