govern de Cataluña

Àngels Ponsa toma posesión como consejera de Cultura

En sus primeras declaraciones asegura que su labor se realizará “en un contexto de represión”

Toma de posesión de Àngels Ponsa como nueva consejera de Cultura de la Generalitat. / GENCAT
Toma de posesión de Àngels Ponsa como nueva consejera de Cultura de la Generalitat. / GENCAT

Àngels Ponsa, hasta ahora directora general de Creación, Acción Territorial y Bibliotecas de la Generalitat, ha tomado este martes posesión de su cargo como nueva consejera de Cultura en un acto celebrado en el Palau de la Generalitat ante el presidente Quim Torra.

El jefe del ejecutivo catalán ha destacado el conocimiento del sector y la amplia trayectoria de la nueva consejera (vinculada con el departamento desde 2018) y le ha agradecido que haya dado “un paso adelante” para aceptar el cargo en un momento como el actual. “Con la mirada siempre puesta en la futura República Catalana, la cultura tendrá un papel determinante estos próximos meses y años. Hay que rescatar la cultura y situarla en el centro de las vidas, porque es un servicio esencial”, ha dicho Torra durante el relevo, en el que también ha reiterado su importancia en el marco de la pandemia del coronavirus.

Torra ha asegurado, que, como a las anteriores consejeras, ha realizado a Ponsa un triple encargo: “Que la cultura es y ha de continuar siendo una herramienta de cohesión social"; “que hay que fomentar la participación y el disfrute de la cultura”, y "que se ha de dar el soporte que necesita el ecosistema cultural y creativo”.

El presidente también ha tenido palabras para la consejera saliente, Mariàngela Vilallonga: “Quiero agradecerte el trabajo hecho, a menudo con discreción y sin pompa, la lealtad al Govern y, sobre todo, a la lengua y a la cultura”. Unas palabras que buscaban mitigar, quizá, las descalificaciones que Pilar Rahola le dedicó a Vilallonga el pasado sábado en el programa FAQS en la que la acusó de no haber tenido presencia en los medios y no haber hecho nada por la cultura durante su mandato.

Al acto, celebrado, tal y como estaba previsto, tras la finalización de la reunión del Consell Executiu, asistió, además de la consejera cesada el 3 de septiembre, su antecesora en el cargo, Laura Borràs, así como diversos miembros del Govern, como el vicepresidente Pere Aragonès y la de la presidencia Meritxell Budó.

Tras el intercambio de carteras, Ponsa, en la sede de la consejería de Cultura, realizó sus primeras declaraciones como consejera en las que dijo que apostaba por el “reequilibrio territorial de la cultura, para que no todo quede concentrado en un área determinada de Cataluña”. También que su trabajo, se desarrollará “en un contexto de represión en el que se está luchando por los derechos fundamentales y democráticos”. La nueva consejera no hizo ninguna referencia a la grave situación que vive la cultura en los últimos meses por la pandemia.

Más información

Lo más visto en...

Top 50