TEATRO

Focus lanza su nueva temporada tras la “catástrofe” y reclama aumentar el aforo de los teatros al 66%

En la programación del grupo destacan las versiones de ‘Pedro Páramo’ y ‘El Paraíso perdido’ y la obra de Jordi Casanovas sobre el otoño independentista de 2017

Pere Arquillué en una foto promocional de '53 diumenges',  de Cesc Gay.
Pere Arquillué en una foto promocional de '53 diumenges', de Cesc Gay.David Ruano

La temporada escénica que comienza ya a arrancar y que tendrá su inauguración oficial en la clásica velada Catalunya aixeca el teló el próximo día 22 va a ser rara y precaria, pero no va a faltar buen teatro. Habrá -toquemos madera- un excelente festival Temporada Alta y gran oferta en los teatros públicos y privados. Todo el sector se está rompiendo la cabeza y haciendo mans i mànigues para solventar los problemas que presentan la covid y las normas de prevención. Ayer fue el turno de Focus, la empresa teatral que gestiona Romea, Goya, Villarroel y Condal en Barcelona, de presentar su programación, la 34ª de su historia, y sus planes.

El acto tuvo lugar en el Romea como una clara indicación de que los teatros del grupo están abiertos y miran hacia adelante con “esperanzas, todas” y sacando “fuerzas de flaqueza”, como señaló el presidente de Focus, Daniel Martínez. “Hacemos un sacrificio máximo y salimos con todo lo que tenemos, espectáculos nuevos, estrenos, algunas propuestas de mucho riesgo, éxitos que se quedaron a media carrera con el confinamiento y espectáculos con los que teníamos el compromiso de retomarlos para paliar los destrozos que supuso cancelarlos: nadie se ha quedado fuera, hemos cumplido”. Señaló que más del 90 % de lo que se perdió la temporada pasada, que calificó de “catastrófica”, está en la programación.

Entre los 45 espectáculos que componen la programación de los teatros del grupo (en total 1.500 funciones, 200 artistas, 700.000 localidades a la venta), 25 serán estrenos absolutos y 9 producciones propias. Entre lo más destacable que ofrecerán los teatros de Focus, la versión de Pedro Páramo, la novela de Juan Rulfo, con dirección de Mario Gas y Vicky Peña y Pablo Derqui en el reparto; el nuevo montaje de La cabra o qui és Sylvia? —el éxito en su día de Josep Maria Pou—, con Emma Vilarasau y Jordi Bosch y dirección de Ivan Morales; el estreno de la nueva obra de Jordi Casanovas, Els dies d’ahir, sobre el otoño independentista de 2017 (lo llevará a escena Ferran Utzet en La Villarroel), y la versión (de Helena Tornero) de El paraíso perdido, de Milton, nada menos, que dirigirá Andrés Lima en el Romea y en la que a Lucifer, reveló el presidente de Focus, lo interpretará una mujer.

De “maravilloso canto a la rebelión” ha calificado la obra Martínez, apasionado del poema miltoniano que llegará a escena en un empeño similar al que llevó a las tablas el Moby Dick de Lima y Josep Maria Pou. Martínez, muy cabreado, tiene, afirma, un poco el cuerpo como el diablo de Milton, proclive a la revuelta, ante el problema que supone “la falta de interés oficial por la cultura en este país” —puesta de manifiesto, señala, por el desfile de consejeros de Cultura (“cinco en cuatro años, es que ni que hubieran sido unos fenómenos, que no lo han sido”, se exclama)—, y la “insolidaridad” de los teatros públicos, que aceptan, dice, restricciones que el sector privado no puede asumir. Martínez no obstante tiene esperanzas en la nueva consejera, Àngels Ponsa, “la primera en el cargo que conoce el sector cultural después de Ferran Mascarell”.

El presidente de Focus aprovechó la presentación para reclamar el aumento de los aforos en los teatros del 50 % actual hasta el 66 %, “para dejarnos vivir”, porque si no “no es viable” abrirlos. Consideró que sin ese porcentaje, “que ofrece todas las garantías sanitarias”, simplemente no les salen los números. “Ahora hay que hacer caja, sin que eso devalúe nuestros estándares de calidad. Tengo 400 nóminas que pagar, ERTOS que recuperar, crear viabilidad para seguir produciendo, y la crisis nos ha liquidado 2,5 millones de euros, aunque afortunadamente no hemos tenido aún que tocar patrimonio”, ha señalado a este diario. Deploró que el sector cultural está siendo castigado por las administraciones pese a que, subrayó, “ni un solo brote de coronavirus ha salido hasta ahora de una actividad cultural”.

El rey Lear y Agatha Christie

En la temporada de Focus habrá más clásicos, como El rey Lear, de Shakespeare, a cargo de Atalaya Teatro, y Esperando a Godot, de Beckett, con Pepe Viyuela y Alberto Giménez. Se presentará también Classe, de Philip Ridley, sobre la educación, dirigida por Pau Carrió y con Pol López,. Y se estrenará la nueva obra de Cesc Gay, 53 diumenges, una comedia familiar, que llegará al Romea en diciembre con Pere Arquillué, Marta Marco y Lluís Villanueva. Martínez destaca también la versión que preparan de Asesinato en el Orient Expres, de Agatha Christie,

Entre las reposiciones de éxitos, Cinco horas con Mario, el monólogo interpretado por Lola Herrera que vuelve al Goya en noviembre tras agotar localidades en su última visita y El pare de la núvia, la comedia de Joel Joan protagonizada por Joan Pera que regresará al Condal en diciembre. También se recupera, con una renovada producción y reparto, el musical Pegados en el Goya.

Lo más visto en...

Top 50