Aeropuerto El Prat

La Cámara de Comercio de Barcelona exige a Aena no frenar la ampliación del aeropuerto

Un informe de la institución apremia la construcción de la terminal satélite pese al frenazo del tráfico aéreo

Un avión en el aeropuerto de Barcelona El Prat.
Un avión en el aeropuerto de Barcelona El Prat.Massimiliano Minocri

La Cámara de Comercio de Barcelona reivindica que el frenazo del tráfico aéreo provocado por la covid-19 no altere los planes de ampliación del aeropuerto Josep Tarradellas-El Prat. La institución que preside Joan Canadell ha hecho públicas las conclusiones de un dictamen elaborado por su comisión de infraestructuras y movilidad, donde se defiende que hay que mantener los calendarios de los proyectos para las inversiones en conectividad y ampliaciones del aeropuerto de Barcelona. De esta manera, la Cámara toma partido abiertamente por la posición que mantiene Aena y la dirección del aeropuerto, favorables a que la instalación crezca para poder asumir más tráfico, contrariando el alegato de los ayuntamientos de los municipios que rodean el aeropuerto. Estos son reacios a un agrandamiento del campo de vuelo porque, alegan, supondría una amenaza para el medio natural y sería una fuente de ruido constante para los vecinos.

“Es importante transmitir esta petición teniendo en cuenta que el operador aeroportuario español tiene que definir el próximo Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA), que reflejará las actuaciones para el periodo 2022-2026”, razona la Cámara, y alude a que está en juego un paquete de inversiones por valor de 5.000 millones de euros que Aena tiene reservados para actuaciones en los aeropuertos de Madrid y Barcelona.

El operador aeroportuario, a través de su presidente Maurici Lucena, ya ha advertido que, sin tener garantizada la ampliación de la tercera pista, no procede invertir en una terminal satélite que oxigene el volumen de pasajeros que canaliza la T1. "La construcción de la terminal satélite se justifica por sí misma porque permitiría aumentar la capacidad nominal de 55 millones de pasajeros a 70 millones, incluso sin la prolongación de la tercera pista" replica el informe de la Cámara.

El aeropuerto de Barcelona registró 872.924 pasajeros durante el mes de julio,un 83,7% menos que el mismo periodo del año pasado, según datos publicados por Aena.

El documento de la Cámara también pregona que la instalación debe erigirse en un hub de compañías de largo recorrido “que mantenga su dominio como principal aeropuerto en número de conexiones intraeuropeas”. El informe trata de no pisar callos regionales y recoge que el modelo de desarrollo del Josep Tarradellas “debe contar con los otros aeropuertos catalanes”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50