CARLOS CARRIZOSA, LÍDER DE LA OPOSICIÓN Y PRESIDENTE DEL GRUPO DE CIUDADANOS EN EL PARLAMENT

“Pido a los independentistas una tregua, no una renuncia”

El presidente del grupo de Ciudadanos dice que sería ideal una alianza con PP y PSC como la que se hizo hace años en el País Vasco

Carlos Carrizosa, 56 años, líder de la oposición y presidente del grupo de Ciudadanos en el Parlament. Es de los pocos fundadores del partido que continúa en Cataluña. “Mi misión es defender el constitucionalismo”, dice.

Pregunta. Son los únicos que hacen bandera de no querer elecciones anticipadas ¿Por qué?

Respuesta. Hay una desconexión evidente entre lo que quiere la población, que no se siente concernida, y lo que cocinan las fuerzas políticas. Viene la peor crisis económica y hay miedo a la sanitaria.

P. Pero si el Supremo ratifica la condena a Quim Torra habrá elecciones ¿O prefieren que el Gobierno busque un sustituto?

R. La lucha contra la pandemia no puede quedar paralizada por su agenda judicial. Debe tener listo un plan el 1 de septiembre ante una posible nueva oleada. El foco no puede estar en las elecciones, en la ruptura independentista o en posibles tripartitos.

P. Las encuestas no les son muy favorables ¿No será que quieren ganar tiempo?

R. En absoluto. Ningún partido nos ha relevado en el constitucionalismo. Todo el mundo entiende que somos una fuerza política útil y capaz de llegar a consensos.

P. Estuvieron dos años sin hablar con el Govern y ahora les acusan de ignorar a la oposición.

R. Están tan divididos que no se ocupan de nosotros. Están pensando en el procés y en la calculadora. ¿Qué como ha gestionado la pandemia? Como todos los Gobiernos ha dado bandazos y cometido errores. Fue monstruoso que no permitiera al Ejército desinfectar residencias. Y han usado la pandemia para decir que si no han hecho más es porque no son independientes o que la culpa de todo lo malo la tiene el Gobierno.

P. En un año han pasado de no querer saber nada de Pedro Sánchez a querer negociar los Presupuestos ¿Cómo lo explica?

R. Lo veo distinto. Fue él el que no quiso saber nada ni sus bases de Albert Rivera. Las circunstancias son diferentes: son votaciones para salvar vidas y empleos. La pandemia ha cambiado mucho las lógicas políticas. Votamos pensando en lo mejor: la prórroga del Estado de alarma o desvincular los ERTES de él.

P. ¿Es extrapolable ese acercamiento en Cataluña? Planteaban solo una alianza electoral con el PP y quiere explorarla con el PSC

R. En Cataluña los acuerdos con el PP, PSC y el mundo asociativo constitucionalista son necesarios para recentrar la política. Ojalá pudiéramos encabezar un gobierno constitucionalista con el apoyo de PSC y PP.

P. ¿Descarta firmar la alianza electoral solo con el PP? El PP les acusa de dar bandazos

R. Sería antes de que votaran como nosotros del decreto de nueva normalidad. No es descabellado pactar solo con ellos: gobernamos juntos en muchos sitios. No hay contactos porque el horizonte electoral no está claro pero queremos algo mucho más amplio.

P. Una alianza a tres es difícil. El PSC seguramente la rechazará

R. Es difícil pero el momento es excepcional.Sería ideal como pasó en el País Vasco cuando se desalojó al PNV. No veo argumento sensato para que el PSC, ante una crisis mayúscula, rechace considerar acuerdos para la estabilidad que vengan del centro moderado y del entorno constitucionalista y prefiera las ineficaces políticas económicas de Podemos o la inestabilidad separatismo.

P. ¿Y cree que es comparable lo que pasó allí con lo de aquí?

R. No hace falta comparar. Hay dos poderosos argumentos: la covid y 10 años de parálisis.

P. ¿Quiere aprovechar la crisis para pasar página del procés?

R. No dudo que la mayoría de catalanes prefiere una tregua del procés y una alianza contra la crisis. Digo tregua: no me atrevo a pedir a los independentistas que renuncien y abjuren de Satanás y sus pompas como se hacía en el Credo antes. Les pido que aparquen un poquito el tema y lo desinflen, que sigan siendo independentistas, se sometan a la legalidad y acaten la democracia. Y que recentremos la política en cosas moderaditas y útiles.

P. Están en contra de la Mesa de diálogo. ¿Puede condicionar sus futuras decisiones o sus relaciones con el Gobierno?

R. Esperamos que no se someta a esa mesa de chantaje. El diálogo válido se produce en la Constitución y en las instituciones democráticas con luz y taquígrafos; si no, no es democrático. Nos pondría francamente difícil llegar a acuerdos si pese a todo claudica ante el separatismo y se suma a esa mesa de la vergüenza.

P. Lorena Roldán será la candidata ¿Por qué usted enunció a serlo? ¿El debate está cerrado?

R. Pensaba y pienso que era un buen cartel electoral y nos representa a la perfección. Dio un paso al frente y estoy encantado. No hay ningún cambio. En el próximo mandato estaré donde me diga el partido.

P. ¿Qué han hecho mal? Ganaron las elecciones el 21-D y siguen sin tener alcaldes y solo dos diputados en el Congreso

R. Las elecciones no son comparables y es posible que con el nuevo clima político estemos al alza. En las autonómicas los electores van a tener claro si quieren votar más proces o no. Y entre estos, los que van a ser más útiles.

P. Inés Arrimadas no se postuló a la investidura porque perdía. ¿Se arrepiente no haber sido más proactivos?

R. El candidato lo tiene que proponer el presidente del Parlament. Siempre tuvo alguno. Nunca hubo una ocasión jurídica.

P. Muchos grupos les han acusado de crispar. ¿Han bajado el tono porque ven que esa estrategia no les lleva a ningún lado?

R. Lo rechazo. Solo Ciudadanos actúa como Pepito Grillo. No estamos dispuestos a silenciar los excesos del nacionalismo como supuesta estrategia de crecimiento ni a ponernos de perfil como el PSC. Vi gravísimo por ejemplo los aplausos en el Parlament a unos chicos acusados de terrorismo. Tenemos que ser auténticos y hacer lo que pensamos: que el nacionalismo en Cataluña es tóxico.

Lo más visto en...

Top 50