DROGAS

Desarticulada una red de narcos que pretendía explotar la ruta Marruecos-Delta del Ebro

La banda logró mover más de 60 millones de euros en droga y uno de sus veleros casi naufraga por sobrecarga

Toneladas de hachís intervenidas por la policía. En vídeo, imágenes de la denominada operación 'Zori' que se ha desarrollado a lo largo de más de un año.MOSSOS D'ESQUADRA

Una investigación contra el narcotráfico realizada de manera conjunta por los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional ha culminado con la desarticulación de una banda internacional que trataba de recuperar el control sobre la ruta de la droga entre Marruecos y el Delta del Ebro. Se han incautado 11 toneladas de hachís cuando eran transportadas por dos veleros en alta mar y de momento hay 16 presuntos miembros del clan ingresados en prisión provisional.

Las operaciones de vigilancia y seguimiento se han alargado más de un año, bajo la dirección del juzgado de Tortosa. Según la policía, un vecino de esta localidad era la pieza clave para enlazar a los porteadores de la droga norteafricanos con los receptores del Delta de Ebro. La banda contaba con una gran infraestructura y no reparaba en gastos para asegurarse los envíos: un barco pesquero, dos veleros, lanchas semirígidas con potentes motores fueraborda, varios vehículos, dispositivos electrónicos para burlar el asedio policial y abundante documentación. La logística del clan les permitía actuar desde varias bases de operaciones y sus actividades se desplegaban a lo largo de una extensa franja del litoral mediterráneo.

Hace casi un año, en mayo de 2019, la policía descubrió un plan para realizar un transporte de droga desde el puerto de Valencia. El objetivo de los traficantes era llegar al Mar de Alborán para recibir la droga y entregarla posteriormente en Libia. Dos patrulleros de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, uno salido desde Palma de Mallorca y otro que había partido desde Valencia, lograron interceptar al velero “Open Sea” en un momento que estaba siendo crítico para la tripulación. La sobrecarga de droga, cerca de 6.000 kilos de hachís, había puesto en serias dificultades la embarcación, que se encontraba ya en riesgo de naufragio. Los tres tripulantes fueron detenidos y el juzgado acordó su ingreso en prisión. La policía calcula que el precio de la droga habría tenido un valor cercano a los 35 millones de euros. A pesar de que se había conseguido abortar con éxito ese envío, las pesquisas siguieron adelante con el fin de identificar a los capitostes de la organización.

La madrugada del pasado 26 de marzo, el grupo organizó un nuevo envío de droga desde Marruecos y con escala en Libia. A bordo de otro velero, el “Long Less”, iban cargados 161 fardos que contenían 5.200 kilos de hachís, valorados en unos 31 millones de euros. Los tres tripulantes quedaron detenidos. A raíz de esa actuación se realizaron entradas y registros en una decena de domicilios donde, presuntamente, se escondían varios miembros del grupo. En pleno confinamiento, las primeras actuaciones policiales se llevaron a cabo en Valencia, Cabanes (Castellón), Cambrils (Tarragona), Rubí y Argentona (Barcelona). Se sucedieron otras diligencias en Sueca (Valencia), Vinaròs (Castellón), Sant Carles de la Ràpita, l’Ametlla de Mar, Camarles y Tortosa (Tarragona). También se hizo una detención en Menorca.

Lo más visto en...

Top 50