_
_
_
_
_

Un exdirectivo de la Junta andaluza justifica el gasto de 32.000 euros en prostíbulos por su “actividad comercial”

Comienza el juicio por los pagos con tarjetas oficiales de una fundación pública en 10 clubes de alterne entre 2004 y 2010

Fernando Villen exdirector de la Faffe
El exdirector de la Faffe Fernando Villén (derecha), este lunes acompañado de su abogado, en los juzgados de Sevilla.Julio Muñoz (EFE)

El exdirectivo de la Junta andaluza Fernando Villén ha alegado que se gastó 32.556 euros en prostíbulos con sus tarjetas oficiales debido a su “actividad comercial” durante 10 noches entre 2004 y 2010, según su testimonio en la apertura del juicio iniciado este lunes en la Audiencia de Sevilla por malversación y falsedad documental continuados. “Dentro de mi actividad comercial, en esos ocho años se dieron circunstancias con clientes para acuerdos y colaboraciones (...) Me arrepiento y desgraciadamente ocurrió eso durante 10 días (…) Los contratos con empresas se encargaban en comidas y copas (…) Uno toma copas en esos locales y no está en el uso de sus facultades (...) Teniendo connotaciones malas en 2004, hoy son mucho peores”, ha aducido sobre sus visitas a clubes de alterne de Sevilla, Cádiz y Córdoba pagadas con fondos públicos.

Villén, exdirector de la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), ha reconocido los abonos nocturnos con tres tarjetas de la Junta bajo distintos gobiernos del PSOE, pero ha alegado que devolvió el dinero “en todos los casos”. “¿Pagó conscientemente con la tarjeta de la Faffe?”, le ha preguntado el fiscal. “Sí, sabiendo que era un gasto no justificable que debía devolver (...) Me parece una barbaridad lo que ha ocurrido”, ha admitido durante la vista oral, con un jurado que decidirá sobre la culpabilidad de los exdirectivos —compuesto por cinco hombres y cinco mujeres— y que se prolongará durante siete sesiones desde este lunes.

El exdirectivo afronta una petición de seis años de cárcel junto a la exdirectora económico-financiera de la Faffe, Anna Valls, para la que la Fiscalía Anticorrupción pide cuatro años de prisión por malversación y falsedad documental. La juez Mercedes Alaya, antigua instructora del caso ERE, preside este juicio en el que la Junta andaluza figura como acusación particular y el PP como acusación popular.

La magistrada Mercedes Alaya, durante el juicio este lunes.
La magistrada Mercedes Alaya, durante el juicio este lunes. Eduardo Briones (Europa Press)

En paralelo, el Partido Popular ha utilizado este caso como ariete político contra la gestión de los socialistas durante el último lustro, y el Parlamento ha abierto tres veces una comisión de investigación sobre el caso en tres legislaturas diferentes, la última de ellas ahora en tramitación tras el impulso de Vox y PP, al no haberse rematado las dos primeras comisiones. El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno (PP) inició su campaña electoral en 2018 en las puertas del club Don Angelo, donde Villén gastó supuestamente 25.000 euros.

Este lunes el fiscal anticorrupción del caso, Fernado Soto, ha defendido que Villén no devolvió todo el dinero íntegro y ha tildado el asunto como un caso de “corrupción”: “La última noche Villén se gastó 14.700 euros en una noche y sacó la tarjeta pública 15 veces, aunque no sabemos con quién acudió al Don Angelo, si estuvo acompañado de políticos, empresarios o compañeros (...) La gran orgía o juerga fue de tal magnitud que inventó que le habían robado la tarjeta, pero luego no se atrevieron a denunciarlo a la policía y parece una película”, ha defendido para convencer al jurado. Villén ha explicado que los 14.000 euros gastados en una sola noche fueron devueltos dos días después en metálico, en un sobre entregado al dueño del local de alterne por su chófer.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Para el ministerio público, el exdirectivo no devolvió el dinero: “Pone en contabilidad devuelto, pero no aparece en las cajas ni en el banco. No hay un solo documento de reintegro, ¿Cómo es eso? (...) ¿Y dónde está el recibo de los anticipos? La Guardia Civil lo mira todo. Todo es todo, papel a papel y esa será mi principal prueba”, ha avanzado el fiscal antes de zanjar: “Villén y Valls idearon un sistema para ocultar los pagos y hacer creer que devolvió esas cantidades”.

Villén se ha exculpado al decir que intentó evitar que los gastos figuraran en la contabilidad de la Faffe para proteger a su familia y que no pedía justificantes de los anticipos porque “confiaba en el rigor de Ana Valls”. El exdirectivo ha respondido al interrogatorio del fiscal, de su abogado y del letrado de Valls, pero no a la acusación popular del PP.

Desarrollo del juicio este lunes en la Audiencia de Sevilla por el caso Faffe.
Desarrollo del juicio este lunes en la Audiencia de Sevilla por el caso Faffe. Eduardo Briones (Europa Press)

Durante la primera sesión del juicio, el abogado de Villén, Adolfo Cuéllar, ha defendido: “No estamos ante un juicio moral, sino ante un delito de malversación por unos gastos indebidos ajenos a la realidad de la Faffe y un montaje de simulación para no haberlo pagado. Pero el dinero se devolvió, no existen defraudaciones y la obligación de reposición se cumple”. El letrado ha resaltado que los investigadores del Instituto armado olvidaron tener en cuenta una cuarta cuenta bancaria de Villén, cuyos movimientos ignoraron durante las pesquisas.

En sus últimas preguntas, el exdirectivo de la Junta se ha derrumbado y ha incidido en su “grado de arrepentimiento” por un caso que le ha provocado una depresión y “un gran deterioro” en sus relaciones personales y sociales. Los gastos de Villén con tres tarjetas oficiales de la Junta se registraron en los prostíbulos, así como en comercios, discotecas, gasolineras, restaurantes y talleres de coches, según la Guardia Civil. El ex director general de la Faffe ha asegurado que durante siete años sacó en metálico de los cajeros bancarios un total de 350.000 euros.

Críticas

En el turno anterior, el abogado de Valls, Manuel Salinero, ha criticado: “La Guardia Civil ha seguido un procedimiento insostenible, con errores de bulto y una maquinación increíble”. Mientras, Alaya le ha recriminado que debía resumir sus ideas porque la cuestión económica estaba resultando demasiado compleja para el jurado: “Difícilmente van a entender el jurado cuestiones que ahora mismo desconoce, les está usted hablando en chino”.

La Junta creó en 2003 la Faffe bajo la presidencia de Manuel Chaves y la disolvió durante el mandato de su sucesor, José Antonio Griñán. La entidad acumula gastos por 55 millones sin justificar, según la Cámara de Cuentas andaluza. La vista oral estaba prevista entre el 18 y el 26 de mayo, pero ante la interferencia con las elecciones municipales del pasado domingo, Alaya cambió la fecha de inicio a este 29 de mayo. Valls declarará este martes en la segunda sesión del juicio.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Javier Martín-Arroyo
Es redactor especializado en temas sociales (medio ambiente, educación y sanidad). Comenzó en EL PAÍS en 2006 como corresponsal en Marbella y Granada, y más tarde en Sevilla cubrió información de tribunales. Antes trabajó en Cadena Ser y en la promoción cinematográfica. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y máster de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_