La ola de calor se refuerza con cinco avisos rojos en Extremadura, La Rioja, Aragón, Navarra y Cantabria

Se esperan 44° en las Vegas del Guadiana en Badajoz, 42° en la ribera del Ebro en La Rioja, Zaragoza y Navarra, y 40° en la de Cantabria

Varios niños se refrescaban el jueves en la fuente de un parque público en Ourense.
Varios niños se refrescaban el jueves en la fuente de un parque público en Ourense.Brais Lorenzo (EFE)

La ola de calor se resiste a rebajar su intensidad. Tras un viernes en el que se produjo una bajada de temperaturas en la vertiente atlántica, centro y mitad sur, que permitió reducir de cinco a uno los avisos rojos ―el nivel más alto de una escala de tres―, este sábado la ola vuelve a arreciar y se redoblan los avisos rojos. Por un lado, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene, y ya es el cuarto día consecutivo, la alerta máxima en la zona de las Vegas del Guadiana en Badajoz por 44° y, por otro, activa cuatro nuevos rojos en la ribera del Ebro de La Rioja, de Zaragoza y de Navarra, por 42°, y en la de Cantabria por 40°. De nuevo cinco avisos rojos, como en la cresta de la ola el jueves.

“El pico-meseta de la ola se mantiene”, explica Cayetano Torres, jefe de comunicación de la Aemet. La razón de que se activen de nuevo cinco avisos rojos es que “suben las temperaturas por el cuadrante noreste, al desplazarse la masa al noreste y por el efecto Föhn”, detalla Torres, en referencia a que la masa de aire africano llega muy recalentada al Ebro tras recorrer toda la Península y aún se calienta más al atravesar el sistema Ibérico y descender hacia el valle.

Además de estos avisos rojos, el resto del país, salvo Canarias, sigue en alerta. Los avisos naranjas se mantienen en siete comunidades ―Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Galicia, Madrid y País Vasco― y los amarillos, el escalón más bajo, en tres: Asturias, Baleares y Comunidad Valenciana.

El fin de semana será más de lo mismo. “La presencia del anticiclón en las islas Británicas junto con una dana ―depresión aislada en niveles altos de la atmósfera― al oeste de la Península hace que la situación de advección ―entrada― de la masa de aire sobrecalentada, de origen africano, siga prácticamente igual hasta el domingo”, avanza Torres. “El aire es extremadamente cálido, del desierto del Sáhara, lo que se traduce en la continuidad de las temperaturas extremas”, añade. Es más, en el norte y cuadrante noreste peninsular las temperaturas seguirán subiendo hasta el lunes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Para este sábado, se esperan ascensos en el Cantábrico oriental y en el cuadrante noreste, con valores de nuevo en torno a los 42° en la ribera del Ebro. “Las temperaturas en Galicia serán del orden de los 39°; en Cantabria, 38°; en Castilla y León, más de 40°; en Madrid, 40°; en Andalucía llegarán a 43° y en el este de Castilla-La Mancha, a 38°“, resume Torres. Además, se producirán tormentas en León y el domingo, en Galicia.

El domingo, “la situación de ola de calor continúa”. Seguirán subiendo los termómetros en el extremo norte peninsular, mientras que se iniciará un descenso térmico por el suroeste. De momento, no hay avisos rojos, pero los naranjas afectarán a 13 comunidades y los amarillos, a dos. En naranja estarán Andalucía, Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Galicia, Madrid, Navarra, País Vasco y La Rioja. En amarillo, Baleares y Comunidad Valenciana.

De cara al lunes, la Aemet espera que la dana se desancle y “se mueva hacia el noreste”, lo que abrirá la puerta al aire más fresco desde el Atlántico, que bajará las temperaturas en la mitad oeste y en el noroeste. “Probablemente”, indica la Aemet en su aviso especial, la bajada de las temperaturas permita dar por concluida ese día la ola de calor. Es probable que, durante el martes 20, la dana continúe su evolución hacia el noreste, intensificando la entrada de aire fresco atlántico que incrementaría y extendería los descensos a amplias zonas de la Península.

Pero esta caída es apenas un respiro, ya que “a partir de la mitad de la semana que viene los valores seguirán siendo muy altos”, concluye Torres. Con el alejamiento de la dana, a partir del miércoles es “probable que aumente de nuevo la estabilidad y también las temperaturas, principalmente en el cuadrante suroeste”. Continuaremos “bajo la misma masa de aire, muy estacionaria, que mantendrá las temperaturas en valores anormalmente altos”. Aunque no será una semana tan infernal como esta, seguirá haciendo mucho, mucho calor.

Sobre la firma

Victoria Torres Benayas

Redactora de la sección de Madrid, también cubre la información meteorológica. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra, cursó el máster Relaciones Internacionales y los países del Sur en la UCM. En EL PAÍS desde el año 2000, donde ha pasado por portada web, última hora y redes, además de ser profesora de su escuela entre 2007 y 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS