Una discusión entre compañeros de piso deriva en una agresión mortal en Murcia

Un hombre de 40 años mata a otro de 24 al que le había recriminado el robo de un cigarro, según testigos presenciales

Calle San Jaime de Santomera (Murcia), donde un varón de 24 años ha muerto la madrugada de este miércoles a consecuencia de los golpes recibidos con un palo de otro hombre, de 40.
Calle San Jaime de Santomera (Murcia), donde un varón de 24 años ha muerto la madrugada de este miércoles a consecuencia de los golpes recibidos con un palo de otro hombre, de 40.Marcial Guillén (EFE)

Bilal y Reda, dos vecinos de Santomera (Murcia), escucharon a un hombre gritándole a otro: “Me has quitado un cigarro, ¿tú me has robado a mí, o qué?” minutos antes de las cuatro de la madrugada de este miércoles, y luego presenciaron una paliza brutal de quien preguntaba por su pitillo contra su interlocutor. El presunto agresor, de 40 años, la emprendió a palos contra la víctima, de 24, y le infligió heridas en la cabeza que le causaron la muerte antes de que llegaran los sanitarios al lugar del crimen, ha confirmado el Servicio de Emergencias 112 en un comunicado.

Vecino del barrio donde ocurrieron los hechos, Bilal fue testigo de la escena entre agresor y agredido: “Vi que lo golpeaba con un palo en el costado, luego en la espalda. El chico se cayó y entonces le empezó a dar patadas y golpes, y por eso llamé a los guardias”, ha explicado a los numerosos periodistas que se han acercado este miércoles hasta la calle San Jaime, conocida popularmente como el callejón de los Maceteros, donde ocurrió la agresión. Es una vía en el casco antiguo del municipio, de unos 16.000 habitantes, de los que en torno al 17 por ciento son extranjeros. La zona, informan fuentes de la investigación, no es especialmente conflictiva, y todas las líneas de investigación continúan abiertas.

Otro vecino, Reda, también asistió a la pelea en compañía de su amigo Bilal. El primero ha comentado que el agresor parecía estar “muy borracho” y que lo conocía, al igual que a la víctima, “de verlos por el barrio”. No les consta que tuvieran problemas previos.

Según han confirmado a EL PAÍS fuentes cercanas a la investigación, víctima y agresor, ambos marroquíes, compartían una vivienda en la que residían con otras personas. El atacante ha sido detenido y el cadáver de la víctima ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal de Murcia para realizarle la autopsia, según ha confirmado la Guardia Civil, que se ha hecho cargo de una investigación que continúa abierta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS