Ciudadanos pierde la mitad de sus afiliados activos en un año

El Presupuesto de Cs previsto para 2022, que se ratifica este viernes, muestra que la formación de Arrimadas deja de ingresar un 47,65% por cuotas de sus militantes

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en el Congreso, con varios diputados de su grupo parlamentario, este miércoles.
La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en el Congreso, con varios diputados de su grupo parlamentario, este miércoles.Sergio R. Moreno (GTRES)

Los números confirman la profundidad de la crisis interna de Ciudadanos. El presupuesto elaborado por la formación de Inés Arrimadas para 2022, al que ha tenido acceso EL PAÍS, indica que el partido ha perdido en un año el 47,65% de los ingresos que recibe por el pago de las cuotas de sus afiliados (de 10 euros al mes). Mientras que en 2021 el montante total fue de 2.162.000 euros, en 2022 será de 1.131.707. La Secretaría de Finanzas de Cs configura las cuentas de la formación a final de cada año. Después, los presupuestos tienen que ser ratificados por el Consejo General —el máximo órgano entre Asambleas—, para que entren en vigor al inicio del ejercicio siguiente. Este viernes, precisamente, se reúne el Consejo General para aprobar las cuentas del año próximo.

El partido lleva inmerso en la zozobra desde las elecciones generales de noviembre de 2019, en las que se llevó uno de los mayores castigos en las urnas de la democracia al caer de 52 diputados a 10. Los problemas se agudizaron tras la fallida moción de censura de Murcia el pasado marzo. Desde entonces, el partido ha sufrido un goteo incesante de bajas de cargos públicos y las encuestas encadenan estimaciones de voto a la baja.

Salvo sorpresas de última hora, fuentes de Ciudadanos explican que el presupuesto tendrá el visto bueno de los alrededor de 130 consejeros. Las cuentas, elaboradas sobre los datos económicos actuales del partido, confirman el desplome de afiliados activos, esto es, los militantes al corriente de pago de sus cuotas. Solo los militantes al día de sus obligaciones económicas con la formación pueden ejercer como afiliados de pleno derecho, lo que les permite votar o presentarse a unas primarias. Además, los afiliados que lleven seis meses sin pagar son expulsados directamente.

Teniendo en cuenta que cada afiliado abona 10 euros al mes (salvo excepciones, como las de los estudiantes, o los que deciden pagar más), se puede extraer un número aproximado de militantes. A finales de 2020, Cs tendría unos 18.000 afiliados al corriente de pago y, ahora, según esta estimación, no llegarían a los 10.000.

El número exacto de afiliados sigue siendo una incógnita que la cúpula del partido rehúsa desvelar. De hecho, uno de sus consejeros preguntó reiteradamente en el último Consejo General —el 22 de octubre—, ese dato a la organización. Y pidió saber cuántos militantes tenían sus obligaciones económicas en regla. La dirección nacional se negó a dar la cifra y le remitió a la página web de Cs. En el portal online el número que aparece es de 17.000 afiliados. Un dato que lleva sin actualizarse meses. Desde marzo decenas de concejales y diputados autonómicos han abandonado el partido. “No podemos negar que estamos perdiendo afiliados”, admiten fuentes de Cs.

“Esto es una sangría continua. El presupuesto confirma que el número de afiliados era mucho menor que el de la web desde hace meses”, dice un miembro del Consejo General. Las cuentas revelan, también, que el partido ha dejado de percibir otro tipo de ingresos. En entre ellos, el porcentaje que tienen que ceder los cargos orgánicos e institucionales de su sueldo a la organización. En este caso, la diferencia es de un 22,62%. En 2021 el montante correspondiente a estas cuotas fue de 790.800 euros, mientras que en 2022 será de 611.946. La bajada obedece tanto a la pérdida de cargos que han dejado Ciudadanos —pero que conservan el acta—, como a las deudas de los que, aun siendo cargos, se niegan a ceder este porcentaje de su sueldo. Como ejemplo, el del diputado autonómico Fran Carrillo. Gracias a las recientes primarias andaluzas, su candidatura sacó a la luz que había dejado de abonar algo más de 4.000 euros.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Un candidato con 800 apoyos

Las primarias andaluzas de Ciudadanos celebradas este lunes y martes confirman la tendencia a la baja del partido en el número de afiliados al corriente de pago. De hecho, mientras que este sábado el partido afirmó que 2.589 afiliados andaluces tenían derecho a voto —unos mil menos que en las primarias de 2018—, finalmente el número fue de 2.264. Una diferencia que obedece al número de militantes que no tenían sus obligaciones económicas en regla. En una comunidad autónoma de más de ocho millones de habitantes, Juan Marín salió elegido como candidato a las elecciones a la Junta previstas para 2022 con solo 823 votos. Y el segundo candidato con mayor número de apoyos, Fran Carrillo, con apenas 454. Las candidaturas menos votadas, las de Paula María López Moreno y Rosario Ortega Carreño, lograron solo dos sufragios cada una.




Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Virginia Martínez

Es redactora en la sección de España y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde trabajó en la sección audiovisual hasta verano de 2021. Antes cubrió información local en el diario Granada Hoy. Es licenciada en Derecho por la Universidad de Granada y en Periodismo por la Universidad de Málaga y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS