_
_
_
_
_

Ciudadanos se lanza al espacio de centro que Casado deja abierto tras la convención del PP

Arrimadas lleva el “liberalismo” de su partido al extremo para recuperar el voto perdido en las últimas citas electorales

Virginia Martínez
La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, este domingo en un acto celebrado en Madrid.
La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, este domingo en un acto celebrado en Madrid.Ciudadanos

Más de 20 veces repitió Inés Arrimadas la palabra “liberal” este domingo en el acto que Ciudadanos celebró junto al partido europeo ALDE en Madrid. Sucedió durante un discurso de unos 11 minutos, casi al mismo tiempo que Pablo Casado cerraba la convención nacional del PP en Valencia. La elección de la palabra por parte de la presidenta de Ciudadanos, que además aparecía escrita en varios carteles y en el atril del evento, no fue casual. Aunque siempre se han definido a sí mismos como “liberales” y así lo han plasmado en sus programas, el abandono del líder del Partido Popular del espacio político de centro amplía el hueco que la formación de Arrimadas quiere aprovechar para salir a flote. “Es la hora de una alternativa liberal y este domingo los liberales europeos estuvieron con Ciudadanos, porque lo que ha hecho el PP es una convención del partido conservador”, subrayó Arrimadas este lunes durante una visita al parque eólico Castillo de Garcimuñoz, en Pinarejo (Cuenca).

Ciudadanos aspira a apuntalar la línea divisoria que les diferencia del PP para recuperar el voto perdido en las últimas citas electorales. “Nosotros podemos hablar de aborto, eutanasia o legalización de la marihuana, mientras que el PP no; casi le agradezco a Casado que se reconociera a sí mismo en la convención con el discurso más conservador y recalcitrante”, explican fuentes de la dirección. “En unas elecciones generales, jóvenes y socialistas moderados desencantados con Sánchez no van a votar a un PP antiguo”, añade otro directivo del partido. La realidad es que ahora mismo la capacidad de maniobra está mermada con un grupo parlamentario de solo nueve diputados y sin papel en la negociación de los Presupuestos, tras negarse a apoyar las Cuentas del Gobierno si Pedro Sánchez confirma el apoyo de ERC y Bildu.

En el Congreso, Ciudadanos ha apoyado recientemente la proposición de la ley socialista para castigar penalmente a quienes hostiguen a las mujeres que quieren abortar. Solo PP y VOX votaron en contra. “Somos un partido respetuoso con la libertad de todas las mujeres, tanto aquellas que deciden abortar dentro de los supuestos reconocidos en la ley, como aquellas mujeres que no: el ejercicio de los derechos se debe hacer en libertad”, manifestó Sara Giménez, diputada de Ciudadanos, durante su intervención el jueves pasado en la Comisión de Igualdad. Otras fuentes del partido se lamentan de que en la reivindicación de los derechos individuales Ciudadanos no consigue liderar el debate político. “No podemos ser un partido reactivo”, dice un dirigente. “Nos posicionamos al calor de lo que hablan otros, pero no lideramos ni proponemos”. El mismo dirigente confirma, no obstante, que la convención del PP ha mostrado que “existe un hueco que hay que aprovechar”: no solo en la defensa de los derechos individuales, sino además “recuperando la lucha por la regeneración y contra el clientelismo político en casos como el nombramiento del socialista Antonio Miguel Carmona como vicepresidente de Iberdrola”.

Ciudadanos celebró su convención a mediados de julio para reivindicar que el partido seguía vivo y que cerraba la puerta a una fusión con el PP. Edmundo Bal, portavoz del partido en Congreso, proclamó durante el evento que “el liberalismo en España se llama Ciudadanos, no se llama PP. El PP es el partido conservador. Es necesario conservar el espacio de un partido independiente, liberal y centrado”. Y en ese sentido se reafirman hoy tras la convención de los populares fuentes de la ejecutiva del partido: “El lema previo a nuestra convención de julio fue La Alternativa liberal, que en el transcurso del evento se convirtió de lleno en Liberales. La nuestra fue una convención de convicción en la fijación de nuestra posición como partido netamente liberal en España, no solo en lo económico, sino también en lo social y en la regeneración democrática. Y ahora esa convicción cobra más fuerza que nunca”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Virginia Martínez
Es redactora en la sección de España y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde trabajó en la sección audiovisual hasta verano de 2021. Antes cubrió información local en el diario Granada Hoy. Es licenciada en Derecho por la Universidad de Granada y en Periodismo por la Universidad de Málaga y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_