Condenado un hombre a una multa de 1.440 euros por celebrar la muerte de un guardia civil en Facebook

El infractor se alegró de un atropello sufrido por un agente en un accidente en Asturias en el que otros dos compañeros resultaron heridos

Agentes de la Guardia Civil, durante un control de alcoholemia y drogas en la autovía A-30 que une Cartagena con Murcia, el pasado 2 de julio.
Agentes de la Guardia Civil, durante un control de alcoholemia y drogas en la autovía A-30 que une Cartagena con Murcia, el pasado 2 de julio.Marcial Guillén (EFE)

Un juzgado ha condenado a un hombre de Guardo (Palencia) por escribir comentarios en redes sociales en los que celebraba la muerte por atropello de un guardia civil en la autovía de Asturias, a la altura de Mieres, en un accidente producido en febrero. La multa se eleva a 1.440 euros y responde al mensaje que colgó el condenado en Facebook, que decía “Solo 1, mierda algo se está haciendo mal” y añadía dos emoticonos.

La entidad que denunció este mensaje, la asociación Independientes de la Guardia Civil, ha informado de que la sentencia del juzgado de instrucción y primera instancia 1 de Cervera de Pisuerga (Palencia) ha catalogado los hechos como un delito de injurias graves a la Guardia Civil. La sanción asciende concretamente a seis euros diarios durante ocho meses, un total aproximado de 1.440 euros. El uniformado fallecido, que tenía 47 años, pertenecía a la unidad de Oviedo y era muy conocido en la localidad de Mieres. La asociación que denunció remitió varios mensajes afirmando que eran “comentarios de odio, entre otros alegrándose del fallecimiento del compañero atropellado cumpliendo labores de servicio”. En aquel accidente resultaron heridos otros dos guardias civiles de la patrulla que controlaba el tráfico.

La entidad ha recibido “con satisfacción” la sentencia contra el hombre de Guardo que se pronunció así en Facebook. Independientes de la Guardia Civil ha condenado esos hechos y ha comunicado que las redes sociales “no deben de ser una barra libre de insultos y odio bajo un presunto anonimato, y que estos hechos, pasen de ser la tónica habitual contra la Guardia Civil de quienes sienten animadversión por la misma a una anécdota que no vuelva a sucederse”. El autor del atropello mortal de febrero conducía una camioneta de reparto y admitió que se distrajo mientras manipulaba la radio y arrolló entonces al agente e hirió de forma leve a sus dos compañeros. Los agentes estaban realizando controles de movilidad y asegurándose del cumplimiento de las restricciones perimetrales de localidades confinadas en Asturias tras el enorme aumento de contagios que se dio en toda España tras la Navidad.

La asociación Independientes de la Guardia Civil ha informado también de que la justicia de Oviedo está tratando otro caso de insultos hacia el agente y que esperan que la sentencia “siga la misma línea que la ahora acordada”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Juan Navarro

Colaborador de EL PAÍS en Castilla y León, Asturias y Cantabria desde 2019. Aprendió en esRadio, La Moncloa, en comunicación corporativa, buscándose la vida y pisando calle. Graduado en Periodismo en la Universidad de Valladolid, máster en Periodismo Multimedia de la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS