Generalitat Valenciana

Puig anuncia 50 millones de euros para regenerar las playas y elude pronunciarse sobre la expansión del puerto

El presidente de la Generalitat afirma que son los servicios jurídicos del Estado y no los políticos los que deben decidir sobre la necesidad de una nueva declaración de impacto

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, durante la sesión de control al Ejecutivo autonómico en las Cortes.
El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, durante la sesión de control al Ejecutivo autonómico en las Cortes.Rober Solsona / Europa Press

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha defendido este jueves en la sesión de control de las Cortes Valencianas un puerto de València “más sostenible y abierto a la ciudad” y ha mostrado la voluntad de poner en marcha un plan “extraordinario de defensa del litoral y adaptación al cambio climático” de 50 millones de euros, pero sin descartar la ampliación norte prevista y que rechazan sus dos socios de gobierno, Compromís Unides Podem. Puig ha asegurado que el puerto de Valencia aportará 15 millones al citado plan.

Puig ha respondido a una pregunta del síndic de Compromís, Fran Ferri, sobre si es compatible “la macroexpansión” del puerto con la situación de emergencia climática decretada por el Consell en 2019, la protección del entorno y la salud de los valencianos, y el presidente ha defendido que el puerto es “un motor imprescindible para la economía y el empleo” de la Comunidad, si bien ha considerado necesario que éste sea “más sostenible y abierto a la ciudad”.

Desde la tribuna, Ferri ha insistido en que la ampliación portuaria “marcará el destino de la ciudad y de todos los valencianos; una decisión que está al mismo nivel que la que convirtió los terrenos del antiguo cauce del Túria, cuando se quería construir una autopista, y gracias a la presión ciudadana, en un parque, un espacio donde respirar aire limpio, hacer deporte o hacer vecindad. O la decisión de salvar la Devesa de El Saler de la construcción de urbanizaciones”, ha argumentado.

El portavoz de Compromís ha asegurado que muchos de los contenedores que se mueven en las instalaciones del puerto están vacíos o en tránsito porque no transportan exportaciones valencianas. “Además, no sabemos las tendencias de los tráficos portuarios de aquí a unos años, especialmente en la relocalización de la producción. Decimos no a la expansión del puerto y sí a una Valencia sostenible”, ha subrayado.

El presidente ha insistido en que deben ser los servicios jurídicos del Estado y no los políticos los que avalen la vigencia de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto de ampliación y ha abogado por integrar la ciudad y el área metropolitana y por avanzar en el Corredor Mediterráneo.

Puig ha recordado que 40.000 familias viven de la actividad económica que genera el puerto, 23.000 empresas utilizan a día de hoy sus instalaciones para exportar sus productos, como la multinacional automovilística Ford, y es el primer puerto español en tránsito de mercancías. “Además, los sectores clave de la economía valenciana utilizan la infraestructura: la cerámica, la agroalimentación y la automoción. El puerto hace posible que miles de empresas y agricultores puedan exportar sus productos; es un motor imprescindible de la economía valenciana”, ha subrayado el presidente.

Así, ha señalado que es necesario exigir al Ministerio de Transición Ecológica y al puerto una actuación “fundamental y rápida” para la protección de las playas del sur, que sufren “un proceso de erosión desde hace tiempo”. En este sentido, ha dicho que quieren poner en marcha un plan “extraordinario de defensa del litoral y adaptación al cambio climático, con un mínimo de 50 millones, 15 de ellos aportados por el puerto”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50