Soledad Iparraguirre

La etarra Anboto, absuelta en el segundo juicio celebrado contra ella en España

La terrorista, entregada por Francia en 2019 y condenada ya a 122 años de cárcel en un primer proceso, tiene 12 causas pendientes

La etarra Anboto, durante el cuarto juicio celebrado contra ella esta semana, en una imagen cedida por el Ministerio de Justicia.
La etarra Anboto, durante el cuarto juicio celebrado contra ella esta semana, en una imagen cedida por el Ministerio de Justicia.CEDIDA POR JUSTICIA / Europa Press

La etarra María Soledad Iparraguirre, alias Anboto, ha esquivado la segunda condena que buscaba la Fiscalía desde que Francia entregara a la terrorista para que se enfrente a las 12 causas que tiene pendientes en España. La Audiencia Nacional ha decidido absolver a la histórica dirigente de la banda del atentado cometido en 1997 contra una comisaría de Oviedo. “No consta que tuviera una participación material y directa en los hechos más allá de su pertenencia a ETA”, subraya la resolución, fechada el pasado 21 de enero y que cuenta con el voto discrepante de uno de los tres miembros del tribunal. El ministerio público pedía una pena de 71 años de prisión para Anboto, que ya fue sentenciada a 122 años en la primera vista oral celebrada contra ella.

Según subraya la sentencia, firmada por los magistrados José Antonio Mora y José Ricardo de Prada, los informes policiales no han aportado “elementos suficientes” que demuestren la cooperación directa de Iparraguirre en el atentado, que dejó una persona herida. Además, el fallo considera que parte de los hechos ya fueron juzgados en Francia, por lo que “debería haber conllevado la imposibilidad de su nuevo enjuiciamiento en España”.

Una tesis que rechaza la juez María Fernanda García, que ha presentado un voto particular donde defiende que la terrorista debía haber sido condenada por este ataque contra la comisario asturiana. A lo largo de su escrito, de 63 páginas —más del doble que la sentencia, que suma 26—, la magistrada apunta que durante la vista oral quedó acreditado que Anboto, como responsable del comando Katu, les entregó antes de verano de 1997 material explosivo y les marcó como objetivo cometer atentados contra cuarteles de la Guardia Civil y la Policía en las comunidades de Asturias y Cantabria.

María Fernanda García concluye que, aunque no existe prueba de que la terrorista dio la orden directa de atentar contra la comisaría de Oviedo, su posición dentro de la organización terrorista pasaba por fijar al comando Katu los objetivos, además de suministrarle las bombas. “En su condición de responsable, tenía el dominio funcional”, remacha la juez.

Cuatro juicios

Desde que Francia entregó a Anboto, se han celebrado ya cuatro juicios contra ella en la Audiencia Nacional. El primero acabó con la condena de la etarra a 122 años de cárcel por dar la orden y facilitar los explosivos para asesinar con una bomba lapa a Luciano Cortizo, comandante del Ejército de Tierra, el 22 de diciembre de 1995. Un fallo que esta semana ha empezado a revisar el Tribunal Supremo. El segundo, sobre el ataque en 1997 a la comisaría de Oviedo, ha terminado con su absolución.

La tercera vista oral, de la que aún se desconoce la resolución, se celebró el pasado diciembre. En ese caso, la Fiscalía le pide 488 años de prisión por un atentado fallido en Vitoria en 1985, cuando se colocó un coche bomba junto al Estadio de Mendizorroza. El cuarto juicio ha finalizado esta misma semana con la solicitud del ministerio público de 12 años de cárcel para Anboto por facilitar presuntamente el material explosivo para cometer un atentado en 1994 en una sucursal bancaria de Getxo (Bizkaia), que causó daños materiales. Aún tiene otros ocho procesos pendientes.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50