EL TIEMPO

La borrasca ‘Gaetan’ deja paso a ‘Hortense’, que pone en alerta a 12 comunidades por fuertes vientos, oleaje y deshielo

Lo peor se sitúa en Asturias, Cantabria, Galicia y País Vasco y La Rioja, con vientos de hasta 110 kilómetros por hora y olas de hasta siete y ocho metros en la costa atlántica y cantábrica

Un hombre espera para cruzar con su perro en un paso de cebra de A Coruña, este miércoles bajo las lluvias de 'Gaetan'.
Un hombre espera para cruzar con su perro en un paso de cebra de A Coruña, este miércoles bajo las lluvias de 'Gaetan'.M. Dylan / Europa Press

La borrasca Gaetan ya se ha deshecho, pero este jueves “continúa la sucesión de pequeñas borrascas circulando hacia la Península”, advierte la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). La siguiente en ser nombrada a causa de la intensidad de sus vientos es Hortense, que empezará a afectar al país la tarde de este jueves con un importante temporal marítimo y fuertes vientos. Su azote será más intenso el viernes, cuando afectará a toda la Península y Baleares, salvo a zonas del interior de las provincias cantábricas y el suroeste peninsular. Hasta 25 provincias de 12 comunidades están en alerta este jueves por el temporal, con Asturias, Cantabria, Galicia, La Rioja y País Vasco bajo aviso naranja ―el segundo de una escala de tres ― por vientos de hasta 110 kilómetros por hora y olas de hasta siete y ocho metros en la costa atlántica y cantábrica. Andalucía, Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Navarra y Comunidad Valenciana tienen aviso amarillo, el primer nivel del sistema de Meteoalerta.

De momento, la racha máxima de viento en lo que va de día se ha quedado en 110 kilómetros por hora en Estaca de Bares (A Coruña), frente a los 147 que se llegaron a medir el miércoles en Valdezcaray (La Rioja) a causa de Gaetan, que dejó también lluvias de más de 60 litros por metro cuadrado en 24 horas en Cádiz y en el oeste de Galicia. Pero lo más destacado del día es la notable subida de las temperaturas mínimas y el fin de la inversión térmica. Apenas se han registrado heladas, salvo en cotas altas, con -4,4º en Port Ainé (Lleida) y puntos del interior oriental de Cataluña, frente a los -25,4º alcanzados la semana pasada durante el día más gélido de la ola de frío.

“Estamos inmersos en un temporal atlántico en el que se va a suceder, al menos hasta el martes, el paso de varias borrascas con sus frentes, asociados a una intensa corriente en chorro, que circula en niveles altos de la atmósfera a latitudes cercanas a las nuestras. Esas borrascas se desplazan de oeste a este, profundizándose en su camino”, explica el portavoz de la Aemet, Rubén del Campo.

En este tren de borrascas, ahora le toca el turno a Hortense, que se está trasladando rápidamente y que la medianoche del jueves al viernes estará muy cerca de Galicia. “Se trata de una borrasca de pequeño tamaño y no especialmente profunda, pero va a pasar muy cerca de la Península y habrá una importante diferencia de presión entre su núcleo y las altas presiones que dominan el norte de África y el extremo sur peninsular, por lo que va a ser capaz de producir vientos intensos. El viento será el fenómeno más significativo, aunque también dejará lluvias”, avanza Del Campo.

Esta tarde-noche, el viento que ya sopla con intensidad en Galicia y en el entorno de la Cordillera Cantábrica incrementará su fuerza con la llegada de Hortense. En esas zonas se esperan rachas de 90 a 100 kilómetros por hora. A partir del mediodía también aumentará de intensidad en el Sistema Ibérico y en otras zonas de la mitad oriental peninsular, con rachas de 70 a 80. El paso de un frente dará lugar a lluvias en la mitad occidental y la zona centro peninsular, así como el entorno del Pirineo aragonés. Serán especialmente abundantes en Galicia y el norte de Cáceres. Las temperaturas subirán debido a los vientos del sur y del suroeste y se podrán superar los 20 grados en el área mediterránea.

El viernes, el viento será un factor muy adverso en casi toda la Península y Baleares y solo se librarán el suroeste peninsular y zonas del interior del Cantábrico. Hay avisos en 16 comunidades y en Melilla, que son de nivel naranja ―lo que implica que hacer actividades al aire libre supone un riesgo importante― en Galicia, puntos de la Cordillera Cantábrica, de la zona centro como Madrid y del tercio oriental peninsular, donde soplarán rachas de 90 a 110 kilómetros por hora. “Mucha precaución, porque pueden provocar, entre otros efectos, caídas de ramas grandes de árboles”, alerta Del Campo. Los fuertes vientos irán acompañados de un fuerte temporal marítimo en Galicia y las comunidades cantábricas, con olas de hasta siete y seis metros. En el Mediterráneo serán de tres a cuatro metros.

Además, lloverá en buena parte de la Península, salvo en la Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía oriental. También podrían caer algunas gotas en Baleares. Las lluvias serán fuertes, persistentes y acompañadas de tormenta en Galicia, y también pueden ser intensas en el Cantábrico y zonas montañosas del interior peninsular. Las temperaturas bajarán, al rolar el viento del suroeste al oeste. Habrá heladas en zonas de montaña y la cota de nieve se situará al final del día en los 1.000 metros en el centro y la mitad norte peninsular. Sin embargo, las temperaturas subirán algo más en zonas del sureste peninsular, porque los vientos del oeste llegan recalentados, con lo que los termómetros podrían alcanzar los 22/24º. Hortense abandonará España el sábado, día en que llegará otra borrasca, que también producirá vientos intensos y lluvias, salvo en el área mediterránea y más fuertes en Galicia, área cantábrica y entornos del Pirineo aragonés y del Sistema Central. De momento, no tiene nombre pero, de profundizarse, sería Ignacio.







Más información

Lo más visto en...

Top 50