Interior fletó de urgencia tres barcos para expulsar a 120 argelinos en situación irregular

Argelia se ha convertido en el principal punto de origen de pateras hacia la Península

Inmigrantes de origen argelino rescatados por Salvamento Marítimo, a su llegada al puerto de Motril (Granada), el pasado mayo.
Inmigrantes de origen argelino rescatados por Salvamento Marítimo, a su llegada al puerto de Motril (Granada), el pasado mayo.ALBA FEIXAS (EFE)

El Ministerio de Interior fletó por el procedimiento de emergencia tres barcos para expulsar, durante la primera semana de diciembre, a cerca de 120 argelinos en situación irregular, según confirman fuentes del departamento de Fernando Grande-Marlaska. Los barcos salieron del puerto de Alicante con rumbo a la ciudad argelina de Orán y cada uno transportó a 40 inmigrantes junto a una escolta policial de aproximadamente 80 agentes de la Policía Nacional. La contratación de las naves costó en total al erario 200.000 euros, IVA incluido, según se detalla en la documentación de la adjudicación a la que ha tenido acceso EL PAÍS, y en la que se deja abierta la posibilidad de alquilar en el futuro más embarcaciones para ejecutar repatriaciones.

Argelia es, en la actualidad, el principal emisor de inmigración irregular con destino a la Península. Según destaca Interior en el documento en el que justificaba la urgencia en la contratación de las naves, en los primeros once meses de este año se habían registrado 10.930 llegadas procedentes de este país magrebí —la cifra más alta desde 2009, primer año en el que recopila datos la agencia europea de inmigración Frontex— frente a las 3.559 en el mismo período de 2019.

“Por su ubicación geográfica, Argelia es un país clave para las rutas empleadas por las redes de crimen organizado dedicadas al tráfico de inmigrantes que llegan a España, lo que convierte a ese país no solo en país de origen de inmigrantes, sino también en país de tránsito”, reza el documento. Con la readmisión de los inmigrantes expulsados en los tres barcos, Argelia se convierte en el tercer país, tras Marruecos y Mauritania, que acepta repatriaciones pese del cierre de las fronteras provocado por la crisis sanitaria del coronavirus.

“Conscientes de la importancia de estrechar los lazos para reforzar la cooperación entre ambos países para luchar contra las redes de crimen organizado que contribuyen a la inmigración irregular, tanto el ministro del Interior como la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación [Arancha González Laya] se han desplazado a Argel este año 2020, reforzándose igualmente la cooperación a nivel operativo entre Policía Nacional y Guardia Civil y sus homólogos argelinos”, añade el documento. Grande-Marlaska viajó a Argel a comienzos de agosto para reunirse con el presidente del país, Abdelmadjid Tebboune; su homólogo, Kamel Beldjoud, y con el titular de Asuntos Exteriores, Sabri Boukadoum. Entonces, el ministro ya anunció “nuevas vías de cooperación” con Argelia para hacer frente a la inmigración irregular.

En este sentido, Interior recalca en el documento de licitación que “las gestiones políticas realizadas, que han sido necesarias en un contexto marcado por la pandemia, han posibilitado una misión de identificación de carácter extraordinario [Argelia envió funcionarios a documentar a sus nacionales para proceder a su expulsión] y el compromiso de las autoridades argelinas para su desarrollo y la readmisión de los inmigrantes irregulares argelinos llegados a España”. Y añade que “el cierre de las fronteras y la ausencia de transporte regular” es lo que ha hecho necesario la contratación por el procedimiento de emergencia y “de manera inmediata” de los tres ferris utilizados.

Interior pagó 200.000 euros por los viajes de ida y vuelta de los tres barcos. La empresa adjudicataria ha sido la naviera Transmediterránea por ser la única que en ese momento tenía “disponibilidad y la capacidad logística necesarias para ejecutar” el mismo, según se recoge en el documento de formalización del contrato que firmaron el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, y un directivo de la compañía. Interior deja abierta la puerta a futuros alquileres de barcos “de persistir en el tiempo” las llegadas de argelinos a las costas españolas. No obstante, señala que en ese caso utilizará “los procedimientos de contratación ordinarios contemplados en la Ley de Contratos del Sector Público”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El aumento de pateras en la ruta que conecta Argelia con las costas españolas es motivo de preocupación para las autoridades europeas desde 2019. “Teniendo en cuenta el patrón estacional de esta nacionalidad en particular, es probable que el aumento continúe y deben tomarse medidas”, rezaba un informe interno de la Comisión Europea elaborado en octubre de aquel año. La emigración desde el país magrebí tiene como destino principal las costas de Murcia, Baleares y Alicante. Según datos de Frontex, la agencia europea de fronteras, en julio desembarcaron en España 1.525 inmigrantes irregulares procedentes de Argelia. La cifra se mantuvo prácticamente igual en agosto (1.520), para dispararse en septiembre (2.000) y octubre (1.999).

Sobre la firma

Óscar López-Fonseca

Redactor especializado en temas del Ministerio del Interior y Tribunales. Llego a EL PAÍS en marzo de 2017 tras una trayectoria profesional de más de 30 años en Ya, OTR/Press, Época, El Confidencial, Público y Vozpópuli. Es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS