El PP vasco avisa a Génova: el líder debe elegirse en Euskadi

La líder interina de los populares vascos asegura, tras el descalabro electoral, que "las excusas llevan a la autocomplacencia"

Pablo Casado saluda al candidato del PP a lehendakari, Carlos Iturgaiz, este miércoles en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido.
Pablo Casado saluda al candidato del PP a lehendakari, Carlos Iturgaiz, este miércoles en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido.Ricardo Rubio / Europa Press

“Las excusas llevan a la autocomplacencia”, declaró este miércoles la líder interina del PP vasco, Amaya Fernández, a su llegada al Comité Ejecutivo Nacional del PP. Poco antes,tanto el candidato, Carlos Iturgaiz, como el presidente del partido, Pablo Casado, habían atribuido el descalabro electoral —se dejaron, en coalición con Ciudadanos, casi la mitad de los votos de 2016 en solitario— a la baja participación y al papel de Pedro Sánchez como “agente electoral de Bildu”.

Fuentes de la dirección nacional del PP aseguraron la noche electoral que se disponían a “tutelar” la reconstrucción del partido en Euskadi con Iturgaiz al frente. Pero la formación vasca, que ya presionó hace meses a Casado para que confirmara a su líder, Alfonso Alonso, como candidato, lanzó este miércoles un aviso a la cúpula popular desde su cuartel general de Génova. Preguntada por si Iturgaiz debe pilotar el PP vasco, Amaya Fernández dijo: “Esa decisión la tenemos que pensar en Euskadi y entre todos. Cuando llegue el momento pensaremos quién es la persona más adecuada. Deseo que lo hagamos desde Euskadi”.

No solo eso, la líder interina de los populares vascos mencionó un tabú en Génova, la convención que Alonso convocó en septiembre de 2019 para marcar un “perfil propio” con una apuesta por el foralismo en un momento en el que la dirección nacional abrazaba ideas recentralizadoras. “Insisto en la necesidad de volver al espíritu de la convención, y una vez que fortalezcamos ese proyecto pensaremos en qué persona puede hacerlo más creíble para recuperar la confianza en el PP vasco”.

“Como si solo se hubiesen quedado en casa los votantes del PP”, bromeaba un miembro de los populares vascos sobre el análisis de Génova de los motivos del descalabro electoral. Casado negó que parte de sus votos se hubieran ido al PNV y auguró que Sánchez también daría alas al independentismo en las elecciones catalanas, aún sin convocar. En la misma línea, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, calificó los resultados de las elecciones de “dramáticos” por el ascenso del nacionalismo. “En cuatro años, Galicia puede acabar fagocitada por el nacionalismo”, dijo el lunes. En cuanto a la moderación, depende de dónde se ponga el listón, añadió este miércoles, porque no es moderado que haya “presos de ETA” en el Parlamento vasco, refiriéndose a Bildu.

Más información

Lo más visto en...

Top 50