elecciones gallegas 2020

Gonzalo Caballero: “Feijóo es el PP que devora lo público con piel de cordero”

El candidato socialista acusa al presidente gallego de "mentir" sobre la gravedad del rebrote de la pandemia para ir a las urnas a toda costa

Gonzalo Caballero, candidato del PSdeG-PSOE, en la Alameda de Santiago de Compostela.
Gonzalo Caballero, candidato del PSdeG-PSOE, en la Alameda de Santiago de Compostela.OSCAR CORRAL / EL PAÍS

El PSdeG-PSOE afronta las elecciones más inciertas con un candidato acostumbrado a persistir y dar la sorpresa. Gonzalo Caballero (Ponteareas, 45 años) llega al 12-J tras instaurar en el partido una paz interna inesperada e impulsado por varios resultados históricos en los comicios de 2019. Los sondeos pronostican que no logrará hacer caer el reinado de Alberto Núñez Feijóo (PP), el político más resistente de España. Pero él avisa de que su perseverancia no tiene nada que envidiar a la de su líder nacional, Pedro Sánchez: “Yo también podría escribir mi manual de resistencia. Feijóo se va a llevar el domingo una sorpresa”.

Pregunta. ¿Se dan las condiciones para votar con garantías en toda Galicia?

Respuesta. El pasado sábado Feijóo decía que el rebrote de A Mariña estaba controlado y al día siguiente tuvo que confinar a 70.000 gallegos. Hoy el número de contagiados en esa comarca es más alto que el que existía en toda Galicia el 13 de marzo cuando se decretó la emergencia sanitaria. Galicia necesita un presidente que no les mienta. Si yo fuera presidente ya habría reunido a todos los partidos para consensuar un aplazamiento de las elecciones en A Mariña.

P. Sostiene que Feijóo convocó las elecciones durante la pandemia para desmovilizar a la izquierda. ¿Lo ha logrado?

R. En marzo avanzábamos hacia una derrota del PP porque se percibía una movilización progresista masiva pero la pandemia lo cambió casi todo. El PSdeG tuvo una posición leal que Feijóo aprovechó para utilizar todos los resortes del poder en una campaña de promoción personal y de confrontación contra el Gobierno de España. El electorado progresista se está reactivando cada día que pasa de forma más intensa. Por eso Feijóo quiere elecciones ya.

P. El PP defiende que la Xunta se anticipó al estallido de la pandemia.

R. Feijóo fue un irresponsable al pedir la retirada del estado de alarma siguiendo la línea de confrontación de Casado. Desgraciadamente, como el resto de los Gobiernos, no tuvo la capacidad de anticiparse a esta crisis. Declaró el estado de emergencia sanitaria después de escuchar en televisión a Pedro Sánchez anunciando que iba a decretar el estado de alarma. Dos días antes estaba reunido en Ferrol con 500 personas en un acto electoral. Y una semana después cesó una jefa médica del hospital de Vigo por usar mascarilla. El control de la pandemia en Galicia se deriva de que el virus llegó con 15 días de decalaje con respecto a otras comunidades. Feijóo construye un relato falaz.

P. Una mayoría de gallegos asegura desde hace años en las encuestas que quiere un cambio pero no se materializa cuando se abren las urnas.

R. En las elecciones de 2019 hubo un cambio estructural en los resultados electorales de Galicia. En las tres convocatorias se detectó una mayoría social de progreso y el PSOE obtuvo unos resultados históricos. En noviembre, el 55% de los gallegos votaron por fuerzas progresistas y solo un 44% por las tres derechas. Esa es la razón por la que el PP quiere ir a las urnas de puntillas, con un perfil plano que le exima de dar cuentas de sus errores.

P. Mantiene que el PP de Pablo Casado es más parecido al PP gallego de lo que parece. ¿En qué?

R. Feijóo es PP en vena. Es hijo político de Romay Beccaría y se incorporó a los altos puestos de la Administración de la mano del Gobierno de Aznar. Intenta aparentar una moderación falsa, pero en el fondo es un conservador rancio como lo era Gallardón, que hacía su mismo papel. En Galicia lo conocemos bien. Es el PP que devora los servicios públicos con piel de cordero. Ha recortado en 2.000 millones las inversiones en sanidad pública, ha privatizado residencias y en 11 años tenemos 1.000 profesores menos y se han destruido 70.000 empleos.

P. El candidato del PP evitó chocar con Vox en el debate incluso cuando negó la existencia de la violencia machista. ¿Le sorprendió?

R. El PP y Vox tienen un acuerdo escondido para gobernar Galicia conjuntamente si se necesitan los votos de ambas fuerzas. Feijóo aplaudió el pacto en Andalucía. Todo lo demás es una teatralización entre ambos para mantener el poder en Galicia entrando desde diferentes frentes. Las encuestas no han detectado la entrada de Vox en otros Parlamentos regionales. Nos preocupa mucho.

P. ¿Por qué es mejor un tripartito que una cuarta mayoría absoluta de Feijóo?

R. En Galicia hay un bloque de tres fuerzas de derechas que pactarían un tripartito si fuera necesario como lo hacen en otras comunidades. Al PP le valen las coaliciones cuando suman y le espantan cuando no suman. Los socialistas gobernamos con fuerzas progresistas en tres Diputaciones y va muy bien. Lo que el PP quiere seguir haciendo en Galicia es un problema para salir de la actual crisis económica y social.

P. ¿Qué opinión le merecen los líderes de BNG y Galicia en Común?

R. No soy nacionalista ni rupturista, soy galleguista, reformista y socialdemócrata. El único cambio posible en la Galicia actual es con una presidencia socialista en la que el resto de fuerzas progresistas sean aliados. Tengo una buena relación personal con los líderes de esas fuerzas. El PP perderá el domingo la mayoría absoluta y los llamaré para que formen parte del Gobierno.

P. ¿Le preocupa el alza del BNG? Ellos ven posible rebasar al PSOE.

R. El BNG viene de uno de los resultados más bajos de su historia y está captando parte del electorado nacionalista pero en Galicia no hay una mayoría nacionalista. Los ciudadanos gallegos tienen un componente de moderación y reformismo. Con esta estructura social no se dan las bases para que pueda haber otro cambio posible que no sea con un presidente socialista.

P. ¿Qué primera medida tomaría si llegase a ese cargo?

R. Rearmar la sanidad pública. Convocaremos 5.000 plazas estables para profesionales sanitarios. Y sentaremos en una mesa a las fuerzas políticas, sociales y territoriales para un gran acuerdo por la reconstrucción. En primera semana me sentaré con el presidente del Gobierno para la industrialización de Galicia.

P. Ganó las primarias en el PSdeG contra pronóstico y sin apoyo del aparato. ¿Le da eso ánimos para darle la vuelta a las encuestas?

R. Yo también podría escribir mi manual de resistencia y estoy convencido de que la perseverancia, el compromiso y la convicción nos va a llevar a presidir la Xunta. Feijóo se va a llevar una sorpresa y al abrir las urnas se le va a poner la misma cara que en las generales de abril del año pasado cuando el PP perdió por primera vez en la historia las elecciones en Galicia.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50