El busto de la meditadora se traslada a la Marina hasta julio

La cabeza de la falla municipal, salvada del fuego, se deposita en la antigua base del Alinghi

Vista general del traslado del remate principal de la falla municipal para ser almacenada a la espera de una nueva fecha para celebrar las Fallas 2020.
Vista general del traslado del remate principal de la falla municipal para ser almacenada a la espera de una nueva fecha para celebrar las Fallas 2020.Ana Escobar / EFE

El busto de la falla municipal de València 2020, la gigantesca meditadora que fue cubierta con una mascarilla al declararse la pandemia por el coronavirus, se ha trasladado a la antigua base del Alinghi en La Marina para aguardar a la celebración retrasada de las Fallas en julio.

Con su mensaje de esperanza Açó també passarà, el monumento diseñado por el artista Escif queda así protegido a la espera de que España supere el estado de alarma por el Covid-19. El traslado se ha completado este lunes por la mañana sin problemas técnicos, una vez desmontada la falla de Manuel Martín y José Ramón Espuig.

Se trata del busto de la meditadora, ya que el resto de la pieza que estuvo plantada dos semanas en la plaza del Ayuntamiento de València se quemó unos días después del aplazamiento de las Fallas 2020. El cuerpo fue pasto de las llamas en una insólita cremà sin público y sin ser anunciada para mantener la seguridad.

En cualquier caso, la gran falla se ha convertido en todo un símbolo de lucha, resistencia y superación contra el coronavirus, como ha destacado el concejal de Cultura Festiva y presidente de la Junta Central Fallera (JCF), Carlos Galiana.

El artista decidió ponerle una mascarilla para que el ánimo de los valencianos no decaiga hasta la nueva fecha de las fiestas josefinas, del 15 al 19 de julio. La decisión de mover el busto a la antigua base náutica se ha tomado por operatividad, ya que todas las fallas se guardan o en la Marina o en Feria Valencia.

Acaba así la primera fase del traslado de las fallas que estaban en la calle antes del aplazamiento. Cuando acabe la previsión meteorológica de lluvias arrancará la segunda, para guardar todos los 'ninots' y piezas que esperaban al fuego en los talleres.

Este operativo pretende dar respuesta a la falta de espacio de los artistas falleros, que ya preparan otros monumentos para fiestas como las Fogueres de Sant Joan d’Alacant en junio o incluso las Fallas de València 2021.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50