La crisis del coronavirus

El Ejército extiende a Euskadi su operación contra el coronavirus pese a los reparos del PNV

Los militares acometen la desinfección del aeropuerto de Bilbao suspendida el pasado martes

Agentes de la Unidad Militar de Emergencias (UME) del Ejército en el aeropuerto de El Prat de Llobregat, el pasado jueves.
Agentes de la Unidad Militar de Emergencias (UME) del Ejército en el aeropuerto de El Prat de Llobregat, el pasado jueves.David Zorrakino / Europa Press

Efectivos del Regimiento NBQ (Nuclear, Bacteriológico y Químico) nº 1 del Ejército de Tierra, con base en Paterna (Valencia), han llegado esta tarde al aeropuerto de Bilbao, en Loiu, para proceder a su desinfección. El País Vasco era la única comunidad autónoma donde las Fuerzas Armadas aún no habían empezado a actuar para contener el avance del coronavirus, pese a ser la tercera en número de contagios.

Los responsables del PNV habían puesto reparos a la intervención de los militares y lehendakari Íñigo Urkullu aseguró el pasado jueves que no era necesaria, pero el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, confirmó al día siguiente que se produciría “pronto” y la secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendía, subrayó que la reclamaban la dirección y los trabajadores del aeropuerto. La Unidad Militar de Emergencias (UME) tenía planeado desinfectarlo el pasado martes, pero al final recibió orden de dirigirse al hospital de Valdecilla, en Cantabria.

Los 12 especialistas NBQ han llegado con su material a bordo de dos helicópteros NH-90 desde la base de El Agoncillo (La Rioja) y han sido apoyados por militares del Regimiento Garellano de Bilbao, según ha informado el Ministerio de Defensa.

En Cataluña, la UME desinfectó el jueves y viernes el aeropuerto del Prat de Llobregat y el puerto de Barcelona y este domingo los militares están apoyando la instalación de un albergue para personas sin hogar en La Fira de Barcelona, a petición del Ayuntamiento de la capital catalana.

Tras reunirse con los presidentes autonómicos, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que las Fuerzas Armadas “ampliarán significativamente” su participación en la lucha contra la pandemia. En concreto, se harán cargo del traslado por vía aérea o terrestre de enfermos desde centros hospitalarios saturados a otros con camas libres; y asumirán la vigilancia de infraestructuras críticas (ya lo están haciendo en las centrales nucleares de Trillo, Cofrentes y Almaraz) para liberar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de esta tarea. Además, darán apoyo logístico al transporte y distribución de material sanitario, al traslado de personal clave a territorios extrapeninsulares y a la repatriación de españoles con dificultades para volver a casa.

En el octavo día de la Operación Balmis, que coordina las actividades de las Fuerzas Armadas para frenar la pandemia, se han desplegado 2.850 militares en 129 localidades. La prioridad han sido las residencias de mayores, varias de las cuales se han convertido en epicentros del contagio, de las que este fin de semana se han desinfectado 30 en la Comunidad de Madrid.

El Ministerio de Sanidad, a instancias de la Vicepresidencia de Derechos Sociales, ha emitido una instrucción en la que dispone que “todos los centros residenciales de España en los que esté en peligro la integridad del servicio porque se estén viendo imposibilitados, por desbordamiento de la situación o por ausencia de personal, para garantizar las medidas preventivas, sanitarias y de aislamiento […] deben informar de inmediato” para que avise al Ministerio de Defensa.

El papel de la UME en estos casos, según fuentes militares, consiste en analizar las necesidades del centro y el estado de los internos, informando a la autoridad competente, prestar auxilio urgente en caso de necesidad, desinfectar las instalaciones y facilitar información y formación al personal en materia de desinfección y prevención.

Las Fuerzas Armadas están colaborando además en la instalación de un hospital de camapaña con capacidad para 5.500 camas en el recinto ferial de Madrid (Ifema). En los próximos días, según ha confirmado Defensa, está previsto iniciar patrullas mixtas de militares y policías, siguiendo el modelo francés, para la vigilancia tanto de zonas urbanas como despobladas, incluidas áreas turísticas y fronteras.

Por otra parte, la Casa del Rey ha anunciado a traves de un tuit que el Rey ha puesto a disposición de la ministra Margarita Robles a los 1.500 efectivos de la Guardia Real, que se dedican a rendir honores y dar escolta a los miembros de la Familia Real y a los jefes de Estado extranjeros invitados a España y cuyo presupuesto corre a cargo de Defensa. El jefe del Cuarto Militar del Rey, almirante Juan Ruiz Casas, coordinará con el jefe del Estado Mayor de la Defensa, general Miguel Ángel Villarroya, la participación de la Guardia Real en la Operación Balmis de lucha contra el coronavirus.

Información sobre el coronavirus:

- Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución del coronavirus.

- Medidas clave del estado de alarma.

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Guía de actuación ante el coronavirus

- Todas las medidas contra el coronavirus en Madrid

Lo más visto en...

Top 50