Tres detenidos por disparar a una vivienda en Málaga y amenazar de muerte sus residentes

Los arrestados la emprendieron a tiros contra una casa de una céntrica barriada de la capital y, más tarde, también abrieron fuego en otra zona de la ciudad.

Efectivos de la Policía Nacional en Málaga en una imagen de archivo.
Efectivos de la Policía Nacional en Málaga en una imagen de archivo.Europa Press

La Policía Local de Málaga ha detenido a tres personas tras un tiroteo en la barriada de El Perchel, muy cerca del centro de la capital malagueña. Según fuentes policiales, los tres hombres, de 22, 31 y 32 años, empezaron a disparar contra una vivienda del barrio pasadas las dos de la mañana mientras amenazaban de muerte a sus moradores. Los agentes que acudieron a las llamadas de los vecinos de la zona se incautaron también de cuatro armas de fuego -tres pistolas y un revólver- así como 286 cartuchos. La policía cree que los tres hombres fueron los autores de otros disparos que también se escucharon anoche en la barriada La Palmilla.

Los hechos ocurrieron sobre las 2.20 de la madrugada. En ese momento, un grupo de tres personas se acercaba a una vivienda de la calle Bustamante, en El Perchel, y la emprendía a tiros contra la fachada. Entre insultos y amenazas de muerte, se definían como miembros de un clan local y pedían a los residentes en la casa que salieran de casa para enfrentarse a ellos. Quienes estaban en el domicilio se defendieron lanzándoles un ladrillo, según contaron más tarde a la Policía Local. Cuando los agentes llegaron hasta allí, encontraron varios impactos de bala.

En ese momento, una de las patrullas que se desplazaba como apoyo se cruzó con una motocicleta en la que viajaban dos personas cuya descripción coincidía con la de los presuntos autores de los disparos. Emprendieron entonces una huida por las callejuelas de la zona. Mientras escapaban tiraron una bolsa negra a la calzada, en la que los policías encontraron cuatro armas de fuego y casi 300 balas.

Mientras los agentes recogían las armas, los servicios de emergencias recibían la llamada de varios vecinos alertando de nuevos disparos, esta vez en la barriada de La Palmilla, donde hace poco más de un mes una persona fallecía por una bala perdida durante un tiroteo entre clanes. Dos dotaciones de la Policía Local se dirigieron hasta la zona. Allí encontraron a un hombre sin camisa que estaba intentando huir y que llegó a dar una patada a los agentes mientras se resistía a su detención. Los testigos declararon que era uno de los individuos que había estado gritando y mostrando un comportamiento violento en el mismo lugar que se escucharon las detonaciones.

Los otros dos implicados fueron detenidos momentos más tarde, cuando los agentes vieron a dos individuos caminando y sudando en las cercanías, corroborando que eran los mismos protagonistas de los disparos en ambas zonas de la capital malagueña. A los tres protagonistas se les imputan los presuntos delitos de alteración del orden público, tenencia ilícita de armas y amenazas graves con armas de fuego, aunque a uno de ellos se le suma también los de atentado y resistencia a agentes de la autoridad. Todos han sido puestos a disposición judicial.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50